jueves. 09.04.2020 |
El tiempo
jueves. 09.04.2020
El tiempo

Lugo sigue recibiendo trabajadores pero pierde a los más jóvenes y formados

Los trabajos en un barco resultan difíciles de cubrir. EP
Los trabajos en un barco resultan difíciles de cubrir. EP
Los datos del servicio público de empleo más actualizados muestran que el saldo negativo de contratos entrantes y salientes se concentra entre los menores de 30 años y que tienen estudios superiores o han cursado ciclos formativos

La de Lugo es una provincia receptora de trabajadores, al menos, lo es desde hace un par de años, rompiendo con la tradición de que varios años en los que se iban más de los que se recibían. En 2018, ganó 373 nuevos empleados: se marcharon 18.182 pero entraron 18.555. En los datos de 2019 publicados hasta ahora se consolida esa tendencia, pero también otra característica, que los que se van son los más jóvenes y mejor formados.

En 2018, el último del que el Servicio Público de Empleo Estatal (Sepes) tiene cerrado su informe de movilidad, solo hay dos niveles formativos con saldo negativo: el de los que tienen estudios superiores y el de los que tienen grados formativos. En el primer caso, se hicieron 2.340 contratos nuevos de personas llegadas de otras provincias, pero se fueron 3.337, con lo que se perdieron 997 trabajadores que pasaron por la Universidad. En el caso de los ciclos formativos, la diferencia fue solo de 48, entre los 3.024 que llegaron y los 3.072 que se fueron.

De los tres tramos de edad que se analizan, el que tiene un saldo negativo mayor es el de los menores de 30 años.

Se ganaron, además, ese año contratos para hombres y más mujeres se fueron a trabajar a otras provincias de las que llegaron para ejercer en Lugo. En cuanto a los grupos ocupacionales, el que perdió más contratos fue el de trabajadores no cualificados (1.036), pero estos se vieron superados por la suma de los técnicos y profesionales de apoyo, los empleados de tipo administrativo y los de dirección de empresas y de las administraciones públicas. De estos tres grupos en conjunto se perdieron 1.128. La industria resultó ser ese ejercicio el único sector en el que más trabajadores se marcharon a otras provincias que los que llegaron.

Se van a trabajar fuera más mujeres que las que vienen a Lugo por cuestiones laborales y A Coruña es la principal provincia emisora

Ese año solo quince provincias españolas fueron receptoras de trabajadores y Lugo fue una de ellas, la única de Galicia y la última de la lista, lejos de Soria, que ganó 1.636 trabajadores frente a los menos ya mencionados 373.

Como es habitual, los trabajadores salieron de Lugo para ir a trabajar, fundamentalmente, a otras provincias gallegas, siendo A Coruña la que recibe más lucenses con diferencia pero también la que envía más contratos. En el conjunto de la comunidad, los principales flujos se dieron entre A Coruña y Pontevedra en ambas direcciones y, en menor medida, entre A Coruña y Lugo y entre Pontevedra y Ourense. Los de menor intensidad son los de A Coruña y Lugo hacia Ourense.

En el primer trimestre del 2019 se produjo un leve cambio. Durante enero, febrero y marzo, Lugo volvió a ser una provincia emisora de trabajadores, presentando un saldo negativo de 113. Sin embargo, el resto permaneció igual: Lugo atrajo a menos trabajadoras que trabajadores, mayoritariamente se perdieron empleados menores de 30 años y de nuevo con estudios superiores o ciclos formativos.

Se ganaron 356 contratos en el segundo trimestre de 2019

El segundo trimestre del año pasado, el último analizado por el Sepes hasta ahora, sin embargo, vuelve a recolocar a Lugo en el grupo de provincias emisoras. Del total de 29.776 contratos registrados, 24.909 permanecieron; entraron 4.867 y salieron 4.511. Es decir, se ganaron en ese período 356 contratos.

El resto de factores se mantuvieron intactos: se hacen más contratos a mujeres de Lugo en otras provincias que a las que en otras provincias aquí. La sangría es más evidente entre los menores de 30 años y resulta más frecuente que se marchen los más formados.

Otra vez la movilidad se da fundamentalmente entre las provincias de la comunidad autónoma y, de nuevo, es A Coruña la que envía más trabajadores pero también la que más empleados lucenses recibe. Solo otras dos se incluyen entre las más receptoras y emisoras a Lugo: Madrid (que es la provincia que recibe más trabajadores de toda España) y Asturias, por proximidad.

De nuevo, la industria es el único sector que pierde contratos también en ese período.

Deportistas y personal de barco 
En este primer trimestre de 2020 faltan en Lugo personal para trabajar en barcos y deportistas profesionales y entrenadores deportivos. El catálogo de ocupaciones de difícil cobertura se actualiza cada trimestre para incluir los puestos de los que hay demanda pero no profesionales en paro que puedan cubrirla. 

Con permisos 
Para cubrir esos puestos los empresarios pueden tramitar la autorización de residencia para un trabajador extranjero.

Lugo sigue recibiendo trabajadores pero pierde a los más jóvenes y...
Comentarios