Cae un 20% el número de suicidios

Lugo cerró 2015 con la mortalidad más alta del siglo y tendencia al alza

Las enfermedades del sistema circulatorio y los tumores son las principales causas de muerte
La mayoría de las muertes por trastornos mentales están relacionadas con la edad
photo_camera La mayoría de las muertes por trastornos mentales están relacionadas con la edad

La pérdida constante de población de la provincia de Lugo ya es algo tristemente asumido desde hace años, y los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (Ine) no son precisamente tranquilizadores: Lugo cerró 2015, el último año del que se tienen estudios, con 5.126 fallecimientos, la cifra más alta registrada en lo que va de siglo XXI.

La provincia no registraba semejante número de muertos desde 1999, cuando hubo 5.139. Desde entonces hubo diversos altibajos según los años, pero casi siempre se mantuvieron por debajo de las 5.000. Con esos 5.126 fallecimientos de 2015 se quiebran además dos años en los se habían registrados descensos en la mortalidad y suponen 242 muertes más que el año anterior, un aumento del 4 por ciento.

Por lo que respecta a la principales causas de muerte en Lugo, las enfermedades relacionadas con el sistema circulatorio se sitúan en primer lugar, siendo las causantes de directas de 1.605 fallecimientos en 2015. Le siguen los tumores (1.171) muertes y las enfermedades del sistema respiratorio. No obstante, fue esta última causa la única de las tres principales que subió con respecto al año anterior, al pasar de 521 a 635.

Entrando en el detalle de las muertes relacionadas con el sistema respiratorio, llama la atención que se duplicaran (de 3 a 6) las causadas por la gripe, en la que se incluye tanto la A como la aviar. También el gran incremento en la que tuvieron como causa el asma, que pasaron de 2 en 2104 a diez el año siguiente.

Otra curiosidad que dejan entrever los datos de mortandad está relacionada con las muertes por infecciones en la provincia, que sin ser demasiado significativas para la cifra final sí han experimentado un incremento notable. Por ejemplo, las producidas por septicemia, que suben de 36 a 44, o las cuatro que hubo por sida.

También destacan por su número las que tienen que ver con trastornos mentales y del comportamiento: en 2015 subieron hasta las 455, si bien la inmensa mayoría están relacionadas con enfermedades ligadas a la edad.

Por otro lado, 724 lucenses murieron por enfermedades que les afectaron al corazón.

Las enfermedades del sistema circulatorio y los tumores representan más del 56 por ciento de las 31.688 muertes registradas en Galicia en 2015, con 9.523 y 8.283, respectivamente. La cifra de defunciones es un 5,8 por ciento superior a la del año anterior, en el que se registraron 29.929 fallecimientos en la comunidad gallega.

De hecho, las enfermedades del sistema circulatorio han sido la principal causa de muerte en la mayoría de las comunidades autónomas. Así, las tasas brutas más altas de mortalidad por estas patologías se han registrado en Asturias (420,3 fallecidos por 100.000 habitantes), Castilla y León (354) y Galicia (349,5).

La comunidad gallega también se sitúa entre las comunidades con mayor tasa de defunciones debidas a tumores, con 304 por 100.000 habitantes. Mientras, en Galicia la tasa de muertes por patologías del sistema respiratorio -con un total de 3.977 defunciones- está en 145,9; la de trastornos mentales y del comportamiento, en 79,1, y la del sistema nervioso, en 56,2.

Del total de 31.688 fallecidos en 2015, un total de 1.242 se debieron a causas externas, entre las que destaca el descenso en el número de suicidios, de 371 a 318.

Las tasas brutas más elevadas de fallecidos por cada 100.000 habitantes en 2015 correspondieron a Asturias (1.297,8), Castilla y León (1.189) y Galicia (1.162,8), que se corresponden también con las poblaciones más envejecidas.

Comentarios