miércoles. 01.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 01.12.2021
El tiempo

La mujer violada dos veces al día en una casa okupa de Lugo: "Si lo denunciaba, me mataba"

El acusado, a su llegada a la Audiencia Provincial de Lugo. ADRA PALLÓN
El acusado, a su llegada a la Audiencia Provincial de Lugo. ADRA PALLÓN
La víctima, que ejercía la prostitución y declaró detrás de un biombo, asegura que el acusado tenía que ser "el primero y el último" en acostarse con ella cada jornada

La mujer a la que su pareja presuntamente violó dos veces al día durante dos semanas en una casa okupada, tras salir de prisión, declaró que seguía con su agresor "por miedo porque sé de lo que es capaz de hacer porque casi mató a una amiga mía en Valencia hace años", durante el juicio que se está celebrando en la Audiencia Provincial de Lugo.

La denunciante, que ejercía la prostitución, aseguró que durante los cinco años que convivieron le decía frecuentemente que "si lo dejaba, me iba a destrozar la cara para que nadie 'te quiera" y "si lo denunciaba, me mataba".

La mujer, que declaró tras un biombo con varias interrupciones porque se echaba a llorar, aseguró además que "tenía que ser el primero en acostarse conmigo antes de ir a trabajar y el último para ver que no me había corrido con ningún cliente".

La víctima declaró acompañada por una voluntaria de Aliad Utreia

La Fiscalía solicita 17 años de prisión en total para el acusado, un ciudadano rumano, de 41 años de edad, por un delito continuado de agresión sexual y varios de malos tratos, amenazas y vejaciones, así como 29 años de alejamiento y 25.000 euros de indemnización.

El acusado aseguró que en esas dos semanas solo mantuvo una vez relaciones consentidas en un hostal porque ella se lo pedía. Dijo que su pareja actuó por celos porque él tenía otra pareja. Aseguró que "ella hacía lo que quería, nunca le dije lo que tenía que hacer". Añadió que "nunca" protagonizó "peleas, ni insultos, ni amenazas".

El procesado también afirmó que él vivía con "gente de la calle" en la casa abandonada y que era adicto al alcohol y a los porros. 

A los 17 años de prisión que solicita la Fiscalía, el letrado de la acusación particular, ejercida por la víctima, añade otros cinco años por un delito de explotación sexual, porque la víctima dice que le obligaba a entregarle el dinero que recaudaba ejerciendo la prostitución, y eleva la indemnización a 50.000 euros. 

Por este último delito la acusación particular incrimina a un compatriota del acusado, del que dice que actuaba como cómplice, para quien pide 21 meses de prisión.

La víctima declaró acompañada por una asistenta de Aliad Ultreia, ONG que atiende a drogodependientes y prostitutas, entre otros colectivos.

La mujer violada dos veces al día en una casa okupa de Lugo: "Si lo...