Miércoles. 19.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 19.09.2018
El tiempo

El Concello de Lugo empieza a multar la mala conducta de sus ciudadanos

Excrementos de perro en una acera. SEBAS SENANDE
Excrementos de perro en una acera. SEBAS SENANDE

Varias ordenanzas o la Ley de Seguridad Ciudadana prevén sanciones por falta de civismo, pero son escasas las que se imponen

La ordenanza de seguridad ciudadana que pretende aprobar el gobierno local para acabar con los actos incívicos no presupone que en la actualidad no existan normas o leyes que persigan estas malas conductas. De hecho, varias ordenanzas vigentes en el Concello ya recogen numerosas infracciones por aspectos como la limpieza urbana o la convivencia entre vecinos y especifícan las sanciones que se pueden imponer.

El problema es que resulta muy poco habitual que muchas de estas conductas acaben en multas a los infractores y, de hecho, apenas se sancionan malas conductas como orinar en la calle o no recoger los excrementos de la mascota, ya que la media anual que se tramitan es de una decena de expedientes de cada tipo.

LEY DE SEGURIDAD. Pese a la falta de actuaciones, la Policía Local y la Nacional ya disponen en la actualidad en Lugo de instrumentos para acabar con la mala educación de algunos y la norma más reciente es la Ley de Seguridad Ciudadana, también llamada Ley Mordaza, en la que se recogen sanciones de entre los 100 y los 600.000 euros, según la gravedad de la infracción.

La ordenanza de medio ambiente ya limita desde el tono muy alto de la voz a los ruidos de animales o electrodomésticos

Así, como muy grave, se consideran las actuaciones que puedan perturbar el orden en actos públicos, religiosos, deportivos o espectáculos, con multas de entre 30.000 y 600.000 euros.

También considera esta ley como grave y prevé sanciones de entre 600 y 30.000 euros, el ofrecimiento o la negociación de los servicios de prostitución en zonas infantiles o en lugares peligrosos para la seguridad vial. Podrán ser sancionados tanto los clientes como quien ejerza la prostitución.

El botellón, cuando perturbe la tranquilidad ciudadana y no esté autorizado, también está considerado como grave en la ley, al igual que los daños al mobiliario urbano como marquesinas o contenedores y los actos vandálicos a servicios públicos.

Esta norma prevé además multas de 100 a 600 euros por varias infracciones leves, como hacer o incitar a actos que atenten contra la libertad e indemnidad sexual y ejecutar actos de exhibición obscena.

ORDENANZAS LOCALES. Los agentes del orden también tienen a su disposición artículos de varias ordenanzas para sancionar actuaciones incívicas. La de medio ambiente es la que abarca un mayor número de infracciones y contempla sanciones a partir de 60 para quienes la incumplan.

Multas en Lugo. EP

El control de ruido en los domicilios o en la vía pública está contemplado en varios artículos, en los que se prohíbe, a partir de determinadas horas, desde el tono excesivamente alto de la voz humana, a sonidos o ruidos emitidos por animales domésticos, aparatos eléctricos e instrumentos musicales o acústicos cuando causen molestias y sobrepasen niveles máximos permitidos.

Los ruidos que molesten a la fauna silvestre también están prohibidos en zonas vedes, al igual que la acampada no autorizada o el abandono de basura. Para todas estas infracciones también se prevén multas a partir de 60 euros.

Mover o dañar el mobiliario urbano está prohibido en esta ordenanza medioambiental, al igual que hacer pintadas o adherirles pegatinas. Incluso se regula el riego de plantas colocadas en balcones cuando se vierta agua sobre la calle.

Diferentes multas en Lugo. EP

Mientras, en la ordenanza de tenencia de animales ya se regulan también infracciones como no recoger excrementos de la mascota o llevarlas a parques infantiles. Asimismo, la ordenanza de venta ambulante también prohíbe esta práctica en el municipio cuando no se dispone de autorización.

El Concello de Lugo empieza a multar la mala conducta de sus...
Comentarios