El Lexatin de 1,5 vuelve a llegar a cuentagotas a las farmacias

La Agencia Española del Medicamento indica también problemas de suministro del principio activo, el bromazepam
undefined
photo_camera Un paciente extrae un lexatín del envase. AEP

El Lexatin de 1,5 miligramos, uno de los ansiolíticos mas recetados en la dosis más recetada, vuelve a registrar problemas de suministro y, por tanto, a llegar a las oficinas de farmacia a cuentagotas.

La Agencia Española del Medicamento señala que los problemas comenzaron en enero de este año; pero, en realidad, desde octubre del pasado vienen reproduciéndose. Hubo dificultades para hacerse con él en el último trimestre del ejercicio, comenzaron a mejorar a comienzos de este y ahora se repite la misma situación: se hace una distribución controlada de unidades ya que estas son limitadas. No es que no haya ninguna caja pero, de ninguna manera, llegan a las farmacias al ritmo de la demanda.

Santiago Torres de farmacia Labandeira explica que les envían unos cuantos envases a la semana de un fármaco del que pueden recibir solicitudes de unos diez pacientes al día.

Los pacientes son reacios a cambiar el Lexatín por el genérico de bromazepam, principio activo del primero, pero es que, además, también este tiene cortes de suministro en el de la dosis de 1,5 miligramos.

La Agencia Española del Medicamento estima que los problemas de abastecimiento, en ese caso, podrían prolongarse solo unas semanas más.