martes. 16.07.2019 |
El tiempo
martes. 16.07.2019
El tiempo

El lucense Jesús Carrete se hace con un galardón internacional en física

Jesús Carrete Montaña. EP
Jesús Carrete Montaña. EP

Se trata del premio anual al Científico Joven en Física Computacional concedido por la IUPAP

La Unión Internacional de Física Pura y Aplicada (IUPAP) reconoció este jueves el trabajo investigador del lucense Jesús Carrete Montaña, a quien le fue concedido el premio que entrega anualmente esta organización al Científico Joven en Física Computacional. Jesús Carrete, que lleva ya tres años ejerciendo como docente investigador en la Universidad Tecnológica de Viena, recibió este galardón con agradecimiento "por suponer un reconocimiento a mi trayectoria, en la que también jugó el factor suerte", confesó, al tiempo que extendió su agradecimiento también "a la gente que me permitió llegar hasta aquí".

Este investigador lucense, de tan solo 34 años, hizo sus estudios de Secundaria en el IES Lucus Augusti y cursó la carrera de Física en la Universidad de Santiago, donde obtuvo el Premio Extraordinario de Fin de Carrera, galardón que también le fue concedido por la Xunta y por el Estado, que le dio el Premio Nacional Fin de Carrera de Física por sus excelentes calificaciones. También recibió el Premio Extraordinario del Doctorado.

Desde entonces, su carrera investigadora la desarrolló en el extranjero consiguiendo en 2012 una beca por dos años en el Comisariado de la Energía Atómica y Energías Alternativas de Grenoble, en Francia, donde prorrogó su estancia durante otro par de años más como ingeniero investigador. De ahí, se marchó en 2016 al Instituto de Química de Materiales, de la Universidad Tecnológica de Viena, donde es docente investigador y donde espera conseguir una plaza estable de profesor. "De momento, mi interés profesional se centra en seguir en Viena, una ciudad en la que me encuentro muy a gusto y donde hay un equipo de investigación muy bueno. Mi afán es seguir contribuyendo a la ciencia", comenta.

Este físico da clase en Viena e investiga con grupos de Estados Unidos, Francia y Reino Unido

El trabajo investigador de este lucense -que también colabora con distintos grupos en Estados Unidos, Francia y Reino Unido- se centra en el transporte térmico. Es decir, en la forma en que los distintos materiales conducen el calor. Una línea de investigación que puede tener una gran aplicación en el desarrollo de distintas tecnologías. "Mi interés científico se basa, sobre todo, en buscar materiales que puedan revolucionar la tecnología al transmitir excelentemente el calor o, por el contrario, no transmitirlo en absoluto", explica.

El fruto de estas investigaciones se aplicará en el desarrollo de componentes electrónicos en miniatura que generen calor y sean buenos conductores o que, por el contrario, sean capaces de mantenerse a temperaturas bajas. "Por ejemplo, los materiales que conducen bien el calor se podrían utilizar en componentes de microelectrónica y electrónica de proximidad y los que conducen mal el calor tendrían aplicación en turbinas siempre que aislemos bien el calor", dice.

Carrete también llegó a crear programas para el estudio de la conductividad térmica de los distintos tipos de materiales.

La desaparición de las baterías
El estudio de Jesús Carrete, centrado en el transporte del calor o el frío que generan los distintos materiales, puede ser de gran utilidad a la hora de buscar dispositivos que permitan prescindir del uso de baterías en distintos aparatos cuyo funcionamiento está vinculado a una conexión a internet. Es decir, la internet de las pequeñas cosas.

¿De qué se trataría?
De buscar sensores que, a través de pequeñas diferencias de temperatura, permitan hacer funcionar estos dispositivos.

¿Qué avance se lograría?
Según el investigador lucense, se podría prescindir del uso de baterías en pequeños aparatos.

 

El lucense Jesús Carrete se hace con un galardón internacional en...
Comentarios