miércoles. 27.10.2021 |
El tiempo
miércoles. 27.10.2021
El tiempo

DESAFÍOS POKÉMON: POKELUGARES LUCENSES

LuGO, a la caza Pokémon

Jugadores de Pokémon Go en el Parque Rosalía de Castro
Jugadores de Pokémon Go en el Parque Rosalía de Castro
Lucenses de todas las edades se han descargado la aplicación de realidad aumentada de Nintendo para móviles que ha convertido calles y lugares emblemáticos de la ciudad en un enorme campo de juego virtual

"LLEGARÉ A SER ser el mejor, el mejor que habrá jamás, mi causa es ser entrenador, tras mi gran prueba real". Así a pleno pulmón cantaba el mítico doblador ya fallecido Tony Cruz en la banda sonora de la primera película de Pokémon en 1999, conocido también por cantar ‘Hay un amigo en mí’ de Toy Story, marcando a toda una generación infantil. Diecisiete años después, "la gran prueba real" ha llegado a Lugo. 

Después de días de espera frente a otros puntos de Europa, Pokémon Go ha aterrizado en España y ha invadido parques, jardines e incluso oficinas de Hacienda de la ciudad. 

No hay ciudad en el mundo, ni jóvenes lucenses en las calles que se resistan a pasear a mediodía por la Praza Maior o Rúa Raíña para cazar a su nuevo Rattata o competir entre ellos para ser el líder de gimnasio de la Porta de Santiago en la muralla o en la Praza de Santo Domingo. 

Universitarios, estudiantes de bachillerato, empleados, niños, jóvenes y no tan jóvenes... todos son ‘víctimas’ potenciales de esta aplicación para móvil de realidad aumentada, cuyo objetivo consiste en convertirte el mejor entrenador de Pokémon, atrapando nuevas figuras virtuales o enfrentándose a retos por cualquier rincón del planeta. 

"Está bien recordar momentos de tu infancia y conocer gente", explica Isabel, una aficionada a este juego

Personas de todas las edades intentan emular a sus personajes favoritos de la serie en el Parque Rosalía de Castro y sentir la experiencia que sintió Ash Ketchum al atrapar un Caterpie en el Bosque Verde junto a su fiel e inseparable Pikachu. 

Para otros, es simplemente una excusa para salir a caminar y hacer ejercicio en verano. Es el caso de Jorge. Tiene 29 años y es estudiante de Ingeniería Industrial. Acaba de descargar la aplicación de móvil y deambula por el entorno de la catedral en busca de estos seres digitales para coleccionar. "Es un juego muy vicioso y adictivo que te hace andar y para jugar en verano, conoces a montón de gente", señala. 

Durante estos primeros días de juego, ya controla las funciones principales, aunque como él reconoce, "si buscas otros jugadores por la Porta de Santiago, te explicarán mejor cómo se juega", señala. Por ahora, está a la espera de subir de nivel para afrontar nuevos retos y desafíos. "Estoy en el nivel 4, en cuanto llegue al nivel 5 me enfrentaré al líder de gimnasio de la Porta de Santiago, que es una persona física. Tengo que seguir sumando puntos de experiencia", adelanta Jorge. En su opinión, es una moda veraniega, ya que durante el resto del año estudia. "No creo que la gente vaya por ahí con la aplicación en invierno", manifiesta. 

La Praza Maior no se salva de Pokémon Go, es muy fácil reconocer a los jugadores viandantes de la aplicación por su forma de caminar e ir mirando fijamente sus móviles sin escribir. 

Jacobo González: "Es entretenido y es diferente, no es el típico juego que juegas solo"

Es el caso de Isabel Fernández. Con 21 años, estudia un ciclo formativo de Laboratorio y está "enganchada" al juego. "Fue mi prima quien me inició, sabía que iba a salir y me lo descargué el domingo. Ya tengo un Zubat, un Rhyhorn y un Eevee, pero todavía no conseguí evolucionarlo", bromea Isabel. Para ella jugar a Pokémon Go es revivir momentos de su infancia y sentirse como Ash, Misty o Brock saliendo de Pueblo Paleta. "Está bien recordar momentos de tu infancia y conocer gente. Me encantaba la serie", señala esta joven nacida en la década de los noventa. 

Sin embargo, echa en falta algunos detalles o mejoras del juego desarrollado por la star-up de Google, Niantic Labs, para Nintendo "Todavía no tiene la opción de chatear, supongo que en las próximas actualizaciones lo habilitarán. No te consume muchos datos de móvil, pero sí gasta mucha batería", señala. 

Otros jugadores de la ciudad, por el contrario, no se esperaron a que la aplicación llegara oficialmente a España para jugar. Jacobo González, estudiante de Ingeniería Industrial en Vigo, transita por la Rúa Raíña en busca de alguna figura extraña que ‘cazar’: "Llevo esperando desde hace más de un año desde que se anunció en Estados Unidos. Me comentó un amigo que ya estaba disponible para descargar de internet, sin esperar a su lanzamiento oficial. No dudé en hacerlo", comenta mientras repasa el inventario de pokémons atrapados. Al compararlo con juegos anteriores de Pokémon, aprecia notables diferencias. "Es entretenido y es diferente, no es el típico juego que juegas solo", señala. 

No obstante, ha detectado fallos que impiden el correcto funcionamiento del juego en su dispositivo. "El GPS que usa el juego me da problemas y me cuesta divisar algunos de ellos", apunta este joven universitario. En este sentido, fallos como la geolocalización afectan directamente a su jugabilidad y algunos pokémons que solo se pueden conseguir en determinadas zonas, como un Draniti en A Mariña. 

"Viajaré a cualquier lugar, llegaré a cualquier rincón", proseguía en la letra de la primera canción. Un fenómeno global y local que está dispuesto a llevar el eslogan de la serie, ‘Hazte con todos’, por los milenarios y recónditos intramuros de Lucus Augusti.

LuGO, a la caza Pokémon
Comentarios