sábado. 08.08.2020 |
El tiempo
sábado. 08.08.2020
El tiempo

Los lucenses que precisan ayuda para pagar la luz crecieron un 72% en 2019

Una mujer observa contadores de la luz. AEP
Una mujer observa contadores de la luz. AEP
El año pasado recibieron el bono social eléctrico de la Xunta 362 vecinos de la ciudad que estaban en riesgo de exclusión social. También percibieron ayuda estatal para abonar el recibo

Cerca de 400 vecinos de la ciudad de Lugo (362) recibieron el año pasado ayuda de la Xunta para pagar la factura de la luz. Fueron un 72% más que en 2018. Ese año, la Administración autonómica destinó a este concepto 28.950 euros en Lugo y en 2019, 121.200, informó la Consellería de Economía.

Los beneficiarios del bono social eléctrico de la Xunta son personas o familias que están reconocidas como consumidores vulnerables severos, al amparo del Real Deccreto 897/2017 que regula esta condición, y que por tanto ya perciben el bono social estatal. Este está destinado a perceptores de la pensión mínima de la Seguridad Social por jubilación o incapacidad permanente y que no tengan otros ingresos cuya cuantía agregada anual no supere los 500 euros. También pueden solicitar esta ayuda personas cuya renta anual sea igual o inferior a los límites establecidos y familias numerosas.

El bono estatal cubre entre el 25 y el 40% de la factura eléctrica, el de la Xunta alcanza el 50% y el porcentaje restante, hasta un máximo del 10%, va a cargo de las empresas comercializadoras.

Para ser beneficiario del bono de la Xunta hay que ser perceptor de la ayuda estatal, residir en Galicia, ser titular del contrato eléctrico, tener tarifa de último recurso (TUR), que es la regulada por el Estado, y estar en riesgo de exclusión social. La ayuda autonómica tiene un límite anual de 300 euros y 450 para familias numerosas.

El bono eléctrico de la Xunta se podrá solicitar por tercer año consecutivo. La Administración autonómica destinará 1,3 millones a esta orden de ayudas urgentes de tipo social que están destinadas a evitar cortes de suministro eléctrico a los consumidores más vulnerables. "Deste xeito asegúrase a este colectivo o acceso continuado á subministración de enerxía eléctrica na comunidade de Galicia", señala la Consellería de Economía, que dirige el monfortino Francisco Conde.

El departamento autonómico atribuye el gran aumento de beneficiarios, que también se produjo en otras ciudades, como Vigo, a que estas ayudas son cada vez más conocidas.

El incremento de la demanda en Lugo es superior al del conjunto de Galicia
En Galicia fueron 3.913 familias las que recibieron el bono social eléctrico de la Xunta en 2019, un 46% más que en 2018, año en que recibieron la ayuda 1.432 gallegos. El incremento que se produjo en el conjunto de la comunidad autónoma fue inferior al experimentado en la ciudad de Lugo, según los datos aportados por la Consellería de Economía.

1,2 millones de euros. Es lo que costó a la Xunta en 2019 el bono eléctrico social, frente a 400.750 euros de 2018.

Tercer año. La Xunta seguirá ofreciendo este bono en 2020, tras la adaptación que hizo en 2018 de las ayudas que tenía a la normativa estatal.

Los lucenses que precisan ayuda para pagar la luz crecieron un 72%...
Comentarios