miércoles. 03.06.2020 |
El tiempo
miércoles. 03.06.2020
El tiempo

Nace en Garabolos un centro de coworking para empresas

Instalaciones de Luworking. VICTORIA RODRÍGUEZ
Instalaciones de Luworking. VICTORIA RODRÍGUEZ
Luworking ofrece despachos desde 119 euros y una oficina virtual

Los espacios de coworking están ganando enteros en las ciudades. Permiten a emprendedores y pymes de diferentes sectores compartir un mismo lugar de trabajo con el fin de abaratar costes en su empinado bautismo laboral, desarrollar sus proyectos profesionales individuales y cooperar en otros conjuntos. En las últimas semanas ha echado a andar otro en la capital lucense. Se llama Luworking. Se encuentra en el barrio de Garabolos.

Luworking. VICTORIA RODRÍGUEZ​Por ahora alberga a una agencia de publicidad y a una empresa de vehículos eléctricos. En las próximas semanas se incorporará una inmobiliaria y un despacho de abogados. La coordinadora de este espacio, Jakeline Chicasaca, asegura que esta iniciativa pretende contribuir a "generar emprendimiento", "crear sinergias" para ayudar a "crecer" a los autónomos que se incorporan al mercado laboral e "incrementar la economía social y circular".

Luworking ofrece despachos de trabajo, salas de reuniones, domiciliación de la empresa y servicios, como wifi o fotocopiadora. Además los emprendedores y las pymes asentadas recibirán charlas de expertos. Su precio es de 119 euros al mes. Cuenta asimismo con una oficina virtual en la que los emprendedores se pueden alojar por 30 euros mensuales.

Uno de los emprendedores que se ha establecido hasta el momento en Luworking cuenta con experiencia laboral. David Parra es un publicista venezolano, de 45 años, que ya dispuso de una agencia en Alemania. Su especialidad es ofrecer herramientas de trabajo a los comercios tradicionales para "darse a conocer a través de las redes sociales". Su objetivo es "expandirse por toda España"

Firmas instaladas | Una ingeniera que apuesta por la movilidad eléctrica 
Laura Iglesias es una ingeniera industrial lucense, especializada en Química, que a sus 23 años de edad, ha puesto en marcha su primera iniciativa empresarial, una empresa de movilidad eléctrica, que se dedica a la comercialización de patinetes, furgonetas y coches para niños de una marca china que funcionan con electricidad. 

Esta joven emprendedora asegura que este espacio de trabajo es "una buena oportunidad" porque le permite colaborar con otras empresas y le ofrece "más facilidades económicas" para la puesta en marcha. Además, considera que tiene una buena localización porque se encuentra próximo al polígono industrial de O Ceao. 

Más puntos de recarga 
"Vamos a intentar instalar puntos de carga de los vehículos eléctricos, en calles y gasolineras. Ahora va a haber mucho auge en este sector", prevé Laura Iglesias.

Nace en Garabolos un centro de coworking para empresas
Comentarios