miércoles. 19.02.2020 |
El tiempo
miércoles. 19.02.2020
El tiempo

Lugo sufre al igual que otras urbes disputas y retraso de la intermodal

Representación de la futura intermodal de Lugo. AEP
Representación de la futura intermodal de Lugo. AEP
Solo Ferrol y A Coruña van por detrás de la capital lucense en este asunto. En el resto de ciudades está en obras y en Ourense hay conflicto

Como el resto de las ciudades gallegas, Lugo se sumó hace años a la tendencia de las estaciones intermodales. Como a muchas de ellas, el proyecto se le atragantó y, aunque está en vías de desbloqueo tras años en el cajón y controversias entre las administraciones implicadas que aún no están del todo solucionadas, a día de hoy sigue sin poder decirse en qué fecha los viajeros podrán apearse del bus y subirse al tren cruzando solo unos andenes.

A decir verdad, no hay estudios de cuántas personas necesitarán o querrán hacer uso de la intermodalidad en una ciudad que sigue sin llegar a los 100.000 habitantes y en una provincia donde la sangría demográfica es continua y donde los servicios de transporte público, más allá de las infraestructuras asociadas, sufren un constante deterioro al que de momento nadie pone remedio. Quizás esta es una de las razones por las que, como en otras urbes y pese a que los proyectos constructivos están licitados, sigue habiendo debate sobre la necesidad de un proyecto de este tipo. Además, este no solo cambiará la movilidad en la ciudad, sino también la trama urbana, con la desaparición de la céntrica estación de autobuses y su sustitución por una plaza.

El proyecto de la intermodal se reactivó en el anterior mandato, después de que la alcaldesa, Lara Méndez, reclamara al Ministerio de Fomento que lo retomara

En Lugo, en este momento Adif está elaborando el proyecto de la nueva terminal ferroviaria y la Xunta está a punto de adjudicar el de la estación de tren, aunque sigue sin cerrarse el convenio que delimitará las obligaciones de cada administración. El último motivo de conflicto fue por la financiación del párking subterráneo que dará servicio a los viajeros del bus y del tren.

El proyecto de la intermodal se reactivó en el anterior mandato, después de que la alcaldesa, Lara Méndez, reclamara al Ministerio de Fomento que lo retomara y sobre todo tras la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno.

En todas las ciudades las intermodales son proyectos en los que están involucradas las administraciones central, autonómica y local, y la lucha partidista, con gobiernos de distintos colores, sumada a la escasez presupuestaria, hacen que en la mayor parte de los casos haya habido conflicto en algún u otro momento.

De todas las ciudades gallegas, la obra más avanzada es la de Santiago, donde se prevé que la nueva estación de autobuses esté terminada este verano

En Ourense acaba de activarse un movimiento vecinal, al que se ha sumado el Colegio de Arquitectos, que rechaza la intermodal tal como está planteada y que había sido consensuada en 2016. La plataforma ciudadana cree que el complejo logístico separará barrios y no resolverá los problemas de movilidad y ayer mismo el alcalde defendía que la única intermodal digna pasa por un Ave soterrado, aunque a la vez se mostraba realista y veía difícil modificar el proyecto a estas alturas. Están en obras la estación de buses, el párking y la adaptación de las vías. El objetivo era que la intermodal estuviera lista para recibir los primeros trenes de alta velocidad, pero parece improbable que vaya a llegar a tiempo.

De todas las ciudades gallegas, la obra más avanzada es la de Santiago, donde se prevé que la nueva estación de autobuses esté terminada este verano. El plan también es reformar la terminal ferroviaria, pero Adif se resiste a hacerlo mientras no supere los 3,5 millones de viajeros al año.

Y si en Lugo la intermodal acumula años de retraso, más verde todavía está en A Coruña y en Ferrol

Las obras también acaban de comenzar en Pontevedra, donde simplemente se actuará en la estación de autobuses puesto que esta ya está ubicada al lado de la del tren. Igualmente, en Vigo está en construcción la terminal de transporte por carretera, un edificio nuevo al lado de la moderna terminal ferroviaria. Será un complejo donde también habrá un centro comercial.

Y si en Lugo la intermodal acumula años de retraso, más verde todavía está en A Coruña y en Ferrol. En la ciudad herculina hubo cambios de planteamiento en los últimos años y ahora el debate está en cómo se compatibilizarán las obras de Adif y de la Xunta. En Ferrol, la Xunta presentó en otoño una propuesta de intermodal que sería la única con un único edificio para bus y tren.
 

Proyectos | Las obras para la intermodalidad están en marcha en Santiago, Ourense, Pontevedra y Vigo
Los proyectos de intermodalidad están en marcha en cuatro ciudades gallegas. En Santiago se prevé que la nueva estación de autobuses esté lista este verano y, de momento, no hay plan para la de tren. En Ourense también va más avanzada la de bus y acaba de surgir un movimiento vecinal que cuestiona el proyecto. En Pontevedra solo se actuará en la de buses, que está al lado de la de ferrocarril, y su entorno. Vigo tiene estación de tren nueva y se construye la de bus.

Lugo sufre al igual que otras urbes disputas y retraso de la...
Comentarios