Los nacimientos en el Hula aumentan por primera vez en la última década

Hasta el 25 de este mes se registraron 479, un número que no se veía desde dos años antes de la pandemia
Prueba del talón a un recién nacido en el Hula. XESÚS PONTE (ARCHIVO)
photo_camera Prueba del talón a un recién nacido en el Hula. XESÚS PONTE (ARCHIVO)

Un vistazo al saldo vegetativo de la provincia —la diferencia entre nacimientos y defunciones— suele ser desolador casi cada año. Si se observa la evolución de los últimos ejercicios, todavía más. No hay ayuntamiento en que no sea negativo. Por eso, que el Hula registre un aumento de los nacimientos es uno de esos datos que da algún motivo para la esperanza. Es más, es la primera vez en esta última década en la que se observa un incremento. 

Entre el 1 de enero y el pasado 25 de mayo nacieron en el Hula 479 niños, 71 más que en el mismo período del pasado ejercicio, cuando fueron 408. En los cinco primeros meses de 2020 fueron 445 y en ese plazo de 2019, 459; en 2018, 538 y en 2017, 551. Es decir, desde hace años, los nacimientos sufren un descenso constante y sustancial, salvo en este que parecen estar remontando. 

Es difícil saber a qué se debe ese repunte. Está claro que las previsiones iniciales que se hicieron durante el confinamiento no pudieron ser más erróneas. Entonces, se recordaban todos esos fenómenos de picos de partos registrados nueve meses exactos tras un gran apagón y se creía que más tiempo de convivencia de las parejas en sus casas propiciaría algo parecido. 

La realidad es otra. El 2020 fue un año malo, pero el 2021 —a principios de ese año tendrían que haber nacido los niños concebidos en el confinamiento— fue peor

En realidad, lo que ocurrió fue que la angustiosa realidad de la pandemia, especialmente en sus comienzos cuando no se sabía cómo se desarrollaría, seguramente tuvo un efecto disuasorio. A eso se le sumaron probablemente las consecuencias económicas y materiales. 

Siguiendo esa lógica deductiva, los lucenses consideraron en 2021 que lo peor había pasado y empezaron a ver la luz al final del túnel. De ahí ese repunte en los partos que es motivo para el optimismo. 

Al mismo tiempo también puede influir que al paritorio del Hula se estén acercando para dar a luz mujeres de otros distritos sanitarios o incluso de otras áreas. Algunas mariñanas lo hacen y también algunas mujeres de A Coruña. Pese a todo, el grueso de las parturientas lo integran mujeres para las que el de Lugo es su hospital de referencia, con lo que este pico también se observará en los censos de los municipios del centro de la provincia. 

Un fenómeno que refleja a la perfección la baja natalidad es la elección de plaza en el colegio. Frente a años pasados de verdadera angustia paterna para lograr una en el de su primera opción, estos dos últimos años han dejado vacantes en muchos centros educativos.

Tercera provincia con más edad 
Los datos provisionales del padrón del año 2021 publicados el pasado mes por el Ine revelan que Lugo es la tercera provincia con mayor edad media. Solo Zamora con 51,57 años y Ourense con 51,22 superan a Lugo, con 50,59. 

Capital cuarentona 
Si se observan los datos referidos a la capital se ve que, en ese caso, la edad media se reduce un poco, ya que es de 46,42 años. 

Seis concellos clave 
Los ayuntamientos que aportan la mitad de población a la provincia son seis: Lugo, Monforte, Viveiro, Vilalba, Sarria y Foz. 

El Concello de Lugo realizó una campaña para conseguir superar en el padrón los cien mil habitantes, por el momento sin éxito. 

Cien menos 
Son los niños que lleva años perdiendo Lugo en cada nuevo padrón, que se refleja después en la matrícula escolar.

Comentarios