Los médicos ven deseable pero "inviable" eliminar las guardias de 24 horas por falta de personal

Consideran la escasez de las plantillas el principal impedimento para aplicar esa medida, que algunos temen que implicase una reducción sustancial e inasumible del salario que perciben
Personal de Uci del Hula atendiendo a un paciente con covid durante la pandemia. AEP
photo_camera Personal de Uci del Hula atendiendo a un paciente con covid durante la pandemia. AEP

La ministra de Sanidad, Mónica García, anunció recientemente que estudiará, a lo largo de esta legislatura, la eliminación de las guardias médicas de 24 horas. García -médica a su vez y con una especialidad con guardias especialmente complejas: intensivista- ya se había mostrado partidaria de prescindir de ellas antes de recibir la cartera. Una petición registrada en change.org con más de 87.000 firmas y un escrito remitido por la sección de médicos jóvenes de la Organización Médica Colegial (OMC) apoya esa medida, que la totalidad de facultativos consultados por este diario ven deseable pero imposible de aplicar.

"Ahora mismo con el déficit de médicos que hay, de manera llamativa en algunas especialidades, es inviable", asegura el presidente del Consello Galego de Colegios Médicos, Eduardo Iglesias, que es también presidente del lucense. "Por supuesto vemos muy positivo que se intente mejorar el trabajo y la calidad de vida de los médicos", apunta, pero añade que "si se quitan las guardias de 24 horas y cubres por turnos, las plantillas no van a llegar".

Recuerda también que la edad media de los médicos en Galicia es de 54 años; es decir, un año antes de poder solicitar la exención de las guardias. Es decir, tampoco en los próximos años será posible un cambio de tal calibre en un sistema que se tiene que enfrentar en una década a una avalancha de jubilaciones.

Laura Coto, traumatóloga del Hula, trabaja en un servicio en el que por falta de personal suele hacer entre 6 y 7 guardias de 24 horas al mes, en vez de las 4 que en realidad le corresponderían. "Por regla general sí puedes dormir al menos 4 horas porque los casos llegan con más frecuencia por la tarde o a primera hora de la noche que de madrugada, pero sí que son cansadas", explica. Ella sería partidaria de su eliminación siempre que no supusiera 2repartir ese tiempo entre turnos e ir más días al hospital".

Ese es el temor de muchos, que se cambien por turnos de 12 horas, lo que dudan que ayude a conciliar, ya que implica que, si se hiciera de 8 de la mañana a 8 de la noche, no se incluiría descansar al día siguiente.

"Quizás habría que probar a aplicar un cambio y observar de qué manera se puede hacer mejor", apunta Sabina Casalderrey, residente de tercer año de Medicina de Familia y que, por tanto, está obligada a hacer una guardia de 24 horas al mes en el PAC o en Urgencias. "Yo lo llevo bien porque son guardias pesadas pero asequibles porque en nuestro caso es solo una al mes", señala esta médica, que también hace otras cuatro de 17 horas.

MODELO. "No creo que se puedan eliminar sin cambiar de forma global el modelo, la gestión del trabajo y de los recursos humanos", estima Juan Carlos Piñeiro, internista del Hula, que hace cuatro de estas guardias al mes. "Es una demanda de los médicos jóvenes y que responde a otra concepción del trabajo, con más interés por la conciliación. Me parece importante que se hable de esto, que se contemplen nuevas medidas, pero no creo que se pueda aplicar tal y como se trabaja ahora mismo en España, resultaría muy complejo y, desde luego, imposible de llevar a cabo en un mandato", cree.

Todos los consultados -también otros cuatro médicos del área lucense que no han querido ser identificados- admiten que el sueldo de un facultativo español descansa en gran medida en el cobro de guardias y que son muy heterogéneas. No es igual de intensa una en Urgencias que en un PAC rural y aislado y tampoco cobra lo mismo un médico que otro. Un especialista del hospital que haga hasta cinco guardias, puede cobrar por 24 horas, a partir de esa quinta, 888 euros, por ejemplo.

Eliminar las guardias y sustituirlas por turnos de 12 horas implicaría, creen, una reducción salarial asegurada. No solo porque los turnos no se cobran por horas y por tanto uno de 12 no se pagaría como la mitad de una guardia de 24, sino porque se relaciona con otros complementos como el de nocturnidad.

Comentarios