jueves. 19.09.2019 |
El tiempo
jueves. 19.09.2019
El tiempo

Lugo, cuna del 'packaging' diferencial

José Vila, con una botella del vino que diseñó. XESÚS PONTE
José Vila, con una botella del vino que diseñó. XESÚS PONTE

José Vila, director de DosdeLugo y Enpedra, ha sido premiado en Costa Rica y Barcelona por el diseño de la etiqueta del vino 'Rainman'

SE FORMÓ en Barcelona pero triunfa desde Lugo gracias a sus etiquetas de lujo y a unos diseños rompedores. Su nombre es José Vila y a sus 32 años es el director creativo de Enpedra y DosdeLugo, un estudio especializado en diseño para vinos y bebidas espirituosas y una agencia creativa y consultoría que ofrece servicios de branding, diseño gráfico y comunicación de empresas.

Su trabajo es reconocido en todo el mundo. Lo es no solo por la cantidad de peticiones e ideas que recibe en su pequeño estudio de Campo Castelo, sino porque en los últimos meses ha sido premiado en dos ocasiones por la etiqueta del vino Rainman-Ribeira Sacra. Presentó el diseño a dos galardones, uno internacional y o otro nacional y resultó ganador de ambos. Fueron el Latampack de Oro 2018, un premio que cuenta con el apoyo de 100 organizaciones profesionales y universidades, y el Anuaria, un galardón que recogió el pasado 27 de febrero en Barcelona y que reconoce la excelencia tanto de la idea como de la ejecución.

Estamos ante un caso vocacional. "Siempre me llamó la atención el mundo del diseño. De producto, de muebles, de espacios o de casas. Me parece algo muy interesante y que me ha inquietado desde pequeño". Cuando Vila terminó sus estudios de bachillerato ya tenía muy claro cuál iba a ser su siguiente paso. "Vi que tenía la necesidad de mejorar en cuanto a conocimientos y habilidades, ver más cosas y recibir formación de personas muy especializadas con enorme experiencia, así que decidí ir a uno de los mejores lugares de España en este aspecto".

Me especialicé en un campo en particular para tratar de dominarlo. Por eso fui a Barcelona

Con tan solo 18 años pero con las ideas muy claras, Vila se matrículó en el máster de "packaging" de la Escuela de Artes de Barcelona. Allí aprendió todo lo necesario y, sobre todo, según comenta, "me especialicé en un campo en particular para tratar de dominarlo. Por eso fui a Barcelona". Una vez adquiridos los conocimientos necesarios, se sumergió en el mundod del emprendimiento con la creación de Dosdelugo.

Allí suma diez años de experiencia que le han permitido trasladar su creatividad a casi medio millón de productos, entre ellos, Viña Costeira, Regina Viarum o Señoría de Beade. Además, tiene entre manos más de una decena de proyectos de diseño producto-etiqueta para vinos y bebidas espirituosas que verán la luz a lo largo de este año. La clave de su éxito es un diseño meticuloso, un trato directo "y muy honesto" con el cliente y una formación constante. "Si algo he aprendido en todo este tiempo es que es mucho mejor especializarse en algo y no parar de aprender. Solo así podrás llegar a destacar en algún momento".

Su "obsesión" por estar a la última en el diseño gráfico le sitúa como un referente gallego en esta disciplina, un hecho del que es consciente pero que maneja con madurez y profesionalidad. "Mi idea es tener un pequeño estudio, con pocas personas, y trabajar para grandes firmas de Galicia y de fuera. He conocido estudios en Madrid y en Barcelona que son enormes, a los que entran todo tipo de proyectos y en los que es imposible controlar nada".

Su idea es que tanto Dosdelugo como Enpedra sigan creciendo paso a paso, como ha sido hasta ahora, gracias a un servicio de máxima calidad que se preocupa por el cliente. "Esto no ha hecho más que empezar", asegura. Si algo ha demostrado Vila es que ya no es necesario viajar a Barcelona o a Madrid para conseguir un resultado espectacular, porque Lugo, gracias a él, también es cuna del packaging.

Un diseño sencillo, especial y ganador

"Es el típico paisano que pasea 'e sabe cando vai chover'. Algo muy fácil de recordar". Vila tardó solo dos meses en encontrar el diseño perfecto. "Me gustan que las etiquetas tengan pocos elementos. Cuanto más sencillas son, mejor se recuerdan". En este caso, los conceptos son claros. "Representa la altitud, la zona, el agua y la lluvia.Y juega con la cápsula, porque las cápsulas también pueden comunicar. El paisano está mirando al cielo, en principio parece que llueve pero si miras arriba ves muchas cosas, porque también las nuben son capaces de sugerirnos muchas cosas". Además de la etiqueta y la cápsula, la cabeza del tapón también cuenta con un cuidado diseño que representa "el compartir".

Lugo, cuna del 'packaging' diferencial
Comentarios