miércoles. 14.04.2021 |
El tiempo
miércoles. 14.04.2021
El tiempo

Manuel Martínez: "Besteiro y Campos no estuvieron a la altura; había un pacto con Vence para eliminarme"

El alcalde de Becerreá aseguró que sus compañeros lo "traicionaron" al dejarse "chantajear" por el BNG y mostró un documento firmado por todos los diputados socialistas en el que le garantizaban que formaría parte de la junta de gobierno si apoyaba la moción de censura ► Defendió que sus reuniones con Candia fueron para conocer su postura y confesó que le debe una cena porque ella le dijo que sus compañeros lo iban engañar y él apostó a que no lo harían ► Alegará si le abren expediente, aunque insiste en que no se irá del partido

El socialista Manuel Martínez aseguró este viernes que él no es ningún "tránsfuga", sino que fue "traicionado" por sus compañeros de partido, que se dejaron "chantajear" por el BNG. El alcalde de Becerreá, que durante una hora dio su versión de la situación vivida en los últimos meses en la Diputación de Lugo, se mostró convencido de que hubo un pacto entre José Ramón Gómez Besteiro y Xavier Vence, líderes del PSdeG y del BNG, para "eliminarlo". Y dijo que ni su jefe de filas ni el actual presidente de la institución provincial, Darío Campos, "estuvieron a la altura de las circunstancias".

Y para ello se valió de un documento firmado por todos los diputados provinciales socialistas en el que le garantizaban que estaría en la junta de gobierno de la Diputación si apoyaba la moción de censura que le arrebató la presidencia a la popular Elena Candia y se la devolvió al bipartito.

En ese documento, que entregó a los periodistas, él renunciaba a ser presidente o vicepresidente de la Diputación y se aseguraba que seguiría al frente de vías y obras. También aseguró que si sus compañeros no lo hubiesen "engañado antes", no les habría hecho firmar el acuerdo, una decisión de la que ahora se alegra porque al final tuvo que emplearlo.

Sobre sus reuniones con la portavoz del grupo provincial del PP, que trascendieron tras salir a la luz unas fotografías de ambos en una gasolinera de O Corgo, Martínez aseguró que solo quedaron para conocer cómo iban a actuar de cara a citas importantes, como el pleno en el que se debatió la moción de censura en octubre o el más reciente pleno de organización.

En la sede provincial del PSOE, y arropado por numerosos vecinos de Becerreá, aseguró que Candia no le ofreció "nada extraño" y contó que ahora le debe una cena a la portavoz del grupo provincial popular, ya que ella le había dicho que sus compañeros lo iban a engañar y él le apostó a que no lo harían. También dijo que no tuvo solo esa reuniones, sino más y con más gente. 

"SIGO APOYANDO A BESTEIRO PARA LA XUNTA". Martínez aseguró que Besteiro y Darío Campos "no estuvieron a la altura", ya que se dejaron "chantajear" por el BNG, y defendió que él, que está imputado por unas obras, cumple con el código ético del PSOE y que si al final se abre juicio oral contra él se iría del partido. Por eso lamentó que le quieran "aplicar los estatutos del BNG".

Sobre el líder del PSdeG aseguró que "como persona" lo sigue "apreciando" y le va dar su "apoyo a la presidencia de la Xunta", aunque también confirmó que durante cuatro meses, desde el 24 de junio –cuando su voto particular facilitó la llegada de Elena Candia al poder– hasta el 3 de noviembre, Gómez Besteiro no volvió a hablar con él.

Tras defender que "su lealtad fue absoluta durante ocho años" hacia el secretario general socialista, lamentó que él cumpliese "escrupulosamente" todo lo pactado pero que su partido lo engañase "hasta cuatro veces".

"VOTARÉ EN CONCIENCIA". El diputado socialista reiteró que seguirá votando en conciencia y que no apoyará ninguna iniciativa del BNG en los cuatro años que quedan de legislatura. Solo se abstendrán en las cuestiones que considere de relevancia para la provincia, para que sea el voto de calidad de Darío Campos el que las saque adelante.

Finalmente aseguró que no tiene constancia de que el partido le haya abierto expediente y manifestó que si se lo abren, alegará, pero insistió en que no dejará el PSOE.

PLENO DE INVESTIDURA. Martínez criticó los "navajazos que llegan por todos los lados". En cuanto a la decisión de no votar al actual presidente de la Diputación Darío Campos como candidato a presidir el ente, el socialista reiteró que "no fue una decisión emocional". 

"Fue una decisión pensada, compartida con quien tenía que compartirla, tanto dentro del partido como fuera, y no existía nada que me condicionara salvo una situación de dignidad, coherencia y defender aquello que había defendido durante mucho tiempo", explicó.

Manuel Martínez: "Besteiro y Campos no estuvieron a la altura;...
Comentarios