Lugo gana una conexión útil con el río Miño y el Ángel Carro bajo la N-6

Lara Méndez inauguró la renovada infraestructura que sustituye al inhóspito subterráneo anterior, en la que se invirtieron 865.500 euros
Inauguración del paso. XESÚS PONTE
photo_camera Inauguración del paso. XESÚS PONTE

Lugo dispone desde este domingo de una conexión entre la trama urbana y el río digna de llamarse así, con la apertura oficial del renovado paso subterráneo bajo la N-6. "Ha sido un cambio de 180 grados", aseguraba la alcaldesa, Lara Méndez, que no dudó en señalar esta actuación como "claro exemplo da transformación que estamos a levar a cabo dende o executivo municipal para acadar unha cidade máis sostible, amable e enfocada nas persoas".

Las obras, que duraron varios meses y costaron 865.500 euros, contemplaron la demolición del paso inferior existente, hecho de hormigón, y la ejecución de una nueva estructura, con un gálibo horizontal y vertical más amplios, disminuyendo el efecto túnel y, según afirmó el Concello, "haciéndolo mucho más agradable y seguro para el usuario, con perspectiva de género". En este sentido, se dobló su anchura, que mudó de 4,5 a 8 metros, y la altura, pasando de 2 metros (en los extremos) a 5,3 metros de alto actualmente.

Tres paseantes. XESÚS PONTE
Tres paseantes. XESÚS PONTE

Por otra parte, el proyecto también incluyó la adecuación de la senda peatonal que conecta la explanada ubicada al norte de la Nacional 6 hasta el hostal San Lázaro, con unión a la Calzada da Ponte, un itinerario ya existente que, por sus características, resultaba incómodo para los viandantes, especialmente en la época de invierno, al formarse charcos y zonas de barro.

Para evitar este problema se llevó a cabo su pavimentación mediante una capa de zahorra de 20 centímetros, sobre la que se ejecutó una capa de 5 centímetros de pavimento drenante, adecuado al tráfico peatonal y ciclista y aceptando el uso ocasional de vehículos.

El paseo peatonal, de 335 metros de longitud, tiene dos metros de ancho y el muro de la zona del terraplén de la N-VI se revistió en piedra natural para su integración en el entorno. En cuanto a la iluminación, se instalaron luminarias led tanto en la senda peatonal como en el paso inferior, para dotar de mayor seguridad el paso.

Música y bocadillos

Un ciclista. XESÚS PONTE
Un ciclista. XESÚS PONTE

El acto de inauguración se celebró una hora antes del comienzo del partido entre CD Lugo y Rácing de Santander, por lo que varios centenares de lucenses y cántabros pudieron acceder con comodidad al Anxo Carro después de disfrutar de un rato de música con un Dj y de recibir como regalo una bebida y un bocadillo.

"Coa renovación desta infraestrutura e a humanización da súa contorna", indicó Lara Méndez antes de descubrir la placa conmemorativa, "seguimos a impulsar as conexións entre a trama urbana de Lugo e a súa zona fluvial, favorecendo unha mobilidade máis sostible ao reducir o uso dos vehículos particulares e, polo tanto, as emisións de CO2 á atmosfera e a contaminación".

La alcaldesa lucense, arropada por la práctica totalidad de su grupo socialista en el gobierno, consideró que la obra "embelece unha contorna moi utilizada pola veciñanza, e que coida os detalles para a cidadanía, como a instalación de varandas, que dan apoio ás persoas como problemas de mobilidade".

Todo ello se pudo hacer, recordó la regidora, gracias al Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), que financia la estrategia municipal Dusi Muramiñae para integrar el Miño en la ciudad. Los fondos europeos han pagado el 80 por ciento de la obra.

Dentro de esa estrategia, Méndez inscribió también la pasarela sobre la N-6 construida hace un par de años, "as caldas, que abriremos en breve" y el final de la peatonalización que se está realizando en la Calzada da Ponte, también próxima a terminarse y que enlazará directamente con el paso inaugurado este domingo.

Aquel camino de cabras

Uno de los rostros más satisfechos este domingo en la inauguración era el de Miguel Fernández, ahora concejal de Medio Ambiente pero antes y durante mucho tiempo de Deportes.

Mirando la nueva senda acondicionada que ahora lleva al aparcamiento del Anxo Carro recordaba lo que era hace apenas unos meses. "Fai tres anos vino xogar el Spórting. Deixaron os autobuses nel Pavillón e viñan escoltados hasta aquí por la Policía", explicaba como si lo estuviera viviendo ahora, " Uns días antes boutamos grava e acondicionamos un pouco el chan, pero choveu e o auga levou todo. El paso e a senda eran un barrizal. Ao día seguinte un afecionado del Spórting saía nel periódico queixándose: ‘Leváronnos por un camiño de cabras’".

LA PERMANENCIA. Este domingo por la tarde el camino hacia el campo fue mucho más despejado y cómodo. La propia alcaldesa encabezó el desplazamiento al Anxo Carro para conseguir "o noso segundo gran obxectivo tras facer un Lugo máis cómodo: que el CD Lugo siga en Segunda". Los usuarios ya valoraban la mejora de la vía.

Comentarios