domingo. 23.02.2020 |
El tiempo
domingo. 23.02.2020
El tiempo

Lugo y Sarria salvan un tren que pierde usuarios en el 56% de las paradas

Trenes en la estación de Lugo. XESÚS PONTE
Trenes en la estación de Lugo. XESÚS PONTE
El tiempo de viaje a Madrid bajará con la próxima apertura del Ave en Zamora, pero la falta de estaciones intermedias es un viejo hándicap

La capital lucense y Sarria son las poblaciones que sostienen el ligero avance del tren en la provincia de Lugo, donde más de la mitad (el 56%) de las 37 paradas que existen actualmente perdieron viajeros desde el año 2015.

Según los datos aportados por Renfe, las estaciones de la provincia de Lugo registraron 357.100 usuarios (en números redondos), durante el año pasado, un 0,25% más que en 2017 y un 3,5% más que en 2015.

La ganancia se produjo gracias fundamentalmente a los viajeros que se subieron o se bajaron en las estaciones de Lugo (67.300) y Sarria (48.500), donde el incremento fue del 0, 8 y el 7,8% en 2018, respectivamente. Solo otras dos estaciones experimentaron ligerísimos incrementos, las de San Clodio y Montefurado, ambas en Quiroga. Monforte, que en realidad es la que más viajeros aporta en la provincia, se mantuvo. Los servicios en esta no han sufrido cambios relevantes en los últimos años, por lo que una explicación podría ser la pérdida de población que sufre la ciudad.

La estadística de Renfe, con datos desde 2015, refleja un aumento de viajeros en 2016, bajada en 2017 y leve recuperación en 2018. Los números reflejan la precaria situación de este medio, que obedece a varios factores ya conocidos y que el propio gestor ferroviario (Adif) constató al no incluir como estratégicas ninguna de las estaciones de la provincia, de cara a la liberalización del transporte de viajeros, en 2020. Aunque Adif asegura que tiene un plan comercial para potenciar "todas las estaciones" y en Lugo se desbloqueó el proyecto de la intermodal.

La realidad demuestra que, a poco que se mejoren los servicios, los usuarios aumentan

Uno de los hándicaps del tren en Lugo es la antigüedad de la línea férrea, que ahora se está empezando a modernizar, lo que hace poco competitivos los tiempos de viaje. Con el pretexto de mejorarlos, hace años que se redujeron muchas paradas intermedias, lo que deja a muchas poblaciones sin opciones de subirse al tren.

Paradójicamente, esta medida no favoreció la mejora del transporte público por carretera, que sigue dando más alternativas pese a la reducción de servicios que también sufrió en los últimos años. "Non ter competencia é o que ten, As empresas fan o que queren", afirma un miembro del sindicato ferroviario CGT. Este defiende que "o ferrocarril ten que ser social, sobre todo nun lugar como Galicia, co problema de despoboamento que ten. As aldeas e os pobos terían que ter como mínimo un servizo ao día", afirma CGT.

La escasez de frecuencias, los horarios poco ajustados a las necesidades de los viajeros y las reducidas combinaciones disuaden de usar el tren. Varios lucenses explicaban esta semana que la mejor opción, en tiempo y comodidad, para viajar desde Lugo al centro de Madrid es ir en coche hasta León y subirse allí al tren.

La ganancia se produjo gracias fundamentalmente a los viajeros que se subieron o se bajaron en las estaciones de Lugo y Sarria

PRÓXIMA MEJORA. La realidad demuestra que, a poco que se mejoren los servicios, los usuarios aumentan. En 2016, el tiempo de viaje entre Lugo y Madrid se redujo en casi media hora al entrar en servicio un nuevo tramo de línea de Ave. Ese mismo año se duplicaron las frecuencias entre Lugo y Ourense y se combinaron con enlaces a Madrid. El resultado es que la estación lucense tiene más viajeros hoy que hace cuatro años y, de hecho, hay días en que faltan plazas. El viaje a Madrid sufrirá una nueva reducción de tiempo, de 50 minutos, en los próximos meses, con la entrada en servicio del Ave Zamora-Sanabria.

También crece el tráfico en Sarria, por ese aumento de servicios y por el tirón del Camino. La localidad es inicio de etapa para muchos peregrinos.

No obstante, el tren sigue teniendo muchas mejoras pendientes en Lugo y una de ellas, que según CGT no es de difícil ejecución, es una conexión con Vigo. Ahora hay que viajar hasta A Coruña o hasta Ourense y de aquí a Santiago. La opción sería un tren que antes de llegar a Santiago cogiera la variante hacia Vilagarcía, Pontevedra y Vigo. "Hai infraestrutura e hai trens e Lugo podería poñerse a 2.45 horas de Vigo", defienden desde el sindicato CGT, en un contexto en el que las comunicaciones por bus entre las ciudades también ha empeorado.

Lugo y Sarria salvan un tren que pierde usuarios en el 56% de las...
Comentarios