Con la mochila preparada

Padres y libreros ultiman el material necesario para una vuelta al cole en la que los cursos impares de Primaria, ESO y BAC cambiarán sus currículos para estrenar la Lomloe
Jose Rábade, de la librería Balmes. XESÚS PONTE
photo_camera Jose Rábade, de la librería Balmes. XESÚS PONTE

Padres y libreros ultiman estos días los preparativos para el próximo curso, que comienza este jueves. La falta de programaciones y de libros para los cursos impares de Primaria, ESO y BAC es lo que más está preocupando a las familias, que ven el  inicio de este nuevo curso como caótico. Tanto padres de los colegios públicos como de los concertados consideran que la aplicación de la nueva ley de educación, la Lomloe, se está haciendo con mucha precipitación, lo que acaba generando inquietud entre padres, profesores y también estudiantes.

Luis Trigo, vicepresidente de la Fapa (Federación de Anpas de Colegios Concertados y Privados), califica el ambiente de estos días previos al inicio del curso como de "incertidumbre", especialmente por la falta de algunos libros.  "Faltan todavía libros pero, por otra parte, también nos preocupa su coste porque se prevé que las familias gasten un 30 por ciento a mayores en los manuales escolares. Muchos colegios tienen bancos de libros pero este año para los cursos impares no van a valer", indica.

El portavoz de los colegios concertados estima que el coste de los libros en este tipo de centros en Lugo rondará los 280 y 300 euros en Primaria, cantidad que, sumada al material escolar, elevaría el gasto a unos 400 euros por escolar.

Desde las librerías, también se constata una importante diferencia de coste de los libros entre colegios concertados y públicos. Jose Rábade, de Balmes, comenta que "el presupuesto de una familia que lleve a su hijo a un cole concertado puede pasar de los 400 euros mientras en un centro público anda por 250 porque, por ejemplo, solo compran libros de ciertas materias como Lengua, Matemáticas, Sociales o Naturales", dice.

Isabel Calvete, presidenta de la Fapacel (Federación de Anpas de Centros Públicos), habla de "caos" en este inicio del curso escolar. "Todo é unha auténtica incerteza porque as programacións da ESO están sen rematar", insiste.También denunció reducción de profesorado en los siguientes centros, según información trasladada por la CIG. "Haberá un profesor menos no Xoán Requeixo, de Chantada; outro, no CPI de Guntín; outro, no Ceip de Monterroso; outro, no Frei Luís de Granada, de Sarria; outro, no Ceip do Vicedo; dous, no colexio de Paradai; outros dous, no San Roque, de Viveiro, e catro, no IES Ánxel Fole, de Lugo", cuenta Isabel Calvete.

También pide que se ajuste el calendario escolar a las programaciones. "Esperamos que a Consellería de Cultura e Educación sexa quen de evitar que se repita o despropósito do final de curso pasado, de case tres semanas perdidas para o alumnado de Secundaria por non ter unha planificación feita".

Comentarios