lunes. 19.08.2019 |
El tiempo
lunes. 19.08.2019
El tiempo

La Navidad no llega al comercio, que confía aún en un remonte final

Montaje del alumbrado. J.VÁZQUEZ
Montaje del alumbrado. J.VÁZQUEZ

El puente de diciembre fue flojo para tiendas y establecimientos de hostelería porque en la ciudad solo quedaron turistas «y no muchos» ►Las principales asociaciones de comerciantes consideran que la falta del alumbrado navideño contribuyó al estancamiento de las ventas

LUGO. El puente festivo de diciembre pasó sin pena ni gloria en Lugo en cuanto a actividad comercial. Así se desprende de las estimaciones de los principales colectivos que aglutinan a una buena parte del sector servicios, el que más esperanzas tenía en estas jornadas de descanso para estimular las ventas. Todos coinciden en que, además de otros factores, la falta de alumbrado festivo jugó a la contra porque no se creó el ambiente propicio para incentivar las compras.

Según el presidente de la Federación de Comercio, José María Seijas López, el puente apenas tuvo repercusión en el balance comercial porque «lo que se vendió en el black friday y en el lunes siguiente no se vuelve a vender», apunta. Para el comercio local, la campaña navideña supone en torno al 25% o el 30% de los resultados de todo el año, explica Seijas López, quien asegura que la «fuerza de las ventas empieza a partir del día 15» porque mucha gente espera a los últimos días para realizar sus adquisiciones.

JOSÉ MARÍA SEIJAS

«Hay que trabajar juntos para que se cree el ambiente necesario y salvar lo que se pueda en el tiempo que queda»

La impresión de José María Seijas es que la ciudad se vació en el puente y eso repercutió en la actividad comercial. «Hablé con mucha gente y todos salieron a algún sitio, algunos a Vigo y otros a otras partes», indicó en alusión al tirón que están teniendo las luces navideñas de la ciudad olívica en la atracción de visitantes. Aunque no señaló directamente a la falta de alumbrado navideño en las calles lucenses como medida de estímulo, el presidente de los comerciantes sí reconoció que «el consumidor necesita estar cómodo y que se sienta la Navidad» para comprar. En este sentido, añadió que confía en que las luces callejeras estén listas para el fin de semana y, a partir de ese momento, «hay que trabajar todos juntos para que se cree ese ambiente necesario y salvar lo que se pueda en el tiempo que queda».

Seijas indica que el sector viene sufriendo meses de malos resultados, que atribuye a la meteorología y a la falta de confianza a nivel político por la incertidumbre sobre el gobierno estatal. En todo caso, señala, esta racha era imposible que se compensara en los días de puente, en que los comercios estaban autorizados a abrir el día 8, festivo, además del domingo, como todos los de este mes.

Una impresión similar se extrae de las palabras de José Luis Pérez, presidente de Lugocentrum, que señala que su percepción particular, a nivel de tienda, es que la actividad durante el puente fue «menor que en otros años».

En su opinión, «poner atractivas las ciudades» con la iluminación es un factor que puede influir en los resultados, pero hay otros, como la venta online o la competencia de los centros comerciales, que vienen contribuyendo desde hace tiempo a la caída de la actividad para el pequeño comercio. «Son muchos palos que llevamos desde hace años y es una piedra en el camino, y otra, y otra y, al final, el carro no anda». Con todo, matiza que echa de menos «tener una ciudad atractiva e iluminada desde final de noviembre, pero se me escapan los motivos de que esto no sea así».

MARTA LÓPEZ
«El balance fue malo porque mucha gente se fue de viaje y aquí no teníamos ningún aliciente para salir a la calle»

La presidenta de la Asociación de Empresarias Autónomas de Lugo, Marta López, también aporta una visión parecida del puente festivo. «El sábado abrieron muy pocas tiendas», señala y, en general, el balance de esos días fue «malo, porque mucha gente aprovechó para ir de viaje y aquí no teníamos ningún aliciente para salir a la calle».

López también hace hincapié en que el colectivo está «a la espera» de que se coloque el alumbrado festivo porque «a la vista está que mucha gente se fue a Vigo o a A Coruña en busca de ambiente navideño», apunta.

Por su parte, los asociados de Lugo Monumental, confirman que en el puente festivo la ciudad se vació de residentes. «La mayoría coincide en que apenas hubo gente de Lugo, pero sí algo de turismo, aunque no mucho», explica el presidente del colectivo, Luis Latorre. «La impresión es que fue más flojo que el año pasado, pero también es cierto que entonces había sido un día más», señaló.

Respecto a la falta de alumbrado navideño en la calle, los asociados apuntaron que «la gente comentaba que el centro se veía apagado y soso», aunque, matiza Luis Latorre, el casco histórico no depende tanto de la iluminación para atraer a los visitantes de fuera porque suele ser zona de obligada visita para los turistas.

PP. El grupo municipal del PP volvió a criticar la tardanza en la colocación de las luces y aseguró que pedirá la comparecencia de la concejala de cultura, Carmen Basadre, para que explique a el retraso en la iluminación navideña.

Los ediles populares aseguran que no participarán en el acto de encendido de las luces porque no quieren ser cómplices de lo que consideran «un insulto e un desprezo ao comercio de Lugo».

La Navidad no llega al comercio, que confía aún en un remonte final
Comentarios