miércoles. 26.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 26.01.2022
El tiempo

Más de 2.500 lucenses siguen en Erte después de dos años de covid

La hostelería fue, y sigue siendo, uno de los sectores en los que más incidencia tuvieron los Ertes. AEP
La hostelería fue, y sigue siendo, uno de los sectores en los que más incidencia tuvieron los Ertes. AEP
En abril de 2020, había 14.291 trabajadores que cobraban esta prestación contributiva y en octubre de 2021 habían bajado un 82%

Si el año 2020 fue el del covid y los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo –conocidos como Ertes–, el 2021 que se acaba de marchar se caracteriza por la reducción considerable en Lugo del número de trabajadores sometidos a Ertes. Una reducción que, lamentablemente, no ha llegado para todos los lucenses: en el periodo de dieciocho meses comprendido entre abril de 2020 y octubre de 2021, pasó de haber 14.291 trabajadores cobrando una prestación contributiva a 2.560, según datos del Servicio Público de Empleo, Sepe. Esta diferencia en el número de trabajadores supone un descenso, en términos de porcentaje, de un 82 por ciento, lo que no deja de ser un dato esperanzador en cuanto a la crisis económica que trajo el coronavirus.

Desde que comenzó la pandemia, en marzo de 2020, el mes en que se acumularon un mayor número de trabajadores en Erte en Lugo fue mayo de 2020, con 16.164 nuevas personas en esta situación en toda la provincia. A partir de ese mes, las cifras fueron bajando hasta volver a repuntar -pero solo a 4.043 personas más- en noviembre de ese año. Tras esta subida, se registró un nuevo descenso en el número de altas durante dos meses -diciembre de 2020 y enero de 2021- para volver a subir, de nuevo, en febrero y marzo de 2021, mes en el que se registraron 5.527 trabajadores en Lugo.

El número de mujeres en Ertes en Lugo hace tres meses duplicaba al de los hombres, según los últimos datos del Sepe

A partir de ahí, el número de trabajadores en Erte en la provincia comenzó a descender de nuevo sin que, hasta el momento, se experimentase nuevas subidas, llegando a los 962 trabajadores dados de alta en Ertes el pasado mes de octubre. Del total acumulado en ese mes, 2.560 trabajadores en Erte en Lugo, la mayoría eran mujeres -1.707- frente a 853 hombres, lo que supone el doble.

GALICIA. El número de trabajadores lucenses todavía en Ertes en octubre de 2021 supone solo un 10% del total de trabajadores en esta situación en Galicia, sumando en ese mes un total de 26.120.

Asimismo, Lugo era el pasado mes de octubre (el último mes del que se disponen datos estadísticos del Sepe) la tercera provincia gallega en la que había menos trabajadores sometidos a Ertes en Galicia, solo por encima de la de Ourense, que registraba 2.393, y por debajo de Pontevedra, con 8.141, y especialmente A Coruña, que sumaba todavía 13.026 trabajadores con Ertes.

"Solo se mantienen en Erte cinco empresas de las casi 200 que tuvimos en toda la provincia"
Silvia Paredes es una de las responsables del área laboral de la gestoría Álvarez Real, una de las principales asesorías legales y empresariales de la provincia. Según explica, "en los peores momentos llegamos a tener a unos 200 de nuestros clientes con Ertes en toda la provincia. Ahora no quedarán más de cinco o seis. Y en Lugo capital, por ejemplo, solo una empresa, un comercio textil con unas circunstancias particulares".

​Estas particularidades, de hecho, afectan a la casi todas las empresas que mantienen el Erte a causa del covid, por lo que no se puede hablar de sectores determinados o características comunes, opina Paredes, que no duda en afirmar que este instrumento, además de las ayudas oficiales, "han salvado a muchas empresas en Lugo, sobre todo pequeños y medianos negocios que si ellas habrían cerrado".

El hecho de que la inmensa mayoría de las empresas hayan salido ya de los Ertes no significa, según esta graduada social, que la crisis esté superada, "porque todavía sectores que lo están pasando muy mal, como la hostelería, y no lo van a tener fácil".

Además, añade, "mucha gente está intentando reiniciar su actividad a costa de sacrificar sus ingresos".

SIN FRAUDE. También es cierto que en estos momentos las causas para mantener un Erte por covid han decaído en la mayor parte de los casos, por eso es singular encontrar empresas en esa situación sin pensar que algunos empresarios estén haciendo un aprovechamiento irregular de la situación.

Respecto a temido fraude de los Ertes de los que llegó a hablarse en algunos momentos, Silvia Paredes considera que "en Lugo, en general, no lo hubo. Esa percepción de picaresca está más ligada a medianas y grandes empresas, porque la pequeña empresa, que son la mayor parte de las de Lugo, poco pueden hacer: si tienes dos o tres o cuatro empleados, por mucha trampa que quieras hacer poco margen hay".

Más de 2.500 lucenses siguen en Erte después de dos años de covid
Comentarios