domingo. 17.11.2019 |
El tiempo
domingo. 17.11.2019
El tiempo

Lence rechaza ofertas de compra y reorganiza su grupo empresarial

Jesús Lence. VICTORIA RODRÍGUEZ
Jesús Lence. VICTORIA RODRÍGUEZ

Constituye un consejo de administración al que se incorporan dos ejecutivos de la casa ►Asegura que su idea no es vender, pese a que dice que recibe ofertas casi semanalmente

El emporio de Jesús Lence gana músculo tras constituir un consejo de administración que está formado por tres miembros de la familia y con la incorporación de dos ejecutivos con larga trayectoria en el grupo empresarial lucense.

La matriz, Lence Torres, y sus filiales, Grupo Leche Río, Transleche y Complejo San Cristóbal, está dirigido por un consejo de administración constituido por el propio Jesús Lence, sus hijos Carmen y Luis; la responsable de las áreas financiera y comercial, Aida Canto, con más de 30 años en la firma, y el director técnico de las plantas de leche, Jesús García, que lleva más de una década. Los tres últimos son apoderados mancomunados, dos a dos, de cada sociedad para encargarse de la gestión diaria.

«Veníamos funcionando así muy bien desde el año pasado, cuando ya no llevaba yo la gestión directa, y lo hemos oficializado en enero», explicó ayer el empresario nacido en Castroverde.

Antes de este cambio orgánico, Jesús Lence y su hijo Luis eran los administradores solidarios de la matriz y esta a su vez era la administradora única de las tres filiales.

«El grupo está funcionando con un consejo apoderado mejor que cuando lo llevaba yo directamente», precisó el patrono lucense, que tiene 78 años de edad.

Con esta reorganización, Jesús Lence, que dirigía directamente el hólding, va delegando funciones y preparando su sucesión.

OFERTA DE COMPRA. El empresario dejó claro ayer que pese a que «casi todas las semanas entran ofertas de compra, de todo el grupo o de parte, mi idea no es vender, es seguir funcionando como está funcionando ahora, mejor que nunca».

La matriz, Lence Torres, que cerró 2016 y 2017 con unos beneficios que rondaron los ocho millones de euros, en cada ejercicio, es el brazo inversor del grupo y es la titular de seis estaciones de servicio en Lugo y otra en A Coruña, que abrió el mes pasado bajo la marca Leyma Oil.

Leche Río, que es el principal grupo lácteo de capital gallego, cuenta con dos plantas en O Ceao, otra en Veiga de Anzós (Láncara) y la coruñesa de Leyma, que está dirigida por otra de las hijas de Lence, María Jesús. Entre las cuatro factorías suman una producción diaria de unos 800.000 litros.

«La situación del sector desde hace seis años va a buen ritmo para nosotros porque somos la empresa que más pagamos al ganadero y la que más rentabilidad sacamos», afirmó el empresario lucense.

Transleche es la filial que se encarga de la logística, tanto de recogida de leche como de transporte del producto final. Cuenta con una flota de un centenar de camiones, casi la mitad propios.

Complejo San Cristóbal, que explota una gasolinera que es de una compañía petrolífera, agrupa la división inmobiliaria de la compañía (centro de negocios, alojamientos, naves industriales y locales comerciales).

Lence rechaza ofertas de compra y reorganiza su grupo empresarial
Comentarios