miércoles. 22.09.2021 |
El tiempo
miércoles. 22.09.2021
El tiempo

Un lustro quemando rueda

Quedada en el polígono industrial de As Gándaras a principios de 2019. AEP
Quedada en el polígono industrial de As Gándaras a principios de 2019. AEP
Las carreras ilegales en As Gándaras se suceden desde 2016 y son cada vez más peligrosas. La Policía Local dice que "compiten a gran velocidad y lo hacen en paralelo, incluso en las rotondas"

Hace ya casi un lustro, en las navidades de 2016, los empresarios del parque industrial de As Gándaras comenzaron a denunciar públicamente que se estaban realizando carreras ilegales en el polígono. Los participantes escogían la Rúa B -denominada también Rúa María Barbeito- para pisar a fondo el acelerador y convertir la zona en un peligroso circuito. Corrían cualquier día, tanto fines de semana como laborables, y lo hacían incluso antes del anochecer, cuando los negocios del polígono todavía se encontraban abiertos al público.

La Policía Local no tardó en responder a las quejas de los empresarios -a las que se sumaron muchos lucenses- e incrementó la vigilancia en el polígono, logrando zanjar el problema durante una buena temporada. Sin embargo, desde hace dos años, las quedadas nocturnas entre aficionados al mundo del motor cobraron auge y el polígono de As Gándaras se convirtió en el escenario principal de este tipo de eventos, en los que llegaron a congregarse más de un centenar de vehículos.

Los participantes siempre se esforzaron en defender a los cuatro vientos que la finalidad de las quedadas era exhibir los vehículos entre los aficionados al tunning. Negaban cualquier tipo de carrera y calificaban de "hecho aislado" cada una de las infracciones que detectaban los agentes. "Solo enseñamos los coches. Nos gusta correr, pero tenemos cabeza", aseguraban.

Sin embargo, la última quedada en el polígono, celebrada el pasado viernes por la noche, no fue precisamente una exposición de turismos caracterizada por el sosiego de los asistentes. De hecho, la Policía Local -que tuvo conocimiento de la convocatoria tras su publicación en varias redes sociales- montó un dispositivo especial, con vehículos camuflados y rotulados, y acabó denunciando a 16 personas.

Los participantes en las quedadas insisten en que solo enseñan los coches, pero los agentes detectaron carreras y más infracciones

El panorama que se encontraron los agentes en As Gándaras era digno de película de acción. "Denunciamos a seis personas por conducir de forma temeraria. Circulaban a gran velocidad y lo hacían en paralelo, incluso en las rotondas, entablando claramente competiciones de velocidad. Detectamos incluso a conductores en sentido contrario", señalaron.

Los policías pusieron coto a las carreras ilegales y revisaron además varios turismos, en los que también detectaron irregularidades, "como no haber pasado la inspección técnica obligatoria, circular sin el número reglamentario de espejos retrovisores, sobrepasar en más de un 50% el número de plazas autorizadas, o circular con las placas de matrícula incumpliendo las condiciones reglamentariamente establecidas".

ALCOHOLEMIAS. En el transcurso de su intervención en As Gándaras, los agentes sorprendieron también a una conductora que circulaba al volante de un turismo bajo la influencia de bebidas alcohólicas. La joven arrojó en las pruebas una tasa de 0,72 miligramos por litro de aire espirado, casi el triple de lo permitido por ley. La chica fue imputado por un presunto delito contra la seguridad vial y la grúa municipal trasladó su vehículo al depósito de O Ceao, donde quedó inmovilizado.

Al margen de los filtros en el polígono, la Policía Local también realizó varios controles de alcoholemia en la Ronda da Muralla en la noche del sábado al domingo y denunció a cuatro conductores que dieron positivo. Dos de ellos cuadriplicaron la tasa legal. Y también arrojó una tasa de 1,14 un conductor implicado el sábado por la tarde en un accidente de tráfico en la calle Santo Grial.

Un lustro quemando rueda