miércoles. 18.09.2019 |
El tiempo
miércoles. 18.09.2019
El tiempo

A Milagrosa, una plaza complicada

Obras de peatonalización en A Milagrosa. XESÚS PONTE
Obras de peatonalización en A Milagrosa. XESÚS PONTE

El cierre de locales empieza a ser una constante y los vecinos hablan de degradación

Parece que montar un negocio en el barrio de A Milagrosa no es la mejor de las ideas. Los vecinos de la zona se han quejado en los últimos tiempos del cierre de numerosos locales y aseguran que entre los principales motivos de esta situación está, además de una peatonalización de la plaza que parece no tener fin, una alta conflictividad, sobre todo de noche, que no descansa un solo día de la semana.

Son muchos los vecinos que se han cansado de la situación y que han optado por abandonar un barrio en el que vivieron durante toda su vida. También son muchos los propietarios de negocios que han tomado la decisión de trasladarse a otra zona de la ciudad. ¿Los motivos? Un cierre al tráfico que ha degradado el día a día del barrio y una concentración de bares "con muy mala fama", según apunta un vecino, que provocan "un problema social del que el Ayuntamiento no quiere saber nada".

Las quejas se han acumulado en un cajón en los últimos meses. Las obras de peatonalización de A Milagrosa provocaron que a finales de noviembre, el Ayuntamiento recibiera hasta 14 denuncias -la mitad que recibió durante ese mes- por la alteración de la línea 5 de autobuses, una situación que provocó dificultades para realizar tareas habituales de su vida diaria a los residentes.

Las obras de peatonalización y los cambios en los buses han motivado numerosas quejas vecinales en los últimos tiempos

Otra de las situaciones que han provocado alarma vecinal es la presencia de okupas, una situacion que obligó a varios residentes y propietarios de negocios a optar por la colocación de puertas antiokupas. En el número 126 de la Rúa Camiño Real se puede ver un acceso de estas características. No pueden ser manipulados desde fuera, no tienen manilla y solo cuentan con un cerradura especial.

APERTURAS Y CIERRES. No solo el cierre de algunos negocios han generado indignación en el barrio. También la apertura de algunos locales "conflictivos", según apuntan varios vecinos, han motivado que alcen la voz en los últimos meses. El último caso es el café bar Deluxe, situado en Camiño Real, y que hace un año ya provocó quejas de los vecinos durante su primer fin de semana de funcionamiento. "Le llegan 800 denuncias y cuando ya no pueden más, cambian de razón social y vuelven a abrir. Ahora, sin ir más lejos, se encuentran en pleno proceso de apertura con otro nombre", dice uno de los vecinos más hartos de esta situación. "Montan pollos hasta las 3 de la mañana y es imposible dormir. Yo tengo tres hijos pequeños y la situación es insostenible. Además, hace ya dos meses que solicité una cita con la alcaldesa pero me hace ningún caso", asegura.

La librería de la Praza da Milagrosa. J. VÁZQUEZ

Librería que cerró en A Milagrosa. J. VÁZQUEZ

Este vecino, residente en Camiño Real, explica que en el barrio existe una "alta concentración de bares conflictivos", y que es una situación "objetiva, porque han sufrido redadas cada muy poco tiempo". Este residente, que prefiere conservar su anonimato, también asegura que la mayoría de estos locales carecen de autorización para tener aparatos emisores de música. "Lo que hacen es poner la música en la televisión a todo volumen y cuando llamas a la Policía te dicen que no pueden hacer nada".

Una pastelería y una pescadería decidieron cerrar sus puertas en las últimas semanas. "Cuanto más se van, más bares de este tipo abren y más problemas sociales y de convivencia existen", reconoce el indignado vecino. "No sabemos ya qué hacer. En todos los sitios echan balones fuera. Además hicieron obras ilegales durante el verano y pidieron el permiso varios meses después. Estamos ante una situación límite".

Frutería cerrada en A Milagrosa. J. VÁZQUEZ

Frutería cerrada en A Milagrosa. J. VÁZQUEZ

A Milagrosa, una plaza complicada
Comentarios