domingo. 25.07.2021 |
El tiempo
domingo. 25.07.2021
El tiempo

"Este fue el incendio industrial más grave al que me he enfrentado en mi carrera"

Marcos Araújo, gerente de la Axencia Galega de Emerxencias (Axega). JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Marcos Araújo, gerente de la Axencia Galega de Emerxencias (Axega). JAVIER CERVERA-MERCADILLO
El gerente de Axega coordinó las labores de extinción del incendio que calcinó seis naves en el polígono de O Ceao. Marcos Araújo destaca en esta entrevista la labor de todos los equipos de emergencia que colaboraron en el siniestro, así como la cooperación de empresas privadas. Los drones jugaron un papel importante en la toma de decisiones

Es el gerente de la Axencia Galega de Emerxencias (Axega) desde el 2017 y, desde su llegada a este puesto de responsabilidad, Marcos Araújo asegura que nunca se había enfrentado a un incendio industrial con unas proporciones similares al que calcinó seis naves en el polígono de O Ceao el pasado domingo, pese a que tuvo que hacerse cargo del operativo de rescate de los pasajeros del accidente ferroviario ocurrido en O Porriño en 2016, donde ostentaba el cargo de jefe de bomberos. El protagonista de esta entrevista desentraña el protocolo de intervención que siguieron todos los equipos de emergencia desplazados hasta el núcleo industrial de Lugo y alaba el profesionalismo y el esfuerzo de todos los operativos, así como el papel fundamental que jugaron los camiones cisterna cedidos por Leche Río, que surtieron de agua a los bomberos de la ciudad.

¿Cuál fue el protocolo de actuación que se siguió en el incendio que afectó a varias naves del polígono de O Ceao?
En el momento que detectamos una emergencia extraordinaria, como fue la de incendio de O Ceao, activamos el Plan Territorial de Emerxencias de Galicia (Platerga). Se activa en automático a la Agrupación de Protección Civil de Lugo, a los Bomberos, a Policía Local, a la Policía Nacional, a la Guardia Civil y a Urgencias. Más tarde son el técnico de guardia y el jefe de intervención, en este caso, la alcaldesa, que junto con el jefe de bomberos son los que valoran si se necesitan más medios. De esta forma se activa el Platerga Nivel 1, ya que la evolución era desfavorable, y se solicitan más medios del Plan de Emergencias Municipal (Pemu). En ese momento la coordinación pasa al director de operaciones, que es el director de la Axega, Santiago Villanueva.

¿Cuál fue el tiempo de reacción del personal del 112?
Desde que tenemos la primera llamada en el 112 sobre el incendio en O Ceao, que fue a las 6.38 horas, informamos en tres minutos a los bomberos de Lugo, la agrupación de Lugo y Policía Local, desde las 6.39 a las 6.42. A las 6.44 ya estaba informada Urgencias médicas. El tiempo de reacción fue muy corto.

¿Cúal es la prioridad en los incendios de grandes dimensiones?
En estos casos se necesita agua del medio más cercano al siniestro, y si vemos que la extinción adquiere un matiz superior, enviamos más medios a la zona. En este caso se acercaron las dotaciones de las motobombas de Monterroso, Chantada y Becerreá, así como las dotaciones del consorcio provincial de Vilalba y Sarria, aunque a esta última se le ordenó dar la vuelta porque ya no era necesaria su intervención. También ofrecimos dos cisternas con una capacidad de 25.000 litros cada una, así como un puesto avanzado para dotar de imágenes a los responsables de emergencias gracias a los drones del 112.

¿Fue tan relevante la colaboración prestada por el grupo Leche Rio?
Fue muy importante, cuando en unas circunstancias así te quedas sin agua, el incendio podía haber evolucionado hacia las naves colindantes, que no fue así, ya que gracias al gran trabajo de los bomberos de Lugo se contuvo. Si no llegan a estar los camiones de Leche Río, mientras no llegan las carrocetas utilizadas en los incendios forestales, el fuego se hubiera ido hacia otras naves que estaban siendo afectadas en ese momento. Una de las paredes laterales de la nave de El Progreso resultó afectada, y era justo el lugar donde estaban almacenadas las bobinas de papel utilizado en la rotativa para imprimir el diario. Y en otra naves también hubo que emplearse a fondo y con mucho cuidado, ya que una empresa de pinturas almacenaba muchos materiales peligrosos, como divolventes, que podrían arder fácilmente con el incendio. Así las cosas, Leche Río facilitó a los bomberos de Lugo dos camiones cisternas con una capacidad de 25.000 litros, cada uno, para que surtiesen a las dotaciones del flujo de agua necesario para contener el fuego.

¿Fue tan relevante la actuación de los drones del 112 para coordinar las labores de extinción?
Fueron muy útiles para que el jefe de bomberos de Lugo determinase los focos de fuego y se actuase sobre ellos. Para ello, desplazamos a la zona 4 técnicos de apoyo logístico, que también son operadores de drones. Para este caso utilizamos dos drones ligeros, ya que son más efectivos que otros de mayor tamaño en espacios acotados. Si llegase el momento, incluso podríamos arriesgar el valor de los drones para que mostrasen imágenes que nos proporcionen una información importante. Los drones nos ayudaron, con las imágenes que nos facilitaban, en la toma de decisiones y en la coordinación técnica del incendio. La tecnología también jugó un papel relevante en este caso.

¿Fue el incendio de O Ceao, con seis naves calcinadas, el más grave al que se ha enfrentado en su trayectoria profesional?
En una zona industrial sí, pero espero no tener que enfrentarme a más incendios así en mi carrera profesional, no solo por el daño que puedan causar las llamas, sino por el peligro que entrañan, no solo por los daños personales y en las infraestructuras, sino por el impacto económico que pudo tener en los puestos de trabajo de muchas personas que trabajan en las empresas afectadas por el incendio. Con anterioridad a mi actual cargo como gerente del 112, también fui jefe de bomberos de O Porriño hasta el 2017 y por ello fue el responsable de coordinar el rescate de los pasajeros del tren que descarriló en 2016, donde fallecieron cuatro personas y hubo muchos heridos. Este sin duda, tuvo un mayor impacto emocional. En otra oportunidad también colaboré en las labores de extinción del incendio de una planta de biocidas y pesticidas en el polígono de Trabanca Badiña, en Vilagarcía de Arousa, y en otro incendio que se produjo en unos astilleros en Marín.

Logística. "Se usaron más de un millón de litros de agua para la extinción"

¿Qué cantidad de agua se utilizó en las labores de extinción del incendio de O Ceao?
Durante las labores de extinción y los días posteriores al incendio se utilizaron más de 1 millón de litros de agua para sofocar el fuego. También trasladamos el semirremolque de iluminación del 112 hasta el lugar del siniestro tras solicitarlo el sargento de bomberos de Lugo, ya que dos dotaciones de bomberos y varias cisternas del grupo de apoyo logístico permanecieron en O Ceao como retén de guardia.

Galicia cuenta con una gran superficie arbolada, que cada año sufre la lacra de los incendios forestales. ¿Se ha ultimado ya el Plan Especial de Protección Civil ante emergencias por incendios forestales en Galicia (Peigofa)?A nivel forestal, la Consellería de Medio Rural cuenta con el Pradiga, y para combatir los incendios forestales, el 112 tiene el Peifoga. Entre ellos existe una coordinación y un paralelismo, no son planes separados.

"Este fue el incendio industrial más grave al que me he enfrentado...
Comentarios