lunes. 03.08.2020 |
El tiempo
lunes. 03.08.2020
El tiempo

Lugo es de las urbes de origen romano que peor 'vende' su patrimonio

Una búsqueda en la red puede llevar a un foráneo a una página que habla de la muralla "medieval" y la información está desperdigada

Lugo se vende mal. Si usted fuera un turista pensando en viajar a la ciudad y consultara a Google, uno de los primeros sitios en los que podría caer es en una página de Tripadvisor que habla del "centro de interpretación de la muralla medieval". Sí, ha leído bien: "muralla medieval". Hay una parte positiva: las opiniones de los viajeros ponen por las nubes a ese espacio de referencia para descubrir la capital. Para el 51% de los visitantes es "excelente" y para el 41 por ciento "muy bueno".

El centro es hoy un referente para iniciarse en el conocimiento del Lugo romano y en la historia de la ciudad. Y se nota en el número de viajeros que recibió en 2019, un total de 44.408 personas.

Pero si Lugo cautiva no es en internet. Quizás las páginas de turismo más visuales sobre Lugo son las de la Xunta y la de Terras de Lugo. La información municipal, a día de hoy, es pobre.

Tampoco el Museo Provincial, que a día de hoy custodia las mejores piezas del Lugo romano que están musealizadas, vende bien en internet ese patrimonio.

Bastantes de los centros que custodian patrimonio romano tienen como origen los museos arqueológicos provinciales

URBES QUE SON REFERENTE. Mientras la ciudad debate sobre si se debe construir un museo de la romanización y dónde debería hacerse (con la Administración local y gran parte de los colectivos sociales apostando por San Fernando), hay urbes de la antigua Hispania que tienen ya muy superados esos debates y trabajan con modelos de promoción asentados y que se apoyan, primero que nada, en estrategias de trabajo y de difusión cultural y turística.

Un carácter referente tiene Mérida, donde funciona desde hace muchos años un consorcio que trabaja en la conservación y la promoción. La ciudad extremeña es conocida en parte por el Museo Nacional de Arte Romano, que custodia excepcionales piezas en un edificio espectacular.

El museo es parte esencial del patrimonio emeritense, pero no todo. De hecho, este está muy próximo a los edificios del teatro y del anfiteatro, seguramente las dos joyas de la ciudad que más visitas motivan a la localidad y que, más allá de por su valor, se hicieron conocidos del gran público por el festival de teatro clásico.

Mérida informa bien en la red de su patrimonio, de las visitas diurnas y nocturnas que se pueden hacer y hasta de la relación de guías y empresas que realizan visitas guiadas.

Tarragona y Córdoba, las dos capitales de la antigua Hispania, también se distinguen por su capacidad para proyectarse.

La ciudad catalana, que logró el Patrimonio de la Humanidad a la vez que la muralla de Lugo, se vende mejor, más visualmente, que Lugo. Tiene un Museo Nacional Arqueológico, cuyo origen data de mediados del siglo XIX y que ahora está cerrado por reformas, pero sobre todo tiene una estrategia de dar a conocer su legado como un conjunto de espacios expositivos y una ruta para descubrir los principales monumentos de esa época, múltiples y muy importantes.

Las urbes con modelos más dinámicos combinan las redes museísticas con sistemas muy visuales de difusión turística

Córdoba tiene tanto patrimonio que no coloca el romano en primer lugar. Sin embargo, como ciudad se vende muy bien y la herencia romana también ocupa su espacio. El museo arqueológico se construyó aprovechando el hallazgo del teatro romano, que así queda incorporado al centro expositivo.

Esa fórmula de museo que a la vez envuelve una parte relevante del patrimonio se repite en varios lugares, incluida Cartagena, donde el museo incluye una necrópolis, si bien no queda al lado de la mayoría de los monumentos que constituyen el grueso del patrimonio arqueológico que motiva una visita a esa ciudad.

Zaragoza, otra de las ciudades más importantes apostó por cuatro museos, una forma de poner en valor los cuatro grandes enclaves arqueológicos: el foro, el puerto fluvial, las termas y el teatro.

En León, que ahora está revisando su modelo cultural, la musealización de la huella romana no pasó por un museo, sino por un centro de interpretación. En Astorga sí se apostó en cambio por el museo, que incluye ideas que se plantean para el barajado en Lugo, como la exploración del proceso de romanización del noroeste.

MéridaMérida | La joya de la corona
El Museo Nacional de Arte Romano custodia un patrimonio impresionante en un edificio espectacular y al pie de los monumentos de referencia.
TarragonaTarragona | Un museo y una red
Tarragona cuenta con un museo arqueológico, cerrado ahora por reforma, que complementa una red de espacios arqueológicos y áreas expositivas.
CórdobaCórdoba | El teatro dentro del museo
En Córdoba, el museo arqueológico no se limita a Roma, pero dentro del recinto se encuentra el yacimiento arqueológico del teatro romano.
CartagenaCartagena | Envoltorio de una necrópolis
En Cartagena el actual museo arqueológico se construyó en 1982 y envuelve una necrópolis tardorromana. El eje promocional va más allá del museo.
ZaragozaZaragoza | Cuatro espacios museísticos
Zaragoza cuenta con cuatro museos para exhibir sus mayores tesoros romanos. Son los del foro, el puerto fluvial, las termas y el teatro romano.
AstorgaAstorga | Exploración de los orígenes
La Ergástula, el museo de Astorga sobre el origen romano, explora el patrimonio y también la romanización del noroeste y los pueblos indígenas.
LeónLeón | Un centro de interpretación
León, en proceso de revisión de su estrategia sobre patrimonio, cuenta con un centro de interpretación complementario del patrimonio visitable.
SaguntoSagunto | Un centro adosado al teatro
En Sagunto la joya es el teatro, con 8.000 localidades, y en 1952 se construyó, adosado, un museo arqueológico, declarado monumento histórico.
CádizCádiz | Espacios variados en monumentos
El Museo de Cádiz dedica ocho salas a la huella romana, pero la ciudad tiene también un museo en el teatro y otro en la llamada Casa del Obispo.
PamplonaPamplona | Un mosaico en el museo
En Pamplona, la huella romana no parece recibir atención especial, el museo custodia uno de las mejores piezas: el mosaico del Triunfo de Baco.


El modelo de los pequeños museos  

Hay fórmulas extendidas que Lugo ha aplicado, como la de musealizar in situ restos y abrir pequeños museos. Así se crearon la Casa dos Mosaicos, el museo de San Roque, la sala Porta Miñá o la Domus de Mitra, esta gestionada ahora por la USC.  

Los mosaicos son centros que se enmarcan en una tendencia en la oferta turística pero sobre los que, igualmente, los turistas tienen difícil enterarse de que existen hasta que llegan a Lugo.  

Con todo, algunos tienen datos respetables de visitas. La Casa dos Mosaicos, por ejemplo, tuvo el año pasado 27.036 visitantes, según datos del Concello. Del extranjero, procedían 3.822, y 15.822, del resto de España. Se logró esa cifra incluso a pesar de que durante parte del año no funcionó el vídeo que ayuda al visitante a situarse en el contexto del edificio que visita.  

Lugo gana turistas aunque la proyección de la imagen de la ciudad falle. Según los datos dados a conocer por la Xunta esta semana, la ciudad logró en 2019 un 4 por ciento más de visitantes, hasta alcanzar los 161.376, y se llegó a las 298.104 pernoctas. Esa realidad ya se adivinaba por el constante aumento de plazas hoteleras en la ciudad.

Lugo es de las urbes de origen romano que peor 'vende' su patrimonio
Comentarios