Miércoles. 14.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 14.11.2018
El tiempo

Lara Méndez reforma su gobierno con la entrada de Rosana Rielo y Núñez

El área que dejó Grandío no generaba interés, pese a que es una de las que mejor funciona

La alcaldesa, Lara Méndez, firmó este lunes la primera reorganización de su gobierno, motivada por la dimisión de Juan Carlos González Santín y José Manuel Díaz Grandío, y no solo incluye cambio de personas sino también un reajuste de la organización municipal.

El portavoz del gobierno y concejal de medio rural, Miguel Fernández, suma el área de deportes, que en la estructura inicial formaba parte de la concejalía de infraestructuras urbanas, asignada a José Manuel Díaz Grandío.

Fernández lleva ya varios fines de semana participando en actos deportivos, por lo que alguna gente daba por hecho que se iba a hacer cargo de ese departamento. Sin embargo, ese no era el plan de la alcaldesa, que siempre defendió que la organización municipal se había realizado en función de las necesidades del Concello y de su operatividad, y no en función de los políticos, y era reacia a modificarla.

La marcha de Santín y Grandío se produjo al tiempo y les sustituyeron Rosana Rielo y Manuel Núñez, que ya formaron parte de gobiernos anteriores. Sin embargo, ambos compatibilizarán la labor pública con la privada -Rielo trabaja en una entidad financiera y Núñez dirige el colegio Menéndez Pelayo- y eso limitará mucho su trabajo en el Concello. Deportes es, además, un área muy exigente, ya que cada fin de semana hay multitud de torneos, y Grandío dejó el pabellón muy alto, una circunstancia que puede verse como un inconveniente o como una ventaja, ya que es una concejalía perfectamente engranada y sin grandes problemas.

DEMORA. Pese a ello, ninguno de los dos nuevos concejales tenía interés en ese departamento, razón por la que su entrada en el gobierno se demoró casi tres semanas. Ambos tomaron posesión como concejales en el pleno del 26 de noviembre y Méndez no firmó el decreto de reorganización del gobierno y de asignación de funciones hasta el lunes.

Los cometidos de los dos nuevos concejales tampoco son los previstos inicialmente. Será Núñez quien se ocupe de infraestructuras urbanas y educación, área esta última que antes formaba parte de concello y ciudadanía, de la que se hace cargo Rielo.

Así, el concejal será el responsable de las guarderías, la escuela de música, el parque infantil de tráfico y todos los centros y equipamientos educativos, a la vez que de las obras en vías y locales del ámbito urbano, iluminación pública y ciclo del agua, entre los principales cometidos.

Rielo, por su parte, será la responsable de atención a la ciudadanía, presupuestos participativos, sanidad y protección de la salubridad pública, transporte público y tarjeta ciudadana, estadística y padrón, mercados, cementerio e informática y modernización administrativa.

Los dos, pero muy especialmente Núñez, asumen áreas muy grandes, como todos los compañeros de partido, debido al reducido equipo de gobierno con el que cuenta la ciudad.

Núñez compatibilizará la labor docente con un área muy grande y complicada, que incluye obras urbanas, infraestructuras y agua

Lara Méndez reforma su gobierno con la entrada de Rosana Rielo y Núñez
Comentarios