martes. 27.10.2020 |
El tiempo
martes. 27.10.2020
El tiempo

La lucense que cobró un décimo perdido, a juicio por vaciar la cuenta para no devolver el dinero

Décimos de lotería para un Sorteo de Navidad de hace años. EFE (ARCHIVO)
Décimos de lotería para un Sorteo de Navidad de hace años. EFE (ARCHIVO)
El Penal 2 le había impuesto en su día una multa por apropiación indebida y obligado a devolver los 320.580 euros recibidos en 2014 por el Gordo. El fiscal la acusa ahora de insolvencia punible por sacar todo el dinero del banco

La lucense condenada por apropiación indebida por cobrar 320.580 euros de un boleto de la lotería del Gordo que había extraviado otra mujer se enfrenta a un nuevo juicio por insolvencia punible. La Fiscalía solicita cuatro años de prisión para la acusada con iniciales R.R.F., por "realizar sucesivos actos de disposición de efectivo de su cuenta bancaria con la finalidad de eludir el pago de sus responsabilidades civiles", hasta dejarla con un saldo de 4,80 euros para no devolver el dinero del premio a su dueña.

El juicio contra esta mujer por apropiación indebida se celebró en mayo de 2017 en el Penal 2 y su titular la condenó por apropiación indebida, aunque la absolvió del delito del hurto que planteaba la acusación particular -ejercida por la dueña legítima del boleto- ya que no se pudo probar que el décimo fuera sustraído. El juez tampoco creyó la versión que dio la acusada, que aseguró en el juicio que compró el boleto con el número 13.437 en una administración de lotería porque le gustan los que acaban o empiezan con 13.

Las pruebas en contra eran contundentes, ya que la dueña del boleto había comprado siete décimos correlativos del mismo número con la intención de repartirlos entre sus familiares y amigas. Detrás de cada uno había escrito el nombre correspondiente y en el que posteriormente perdió figuraba escrito a lápiz "Inés", la amiga a la que iba destinado antes de que el boleto desapareciera unos días antes del sorteo, hecho que fue denunciado.

La acusada se presentó con el mismo boleto en una sucursal bancaria una vez que supo que había sido premiado con el Gordo de ese año, 400.100 euros. Una vez descontados de manera automática los impuestos, se llevó para su casa 320.580 euros. R.R.F. había tratado de borrar el nombre, pero las pruebas realizadas por los peritos caligráficos no tuvieron problemas para detectar los trazos de "Inés", lo que permitió compararlos con la escritura de la compradora real y determinar que se trataba del mismo décimo.

La versión de la acusada, según la cual lo había comprado en la misma administración de lotería, implicaba que el boleto se hubiera perdido o hubiera sido sustraído en ese mismo establecimiento y puesto a la venta de nuevo, algo también descartado durante el juicio. Tampoco aceptó el juez que se pueda concluir que la acusada robó el billete del bolso de compradora, como defendía la acusación particular y por lo que solicitaba tres años de prisión, por lo que concluye que pudo encontrárselo tras ser extraviado. La acusada fue condenada a pagar una multa de 1.080 euros y a devolver el dinero del premio, pero supuestamente vació su cuenta para no pagar. El juicio por insolvencia punible fue aplazado este miércoles en el Penal 1.

La lucense que cobró un décimo perdido, a juicio por vaciar la...
Comentarios