Mar Vivero: "El idioma facilita la integración de los brasileños en Galicia"

Abogada especialista en Derecho de Familia y titulada universitaria en lengua portuguesa, la alfocense es la nueva cónsul honoraria de Brasil en Santiago. Cree que los flujos migratorios ayudarán a paliar en cierta medida el problema del acusado envejecimiento demográfico en España, y especialmente en Galicia. Por ello, quiere facilitar los trámites para los ciudadanos y ciudadanas brasileñas.
Mar Vivero Vizoso, en su despacho consular en Santiago. PEPE FERRÍN
photo_camera Mar Vivero Vizoso, en su despacho consular en Santiago. PEPE FERRÍN

La abogada Mar Vivero Vizoso acaba de tomar posesión de su cargo de cónsul honoraria de Brasil en Santiago de Compostela, con lo cual asume la representación del país en Galicia, tras su nombramiento el pasado 29 de febrero. La letrada con despacho en la capital gallega desde hace más de 30 años, y también en Burela, es natural de Alfoz y es  profesora y tutora del Master de Abogacía de la Universidade de Santiago, además de ponente y conferenciante en distintos foros sobre Derecho de Familia. Además, es socia fundadora de Executivas de Galicia y una reconocida profesional de la abogacía.

¿Cómo afronta este nuevo cometido de representación de Brasil?
Con mucha ilusión y un enorme sentido de la responsabilidad. Galicia es una Comunidad en la que viven muchos miles de brasileños y brasileñas y el hecho de disponer de un Consulado Honorario en Santiago de Compostela les facilita el acceso a muchos trámites burocráticos para los que necesitaban desplazarse al Consulado General a Madrid. El poder prestar un servicio que facilita la vida de las personas resulta muy satisfactorio, de hecho, en el poco tiempo que el Consulado lleva funcionando en Santiago, han sido muchas las muestras de cariño y agradecimiento que hemos recibido de los usuarios y usuarias que han acudido a realizar los diversos trámites en nuestras dependencias.

Brasil es un país con una enorme población y capacidad de desarrollo y mucha emigración radicada en España. ¿Supone una devolución tras acoger el siglo pasado a muchos inmigrantes gallegos?
La población brasileña que reside en Galicia está perfectamente integrada en nuestro tejido social. Nuestra comunidad es un lugar idóneo de acogimiento, entre otras cuestiones por que la barrera del idioma no existe y facilita la integración casi inmediata de las personas que llegan a nuestro territorio. Por otra parte, como bien dices, al ser España y en concreto Galicia una sociedad que en décadas pasadas ha emigrado en gran medida a otros países principalmente de Iberoamérica, el grado de empatía de los gallegos y gallegas con las personas que ahora recibimos puede ser mayor que en otros territorios.

La Justicia sigue siendo igual de lenta, a pesar de las nuevas tecnologías

Es una población multiétnica y, como tal, poseerá muchas particularidades que afecten también al ámbito del Derecho. ¿Qué peticiones de representación más habituales ha recibido hasta ahora?
En el Consulado Honorario tramitamos, conjuntamente con el Consulado General en Madrid, los documentos de fe de vida, alistamiento militar, solicitud de dispensa militar, poderes, información general, etc. Por lo tanto, los usuarios y usuarias que recibimos son de todas las edades, desde jóvenes de 16 años que solicitan la dispensa del servicio militar, hasta personas de edad avanzada que necesitan aportar la correspondiente acreditación para continuar percibiendo las pensiones de jubilación de la Seguridad Social brasileña.

Mar Viveiro tiene despacho en Santiago y en Burela. PEPE FERRÍN
Mar Viveiro tiene despacho en Santiago y en Burela. PEPE FERRÍN

Brasil está en proceso electoral para renovar sus alcaldes y concejales y solo en Sao Paulo viven 12,3 millones de personas, imagino que será una época de muchos trámites con el censo y el voto emigrante.
Pues sí, en estos momentos los brasileños y brasileñas necesitan tener su documentación en regla y debidamente actualizada para poder ejercer su derecho a voto y por lo tanto estamos teniendo una afluencia importante de usuarios que demandan los servicios del Consulado.

Contrasta la población de Brasil de más de 200 millones de habitantes, con el envejecimiento de la española y en particular la gallega.
Creo que nuestra sociedad, al igual que el resto de sociedades avanzadas, todavía no ha tomado conciencia del gran problema que supone el envejecimiento demográfico que deriva tanto del aumento de la esperanza de vida como del descenso de la natalidad. Parece lógico que la llegada de los flujos migratorios de otros países, como en este caso Brasil, pueda ayudar a paliar dicho desequilibrio.

Nunca hubo tantos litigios con los bancos por las cláusulas abusivas como ahora

No sé si está al tanto del drama que se vive estos días en Río Grande do Sul, casi sumergida bajo las aguas por las inundaciones. Mucha gente lo ha perdido todo y es una de las provincias que alimenta al país y tiene más exportaciones agropecuarias.
La situación está siendo totalmente dramática, las inundaciones han afectado al 80% del territorio del Estado y han sido cientos de ciudades las que han quedado totalmente sumergidas bajo el agua. Tanto la Embajada como el Consulado General de Brasil en Madrid, están llevando a cabo campañas de recaudación de fondos para ayudar a las personas damnificadas, facilitando cuentas bancarias para efectuar los ingresos desde España y la respuesta ha sido excepcional. 

Tenía alguna vinculación profesional previa con Brasil para ser elegida para este cargo honorífico? 
Pues no, salvo el hecho del conocimiento del idioma, ya que soy titulada universitaria en lengua portuguesa, lo que me facilita la comprensión y manejos de los textos y formularios legales necesarios para el ejercicio de la función consular.

Usted es especialista en Derecho de Familia, ¿cómo han evolucionado los procesos judiciales en los juzgados desde que comenzara a ejercer? 
A pesar de que llevo más de 30 años ejerciendo, los procesos en sí han cambiado muy poco, la justicia sigue siendo igual de lenta, o incluso más lenta si cabe. El hecho de la entrada de las tecnologías no ha mejorado gran cosa el funcionamiento de la Administración de Justicia, que es “la pariente pobre” de la Administración, a la que se le dedican escasos recursos. Lo que sí ha cambiado radicalmente desde mis inicios profesionales son los modelos de familia. 

El Supremo y los tribunales superiores de Justicia tienen miles de causas en fase de recurso y pendientes de sentencia

Si tuviera que destacar algún cambio social desde entonces, ¿cuál cree que ha pesado más en los últimos tiempos?
Como decía en la respuesta anterior, los modelos de familia han cambiado mucho: pasamos de la exclusividad del matrimonio canónico a matrimonios civiles, parejas de hecho, parejas del mismo sexo, familias monoparentales, familias reconstituidas…  Y si tengo que destacar algún cambio social, es el relativo a los modelos de custodia de los menores de edad. En no tantos años hemos pasado de un sistema de custodia de los hijos y las hijas que era atribuido en la mayoría de los casos a las madres, a un sistema de custodia compartida basado en la corresponsabilidad de ambos progenitores en el cuidado y atención de la descendencia. 

Qué asuntos han aumentado la conflictividad, ¿los del ámbito de la familia, aquellos testamentarios y de sucesiones?
Bueno, ahora las parejas se separan más que antes, y aunque la mayoría suelen alcanzar un acuerdo para regular las relaciones paterno filiales y patrimoniales de la ruptura, en ocasiones el consenso no es posible y terminan siendo los juzgados y tribunales los que resuelven las controversias sobre la custodia de los hijos comunes, las contribuciones a los alimentos y la división de los bienes. Pleitos de herencias existieron siempre y seguirán existiendo por mucho que se fomenten las soluciones alternativas para la resolución de conflictos.

El mundo bancario está en plena ebullición y concentración, ¿influye en los litigios? 
Nunca hubo tantos litigios contra los bancos. La normativa sobre protección de consumidores y usuarios, así como la difusión de la información relativa a los derechos que nos asisten como tales consumidores, ha dado lugar a un crecimiento exponencial de las reclamaciones bancarias en la vía judicial por las clausulas abusivas, hasta el punto de que en determinado momento tuvieron que crearse Juzgados especializados dedicados única y exclusivamente a conocer estos asuntos. 

En el consulado tramitamos desde fe de vida, alistamientos o dispensas militares, poderes o las acreditaciones para recibir aquí las pensiones brasileñas

La Justicia, ¿sigue siendo lenta?
Pues desgraciadamente sí, como dije anteriormente. Se promulgan infinidad de leyes y normativas con la finalidad de agilizar el funcionamiento de la Administración de Justicia, pero dichos cambios legislativos no van acompañados de la correspondiente partida presupuestarias, por lo tanto, al no dotar de medios humanos y técnicos suficientes, la ley sola no arregla el lento funcionamiento de los juzgados.

Se están acometiendo procesos de digitalización, ¿son positivos? ¿cómo afectan a su trabajo?
En teoría los procesos de digitalización deberían de ser positivos si se llevasen a cabo de un modo racional, e insisto, con una dotación presupuestaria adecuada. No tiene lógica que cada comunidad autónoma tenga un sistema de gestión procesal diferente (Minerva, Avantius, Atenea..) y que por lo tanto no se permita el intercambio automático de expedientes judiciales electrónicos entre todos los territorios. Falta mucho por hacer. En lo que se refiere a cómo afectan a los profesionales y operadores jurídicos, con los procesos de digitalización nos vemos obligados a estar en constante formación y adaptación continua a los nuevos modelos de funcionamiento de la Justicia, lo que lejos de suponer un escollo, es un reto cotidiano. 

¿Qué le parece el culebrón de la no renovación del Consejo General del Poder Judicial? ¿Debería importarnos más a los ciudadanos porque afecta al servicio judicial y exigir diligencia política, o es un juego de tronos político?
Sí que afecta al funcionamiento de la Administración de Justicia, ya que la no renovación empeora aún más el retraso sistémico al que me acabo de referir. Entre el Tribunal Supremo y los Tribunales Superiores de Justicia hay casi 100 plazas vacantes y por lo tanto hay miles de causas en fase de recurso pendientes de dictar Sentencia sobre temas que nos afectan a todos los ciudadanos y ciudadanas (divorcios, custodias, herencias, etc.). Sí que creo que esta cuestión debería de importarnos más.

Comentarios