Muere Aquilino González, veterano comerciante e impulsor del fútbol sala lucense

aquilino
photo_camera aquilino

Lugo perdió este lunes a uno de sus comerciantes más veteranos y conocidos, Aquilino González Álvarez, quien durante muchos años regentó junto a sus hermanas, Ángeles y Nieves, la Cuchillería Aquilino. El histórico establecimiento había sido fundado por su padre, también de nombre Aquilino, un liberal de origen castellano, perseguido durante años por su ideas y que en 1937 recaló en Lugo y montó el establecimiento. En Cuba, adonde había emigrado, había aprendido el oficio de afilador y su cuchillería adquirió pronto una gran fama y se convirtió en uno de los comercios de referencia en Lugo. Tras su jubilación, sus hijos y más tarde sus nietos tomaron las riendas del local, que permaneció abierto tres cuartos de siglo, hasta 2010.

Aquilino Gonzalez, fallecido este lunes a los 83 años, estuvo al frente de la tienda de San Pedro hasta 2001, cuando se sometió a un trasplante de hígado. Era unos de los gallegos que había sobrevivido más años a una operación de este tipo.

Con un gran sentido del humor, pasión por la historia y una gran afición a las nuevas tecnologías, fue, además, uno de los impulsores del fútbol sala en Lugo con el equipo Aquilino Celtas.

Casado con Pepita Álvarez, con quien trabajaba también en la cuchillería, es el padre de otro Aquilino más de la familia, el responsable de barreras arquitectónicas de Auxilia, un activista y luchador que ha sido su mayor orgullo.