Una medalla histórica

Dos alumnos del Politécnico consiguieron la primera presea para este centro lucense en los SpainSkills, los juegos olímpicos de la FP

Carlos Fernández, Carlos Victorio Álvarez y Andrés Díaz, en el aula tecnológica del Politécnico. GUILHERME DA SILVA
photo_camera Carlos Fernández, Carlos Victorio Álvarez y Andrés Díaz, en el aula tecnológica del Politécnico. GUILHERME DA SILVA

Andrés Díaz López y Carlos Fernández Rodríguez se colgaron del cuello la única medalla con acento lucense de las nueve que obtuvo Galicia en los SpainSkills, considerados los juegos olímpicos de la Formación Profesional, que se celebraron a finales de la semana pasada en Madrid.

El orgullo fue por partida doble para estos jóvenes de Lugo porque además de lograr la medalla de plata en la categoría de Sistemas Robóticos Integrados, es la primera vez en la historia que unos alumnos del CIFP Politécnico consiguen una presea en estos campeonatos nacionales. Se quedaron así a un peldaño de clasificarse para disputar los europeos.

"Supuxo un orgullo e unha satisfacción enorme", afirma Carlos Fernández, de 22 años. "Fue una gran sorpresa, ya que fue una competición difícil, y a la vez una gran alegría", agrega Andrés Díaz, de 21.

Su tutor, Carlos Victorio Álvarez, destaca precisamente el nivel "muy alto" de esta competición, que reúne a "cracks" llegados de todas las comunidades autónomas, y atribuyó a la labor de "equipo" el éxito de ambos alumnos lucenses.

La prueba, que se prolongó de ocho de la mañana a ocho de la tarde durante tres días, consistió en el lijado de varios tipos de piezas con un robot que llevaba una pulidora incorporada. Se requería una enorme templanza y tener unos nervios de acero.

"Primó tanto hacer una buena memoria y una buena descripción como una optimización para que la limpieza fuese fluida, sin movimientos bruscos, y bajo unos parámetros de seguridad", detalla el tutor de ambos alumnos.

Currículum

Andrés Díaz está realizando ahora un curso de especialización en Ciberseguridade, tras finalizar el ciclo superior de Automatización e Robótica en el CIFP Politécnico. Destaca que está "más enfocado a la industria, no tan relacionado con ordenadores y dispositivos".

Primero cursó el ciclo medio de Telecomunicacións y después, cuando se debatía para continuar su formación entre el de Robótica y el de Electricidade, se decantó por el primero porque se lo aconsejó un profesor.

Antes de incorporarse al mercado laboral a Andrés Díaz le tienta seguir con su formación con otro ciclo superior, el de Robótica Colaborativa.

Mientras, Carlos Fernández inició el pasado lunes en una empresa lucense las prácticas del ciclo superior que estudia, que concluirá en junio. Recuerda que se matriculó en este grado porque "sempre me gustou saber como se fabrican as cousas". Su intención es seguir los pasos de su compañero y realizar el curso que viene el de Ciberseguridade. "Hoxe en día é moi importante que os procesos sexan seguros porque hai máis riscos que antes", precisa este alumno.

A diario trabajan en los talleres del aula tecnológica del CIFP Politécnico. Su vicedirector, José Luis Blanco, destaca que en este espacio del centro "creamos un entorno que motiva a experimentación en innovación".