sábado. 06.06.2020 |
El tiempo
sábado. 06.06.2020
El tiempo

Las mil y una maneras de vivir confinados

Un ganadero de Locai, en el municipio de Lugo, pastorea sus vacas. XESÚS PONTE
Las tareas domésticas combinadas con el estudio, los juegos, el ejercicio físico y otro tipo de aficiones como la lectura o el dibujo configuran la jornada diaria de muchos de los niños lucenses en esta inédita cuarentena en casa

¿Quién dijo que estar en casa era aburrido? En estas circunstancias que vivimos, no queda otra más que buscar alternativas para entretenerse y pasar el día entre cuatro paredes de la mejor manera posible. Si esto puede resultar hasta un poco estresante para un adulto, vivir sin salir de casa lo es mucho más para los más pequeños que, aunque tienen deberes, dejan de ir al colegio para dedicarse a otras actividades que el resto del año tienen olvidadas.

Generated by  IJG JPEG LibraryEstando en casa día y noche no queda otra que ocuparse, al menos en algunos momentos, de las tareas domésticas, esos pequeños trabajos cotidianos que, en muchos casos, no existen para los niños el resto del año.

El confinamiento trajo también esto: la oportunidad de compartir tareas domésticas en familia. Y en eso andan Ricardo y Manuel Torres González, dos hermanos de 7 y 10 años que no dudan en echar una mano en casa en estos días de reclusión realizando distintos tipos de trabajos como, por ejemplo, limpiando el polvo o los cuartos de baño, cocinando o, incluso, segando la hierba del jardín.

"De todo lo que hago en casa, lo que más me gusta es cocinar sobre todo . Sé hacer tortitas, galletas y otros postres. También me gusta pasar la aspiradora y la fregona, era algo que nunca había hecho pero me fui adaptando. Lo peor es aclarar la espuma cuando se limpia el baño", indica Manuel.

Pese a que hay tiempo a todo, incluso para el aburrimiento, los chavales están concienciados de que hay que quedarse en casa

JUEGOS. Las tareas domésticas y los deberes ocupan las mañanas de estos niños. Las tardes las dedican al juego y al deporte. "Llevo bastante bien la cuarentena. Por la mañana, hago deberes y estudio. Por la tarde, hago deporte, pasatiempos y también nos divertimos todos en familia. Para mí, la cuarentena es necesaria porque, como el coronavirus está ahí, debemos quedarnos en casa para que no nos contagiemos y acabar con él cuanto antes".

Además de echar una mano en casa, Manuel también pasa momentos con la familia, con la que comparte varios juegos. "Con la familia, jugamos yo y mi hermano al pilla pilla, hacemos deporte, flexiones y zumba por internet, corremos por el jardín... pero también jugamos al Twister, al Cluedo, a otros juegos de mesa y al billar".

Generated by  IJG JPEG LibrarySu hermano, Ricardo, no lleva tan bien el estar encerrado, aunque también considera que es importante hacerlo para frenar la expansión del coronavirus.

"Lo llevo mal porque no podemos salir fuera. Intento pasar el tiempo haciendo deberes, una sesión para la tablet que también son deberes, ayudo a mami a hacer las cositas de casa, también juego un poquito a las maquinitas para divertirme y también hago gimnasia", cuenta este niño. 

Entre el tiempo que dedica a la diversión, Ricardo destaca, sobre todo, el tiempo que pasa con un juego de Harry Potter

"Me gusta mucho ese juego pero también el otro día terminamos de montar un Lego de Lala X, de Star wars. El coronavirus está infectando a mucha gente así que creo que, para que no nos contagien ni contagiar nosotros a nadie, es importante quedarse en casa ahora", explica. 

"Es una guerra que tenemos que ganar quedándonos en casa para que se extinga el coronavirus", dice Alejandro

Alejandro Maseda González, de 6 años, está llevando mejor de lo que pensaba, en un principio, la cuarentena porque la está viviendo con sus primos y, de esta forma, los ratos de juego son bastante más divertidos. 

"Llevo bien la cuarentena porque estoy con mis primos y estoy más feliz que si estuviese solo. Lo que sí creo es que hay que quedarse en casa porque si no contagiamos a la gente", dice. 

Lo que más le gusta de estos días de cuarentena a Alejandro es, sobre todo, jugar a las maquinitas, aunque también dedica un tiempo al trabajo. "Lo que más me gusta es jugar a las máquinas en la cuarentena pero también hago los deberes por la mañana. Es una guerra que tenemos que ganar quedándonos en casa para que se extinga el coronavirus". 

Generated by  IJG JPEG LibraryAdemás de los juegos, los deberes, el deporte y las tareas domésticas, también hay tiempo para las actividades creativas. Jesús Novo Zapico, de 10 años, dedica parte de sus horas a la pintura. "Llevo bien la cuarentena. Intento hacer cosas diferentes todos los días. Por ejemplo, hoy estuve pintando un cuadro y lo tenemos, más o menos, acabado. Creo que es importante no salir de casa para no contagiar a la gente mayor que está enferma, como mi abuelo". 

ORGANIZACIÓN. En otros casos, los chavales se organizan el día con un horario para tratar de no tener nunca ningún hueco libre y así sobrellevar mejor el exceso de tiempo casero. Ese es el caso, por ejemplo, de Silvia Vázquez Rodríguez, de 11 años. "Polas mañás, fago os meus deberes, iso antes de nada. Pero tamén fago algo de deporte porque é imprescindible para a nosa saúde e, ademais, xogo coa miña cobaia e doulle de comer", indica. 

Generated by  IJG JPEG LibraryPese a ello, Silvia reconoce que la cuarentena también le permite, en ocasiones, aburrirse. Aun así, sabe cómo salir del paso. "Ás veces, abúrrome un pouco pero fago cousas divertidas que me entreteñen: moitas veces vexo Netflix e pásome algunhas horas vendo películas ou series. De todos os xeitos, creo que é moi importante facer a cuarentena para así estar todos sans e que haxa moitos menos afectados", señala Silvia, que se grabó un vídeo explicando su rutina diaria y concienciando a niños y a mayores de la necesidad de cumplir la cuarentena y de quedarse en casa.

Las mil y una maneras de vivir confinados
Comentarios