Un lucense cuadruplica la tasa de alcohol tras chocar contra dos coches aparcados

Cuando intervenía en el accidente, la Policía Local dio el alto en el mismo lugar a otros tres conductores ebrios
Control de la Policía Local en la Ronda da Muralla. AEP
photo_camera Control de la Policía Local en la madrugada de este viernes en la Ronda da Muralla. JESÚS DURÁN

Un conductor ebrio se estrelló en la madrugada de este viernes, a las cinco menos veinte, contra dos turismos que estaban aparcados en la Rúa Pascual Veiga, en el entorno del parque Rosalía de Castro de la capital lucense. En la prueba de alcoholemia a la que fue sometido cuadruplicó la tasa permitida al arrojar un resultado positivo de 1,1 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

Además su vehículo carecía de seguro obligatorio y no había pasado la ITV en el plazo debido, por lo que los agentes le impusieron por estas dos infracciones sendas sanciones de 1.500 y 200 euros, respectivamente. También tendrá que comparecer en las próximas semanas para someterse a un juicio rápido por un delito contra la seguridad vial.

El conductor que provocó el accidente no tenía seguro obligatorio y no pasó en plazo la ITV

Cuando dos patrullas del grupo operativo nocturno de la Policía Local de Lugo estaban asistiendo al equipo de atestados por este accidente en la Rúa Pascual Veiga, en el mismo lugar dieron el alto a otros tres conductores que iban al volante bajo los efectos del alcohol. Dos dieron 0,41 y 0,42, lo que les supondrá una multa de 500 euros y la retirada de cuatro puntos del permiso de conducción e inmovilizando el vehículo. El tercero arrojó un resultado positivo de 0,54 miligramos por litro de aire espirado, lo que le acarreará una sanción de 1.000 euros y seis puntos.

Durante la madrugada de este viernes la Policía Local también estableció un control estático de alcoholemia en la Ronda da Muralla de la capital lucense, en el que interceptaron a tres conductores que arrojaron resultado positivo en las pruebas a las que fueron sometidos. Uno dio 0,43, lo que le supone una multa de 500 euros y la retirada de cuatro puntos del permiso de conducción, y los otros dos 0,55 y 0,51 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, lo que les acarrea una sanción de 1.000 euros y seis puntos.