Jueves. 20.06.2019 |
El tiempo
Jueves. 20.06.2019
El tiempo

Mueren en el accidente tres mujeres miembros de la misma familia de Lugo

Emma Pardo Vidal.
Emma Pardo Vidal.
Las víctimas se llaman Emma y son la exesposa, hija y nieta de Juan Pardo Yáñez cuyo padre, Eugenio Pardo, fue alcalde de la capital entre 1950 y 1952

La tragedia del avión de la compañía Germanwings también castigó a Lugo. Tres mujeres, miembros de la familia lucense Pardo, viajaban en la aeronave siniestrada que volaba el pasado lunes desde Barcelona rumbo a Düsseldorf (Alemania) y, como sucede con los demás pasajeros, ahora se están buscando sus restos en el lugar en el que impactó el avión, en los Alpes franceses. Hasta la zona se trasladó el exmarido, padre y abuelo, respectivamente, de las tres, Juan Pardo Yáñez, junto con uno de sus otros cuatro hijos.

Las tres mujeres se llamaban Emma. La más joven, nieta e hija de las otras dos, tenía 12 años y estudiaba sexto de Primaria en el colegio Santa Isabel, en Sant Cugat del Vallés (Barcelona), donde residía con su madre, Enma Pardo Vidal, mientras que la abuela vivía en Madrid.

El vínculo familiar de las tres con Lugo viene a través de la estirpe de Eugenio Pardo Pardo-Reguera, un coronel de Infantería, hijo de Pablo Pardo Vila (de los Pardo de Sobrado), que fue alcalde de Lugo entre los años 1950-52, sucediendo a Manuel Portela Nogueira y precediendo a Luis Ameijide Aguiar.

Eugenio Pardo tuvo ocho hijos, de los cuales viven siete. Uno de ellos es Juan, ingeniero industrial que trabajó en Renfe y cuya exmujer, hija y nieta están entre las víctimas del avión. Reside desde hace muchos años fuera de Lugo, al igual que Pablo (que fue el primer diputado socialista por Lugo y fundador del PSP), María Jesús (enfermera y residente en Girona) y Elena (que vive en Palma de Mallorca). En Lugo continúan viviendo Teresa (profesora de Matemáticas), Margarita y Antonio (extrabajador de Caixa Galicia).

Todos los hermanos nacieron en Lugo, donde suelen reunirse los veranos, en agosto, en una comida familiar. Precisamente, la última vez que dos de las tres fallecidas, Enma Pardo y su hija, estuvieron en la ciudad, fue en el transcurso de esta celebración anual, en la que se juntaba casi toda la familia.

VIAJE. Las tres víctimas volaban frecuentemente puesto que varios miembros de la familia viven en el extranjero y los visitaban periódicamente. Emma Pardo, de 47 años, había nacido en Madrid, era secretaria internacional y también por su trabajo solía frecuentar los aeropuertos, según informó Antonio Pardo, cuñado, tío y tío abuelo de las desaparecidas. "Era gente acostumbrada a los aviones. Además, una sobrina mía, hija también de mi hermano Juan, residía en Suiza y solían ir a visitarla", apuntó.

En esta ocasión, las tres mujeres viajaban a Düsseldorf para recoger al hijo mediano de Emma Pardo, que acababa este viernes en Manchester (Reino Unido) un curso de tres meses. La abuela, al parecer, se trasladó de Madrid a Barcelona en un vuelo previo con el fin de coger luego, en El Prat, el avión que resultaría siniestrado. Además de este hijo y de la niña que viajaba en el avión, Emma Pardo tenía otro hijo más.

La noticia de que estas tres mujeres se encontraban entre las víctimas del siniestro se propagó este miércoles con rapidez por toda la ciudad dado que se trata de una familia muy conocida en Lugo, pese a que muchos de sus miembros viven ahora fuera.

Mueren en el accidente tres mujeres miembros de la misma familia de...
Comentarios