La lucha partidista lastra acuerdos sobre problemas como la okupación y el retraso de infraestructuras

El PP llevó al pleno municipal el retraso de la A-54 y el PSOE el del Plan Paradai, con reproche de responsabilidades del que no escapó el BNG. La oposición se felicitó de que el gobierno local asuma problemas de okupación y PSOE y BNG atacaron la política de vivienda de la Xunta
Generated by  IJG JPEG Library
AppleMark
photo_camera La alcaldesa y miembros del resto de partidos políticos, este jueves antes del pleno. XESÚS PONTE

Solo quien nunca ha gobernado puede sacar los colores a quienes lo han hecho, o lo hacen, y no cumplen, por eso en los plenos del Concello de Lugo Cs siempre juega con ventaja. Quedó patente de nuevo en la sesión de este jueves, que volvió a ser un toma y daca entre el PP y el PSOE por problemas que arrastra la ciudad desde hace décadas, como el déficit en las infraestructuras de comunicación, y por otros nuevos, como la okupación de viviendas, con el BNG por medio recibiendo también.

Esa lucha partidista impidió, una vez más, que los grupos políticos se pusieran de acuerdo para afrontar esos y otros problemas pese a que, en el fondo, las distintas fuerzas políticas coinciden en muchos planteamientos.

La okupación preocupa a todos, pero con matices

El PP pedía un plan para luchar contra la okupación ilegal de viviendas y la mejora de la convivencia y la protección de la seguridad de los ciudadanos, algo en lo que es imposible no estar de acuerdo, destacaron todos los grupos políticos. Sin embargo, el portavoz popular, Ramón Carballo, reprochó al PSOE que tardara en ver el problema —cuando hubo okupaciones en As Gándara no acudió, le recordó— y al BNG que sea incapaz de ponerse detrás de una pancarta que no lleve el logo de su partido o del sindicato afín.

El edil de Cs, Juan Vidal, señaló a Carballo que las leyes en las que el PP pide cambios son de hace décadas y su partido tuvo tiempo a modificarlas. El BNG y el PSOE creen que el problema existe pero que PP y Cs lo sobredimensionan y hacen uso político de él y contraatacaron con la política de vivienda de la Xunta. Entre 2010 y 2020 dejó de gastar en ella 400 millones de euros y hay 1.237 lucenses en el registro de solicitantes de vivienda. 

Toma y daca por el retraso en la A-54 y otras infraestructuras

El pleno debatió sobre el retraso de la A-54 también a propuesta del PP, que compartió con el PSOE tirones de orejas por parte de los demás, sobre todo de Cs. El popular Antonio Ameijide lamentó que el plazo de remate de la autovía a Santiago se alargue otra vez, hasta 2024, y, al igual que Cs, ironizó con la influencia del único diputado del BNG en el Congreso para presionar al Gobierno de Pedro Sánchez.

El nacionalista Felipe Rivas señaló los retrasos en otras infraestructuras, como las autovías de Ourense, de Ponferrada y de A Mariña, la prolongación de la A-8 hasta Santiago y las conexiones ferroviarias. Pidió inversión también en la vía convencional, sobre todo ante el plan del Gobierno —al que el BNG se opondrá, avanzó— de aplicar peajes en las autovías.

El PSOE defendió las inversiones en marcha y planificadas del Gobierno en la provincia, como los 546 millones del tren Lugo-Ourense, y la alcaldesa, Lara Méndez, recordó que, de los 23 años que van desde la apertura del primer tramo de la A-54, el PP gobernó 15. Es el PSOE quien impulsa la inversión, dijo.

Del Plan Paradai, sin finalizar tras 23 años, a la playa fluvial

Más de dos décadas han pasado también desde la gestación del Plan Paradai y no solo sigue sin acabarse sino que la candidata del PP a la alcaldía, Elena Candia, cree que no es prioritario. Por esa razón el PSOE llevó el asunto al pleno. El popular Óscar Poy corresponsabilizó de los retrasos a gobiernos socialistas y Méndez reprochó al PP que la Xunta no haga ni deje hacer, aseguró, en alusión al veto a la playa fluvial.

El PP sobre el auditorio: "No quieren dárselo al BNG y a Arroxo"
El gobierno aprobó en solitario una modificación de crédito para sacar dinero de la partida del nuevo auditorio para pagar una deuda con Augas de Galicia, lo que sirvió a PP y a Cs para criticar que el edificio cultural siga cerrado cuando han pasado más de seis años del fin de obra y más de dos en manos del Concello.

La popular Mar Carballas criticó que primero se anunciara una inversión de un millón de euros en el auditorio y ahora se reduzca —en una primera fase, matizó la edil de Gobernanza, Paula Alvarellos— a unos 400.000 euros. "No saben qué hacer con él ni cómo gestionarlo y no quieren dárselo al BNG y a Arroxo, por eso sigue cerrado y cambian las cifras a su antojo", afirmó la concejala.

El PP pedirá fondos a la UE para mejorar la gestión del agua y la lectura de contadores
El gobierno rechazó una moción de Cs para crear una app que facilite a los vecinos leer los contadores de agua y mandar la información al Concello, para que no se les facture por consumos estimados sino reales, porque, según el concejal de medio ambiente, Miguel Fernández, hace medio año que esto ya no sucede y porque el Concello trabaja en un proyecto "moi completo e ilusionante" para mejorar la gestión del agua, con lectura remota de los contadores, entre otras medidas. Para ello pedirá fondos a la UE.

El edil de Cs, Juan Vidal, como el PP, dudó de que los contadores se estén leyendo al día. Celebró el plan del Concello, que también pasa por renovar los contratos de abastecimiento y saneamiento, caducados desde hace más de una década, pero dudó de que eso vaya a ser rápido e insistió, sin éxito, en crear la app.

Gobierno y oposición confrontaron también por el millón de euros largo que hay que pagar a Augas de Galicia por la deficitaria gestión del cobro del canon del agua. El gobierno alegó que no hubo colaboración de la Xunta y que esta no revierte lo que recauda con ese tributo.

Arroxo ofrece a Cs empezar a trabajar "xa mesmo" para hacer una rotonda en Fonte dos Ranchos
El gobierno local aceptó la propuesta de Cs de reordenar el tráfico y el espacio público en la zona de la Praza dos Ranchos más próxima al centro de la ciudad. El concejal de Mobilidad, Rubén Arroxo, ofreció a Cs una reunión "xa mesmo" para comenzar a trabajar en este proyecto, ya que el gobierno coincide en que cuando se construyó la Avenida das Américas no se resolvió muy bien la entrada de coches a la ciudad a través de esta zona, muy poblada.

Cs propone hacer una rotonda desde la Ronda do Carme hasta el comienzo de las calles Chantada, Germán Alonso, Poeta Cabanillas, Tui y Quiroga. El espacio central, ahora muy poco aprovechado, propone reurbanizarlo para crear una zona verde y de convivencia. La portavoz de Cs, Olga Louzao, señaló el elevado tráfico que tiene esta zona, donde la circulación empeoró con el carril bici de la Ronda do Carme y aumentará con los servicios de A Residencia.

Comentarios