Lugo, tercera capital de provincia más económica para compartir piso: a 200 euros la habitación

En Barcelona se pagan de media 485 euros al mes por un cuarto, más que los 434 que cuesta alquilar un piso de 70 m² en la capital lucense
Escaparate de una inmobiliaria. EP
photo_camera Escaparate de una inmobiliaria. EP

El creciente precio de los alquileres, instalados en máximos históricos superando incluso los niveles preburbuja, hace que compartir piso haya dejado de ser una opción reservada a estudiantes para abrirse paso entre otros sectores de la población. En el último año, la oferta de viviendas compartidas se incrementó un 34%, según un informe publicado el miércoles por Idealista, que traza asimismo un mapa estatal con grandes contrastes de precios. De los 485 euros que se pagan de media al mes por una habitación en Barcelona a los 200 en Lugo, la tercera capital de provincia más barata de España, solo superada por Ciudad Real (180) y Badajoz (199).

La ciudad amurallada es, por tanto, la más económica de las capitales de provincia gallegas a la hora de arrendar un cuarto, que en Pontevedra se paga a 300 euros mensuales; en A Coruña, a 280, y en Ourense, a 250. El estudio, actualizado en base a los datos de este mes de agosto, no refleja los índices de Vigo, Santiago y Ferrol, al recoger solo las urbes que son cabecera provincial.

Abriendo el foco a nivel estatal, el ránking lo lidera la ciudad condal, con los citados 485 euros por un dormitorio, seguida de Palma (475), San Sebastián y Madrid, ambas con 450 de media.

Se da la circunstancia de que en las cuatro urbes anteriores se paga más por un dormitorio que por arrendar un piso completo de 70 metros cuadrados (m²) en Lugo y Ourense: 434 euros de media, según datos ofrecidos por el portal Fotocasa hace dos semanas, que promediaban a 6,2 euros el m² alquilado en las dos ciudades de la Galicia interior.

No son precios en absoluto económicos, aunque se quedan bajos al compararlos con el conjunto de la comunidad, donde el m² cotizaba el pasado julio a 8,5 euros de media, superando una marca que hasta ahora parecía imbatible: la del año precrisis, 2007, cuando el m² se arrendaba a un promedio de 8,4 euros en Galicia, en un ejercicio en que se batieron récords tanto en valores de venta como de alquiler antes de que el pinchazo de la burbuja, ligado a la crisis de 2008, desplomase los precios en los años siguientes.

¿Quién comparte piso?

El severo encarecimiento de las rentas en el último lustro ha llevado a que cada vez más personas contemplen la posibilidad de compartir piso, a veces por resultar esta su única opción, especialmente en las grandes ciudades como Madrid o Barcelona. El estudio publicado el miércoles por la web Idealista describe el perfil del inquilino por habitación: tiene 34 años de media, busca una vivienda céntrica y no tiene ni admite mascotas.

Además, el portal inmobiliario advierte de que la media de edad de quienes comparten piso ha ido en aumento en los últimos años, dejando de ser esta una opción típica de los universitarios. Y el futuro, con unas hipotecas cada vez más caras y sin visos de una bajada del precio de los inmuebles a la venta, no es halagüeño, a expensas, eso sí, de que la nueva ley de vivienda pueda dar sus frutos.

Comentarios