martes. 19.10.2021 |
El tiempo
martes. 19.10.2021
El tiempo

Lugo comparte pan y estrellas

Un gran árbol preside la Praza Maior. ADRA PALLÓN
Un gran árbol preside la Praza Maior. ADRA PALLÓN
La poetisa lucense Raquel Vázquez puso el calor de sus palabras en el encendido de la iluminación navideña

"Nestes tempos difíciles, que fundamental é aferrarnos ao que importa". No está muy claro si las luces de Nadal importan mucho o poco, pero importa que desde este sábado por la tarde muchas calles de la ciudad hayan cambiado su oscura tristeza habitual de las noches de invierno por la sonrisa colorida y luminosa de las estrellas, los copos de nieve, los abetos y las bolas navideñas.

Las palabras de la poetisa lucense Raquel Vázquez sirvieron para fijar prioridades antes del encendido de la iluminación navideña, que se celebró este sábado bajo los soportales de la casa consistorial sin aviso previo. La intención era evitar masificaciones y se consiguió, aunque dada la noche desapacible y las callas semivacías lo difícil hubiera sido provocarlas.

La reciente ganadora del premio El Ojo Crítico de RNE de Poesía 2020 por su poemario Aunque los mapas dejó un buen ramillete de opciones a las que aferrarse: "Á memoria, para lembrar aos que, desafortunadamente, xa non están con nós. Aferrarnos ao tempo compartido, á celebración mínima coas persoas que máis queremos, volver á familia, volver á terra".

Y aferrarse también, dijo Raquel Vázquez, al "acompañamento" y la "consideración" dos palabras "importantes. Compañeiro: a persoa con quen se comparte o pan. Consideración, que vén de con-sídeo, astro, é dicir, 'mirar xuntos as estrelas'". "Compartamos, por tanto, nestas datas", propuso la poetisa, "o pan na mesa e estas estrelas de cores próximas nas nosas rúas".

No faltan estrellas en el alumbrado navideño en Lugo, al menos en algunas calles. Ni en la Praza Maior, donde un árbol de luz de veinte metros de altura es el protagonista que reclama todos los selfies, entre ellos los de los concejales presentes en el acto, de todos los grupos municipales. El árbol es el punto central de una iluminación por lo demás clásica, sin más concesiones que a los motivos puramente navideños, agradable y sin pretensiones de espectáculo, solo de "compañeira" navideña.

"Nunha das súas cancións, dicía Leonard Cohen que hai unha fenda en todo, e así é como entra a luz. Este ano 2020, inequivocamente, supuxo en todas e todos nós unha profunda fenda. Agora toca que deixemos pasar algo de luz, e tal vez ata poidamos alumear de novo un pouquiño de solidariedade, fortaleza e esperanza", deseó Raquel Vázquez a todos los lucenses.

Quizás no fuera exactamente la luz de los Led navideños en la que estaba pensando Leonard Cohen al componer la canción, pero todo ayuda.

Lugo comparte pan y estrellas
Comentarios