Domingo. 18.11.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.11.2018
El tiempo

"Los laboratorios de los hospitales no tienen capacidad para detectar la 'droga caníbal'"

Entrada principal del hospital Lucus Augusti (Hula). AEP
Entrada principal del hospital Lucus Augusti (Hula). AEP

El catedrático de toxicología de la USC Manuel López-Rivadulla explica que la MDPV solo se descubre con análisis de laboratorio mucho más específicos que una analítica

Un ataque de agresividad extrema —con gritos descontrolados, mordiscos y alucinaciones— llevó hace una semana a un menor lucense a la UCI del Hula, donde pasó cuatro días en coma inducido. Los síntomas del joven apuntaron rápidamente al consumo de 'droga caníbal' y la familia se apresuró a pedir a las administraciones que controlaran el consumo de estas nuevas y destructivas drogas. "Era impresionante ver como estaba. Lo agarraban entre ocho celadores y no podían con él. Esto va a ser peor que la heroína en los 80", dijo.

El chico fue sometido a una analítica de sangre en el Hula y, para sorpresa de muchos, los resultaron revelaron únicamente que el chico había consumido hachís y alcohol. Sin embargo, el resultado era previsible aunque el menor hubiera ingerido metilendioxipirovalerona (MDPV), ya que se trata de una sustancia que no se puede detectar con este tipo de analíticas.

El catedrático de toxicología de la USC Manuel López-Rivadulla explica que la MDPV se puede descubrir en sangre y orina, "pero los laboratorios de los hospitales no tiene esa capacidad. Para detectarla", apunta, "tendría que llevarse a cabo un análisis mucho más específico en un laboratorio con otras capacidades, como el del Instituto de Ciencias Forenses, por ejemplo".

La Policía Nacional mantiene abierta la investigación y espera interrogar al chico cuando se recupere por completo

López-Rivadulla explica que los efectos de esta sustancia son bastante característicos, pero por sí solos tampoco son concluyentes. "La respuesta a las sustancias químicas por parte de las personas es muy variable. Se han descrito brotes psicóticos por el consumo de una anfetamina, e incluso de hachís. Quizá no con tanta agresividad como este caso, pero eso también tiene que ver con el tipo de persona. Puede ser simplemente una respuesta extraña y puntual. Hay que tener mucha cautela a la hora de achacar estas reacciones a una u otra causa".

Así, para confirmar definitivamente el diagnóstico del menor lucense —que tras despertar del coma no recordaba nada de lo sucedido y se encontraba "muy nervioso", según explicó su madre— sería necesario realizar más análisis de laboratorio. Este diario se puso en contacto con el Hula, pero el centro rehusó explicar si pedirá o no nuevas pruebas más específicas.

Por su parte, la Policía Nacional, que abrió una investigación para detectar la presencia de 'droga caníbal' en la capital lucense, señaló este sábado que esperará todavía unos días más a que el menor se recupere por completo para poder interrogarlo y arrojar algo más de luz sobre las causas que llevaron al joven a atacar de forma repentina a varias personas en plena calle. Hasta el momento, la Policía Nacional no detectó esta sustancia en Lugo.

"Los laboratorios de los hospitales no tienen capacidad para...
Comentarios