domingo. 17.11.2019 |
El tiempo
domingo. 17.11.2019
El tiempo

De Lego a National Geographic

Andrés Armesto, en su mesa de trabajo, con recreaciones del antiguo Gran Teatro de Lugo y la catedral. J. VÁZQUEZ
Andrés Armesto, en su mesa de trabajo, con recreaciones del antiguo Gran Teatro de Lugo y la catedral. J. VÁZQUEZ

Andrés Armesto colabora con el gigante estadounidense recreando arquitectura histórica en publicaciones internacionales

LA RAE DEFINE distracción como "cosa que atrae la atención apartándola de aquello a que está aplicada, y en especial un espectáculo o un juego que sirve para el descanso". La vida de Andrés Armesto demuestra que algunas distracciones no tienen por qué ajustarse a la definición literal de la palabra. De hecho, se puede decir que este lucense se gana la vida gracias a dos de ellas. Una, el juguete Lego, le marcó a fuego durante la infancia y otra, el videojuego Cities: Skylines, le hizo recuperar una pasión que perdió durante dos años por motivos ajenos a él. Armesto tiene 24 y ya sabe lo que es trabajar para Google y National Geographic. No, no es broma. Estamos ante un apasionado de la arquitectura antigua, un autodidacta del modelado 3D cuya vocación pasó a ser su forma de vida gracias a un talento innato y muchas -muchísimas- horas de trabajo. ¿Cómo ocurrió? Como tantas historias, todo arrancó con los bloques de construcción de Lego, un juguete que despertó su imaginación y que permitió a su padre identificar en su hijo una habilidad natural hacia la construcción y el modelado.

"Foi o meu pai quen, hai dez años, descubriume o Google Earth e a existencia do Sketch Up, un programa de modelado en tres dimensións". Ese día, el inspirado progenitor de Armesto prendió la mecha de lo que hoy es su profesión. "Empecei a xogar co programa, a facer tonterías e aprender de maneira autodidacta. Hai que ter en conta que non existían titoriais como os de agora".

La mejora en el uso del Sketch Up se hizo patente con el paso de los meses. La evolución le ayudó a establecer primeros contactos a través de internet con personas que modelaban edificios para Google. "Vin que se subías edificios reais podían ser aceptados por Google para que apareceran no Google Earth, polo que comecei a modelar algúns de Lugo que pronto foron aceptados". Armesto tenía entonces 14 años y durante los siguientes cuatro se dedicó a modelar edificios -voluntariamente y de manera gratuita- de la ciudad amurallada hasta que la multinacional norteamericana sustituyó el sistema de recreación de ciudades por fotografías aéreas. "Deixamos de ser necesarios a partir dese momento", lamenta Armesto.

Uno de sus proyectos personales consiste en modelar edificios históricos de Lugo

Nada más cumplida la mayoría de edad Armesto se vio en tierra de nadie. Durante más de dos años dejó aparcada su vocación y se dedicó a otras ocupaciones hasta que cayó en sus manos el videojuego de construcción de ciudades Cities: Skylines. "Reutilizaba edificios para o xogo e terminei facendo moitos máis e de moita máis calidade". Lo que de nuevo parecía una distracción le hizo reengancharse, parece que ya para siempre, al mundo de las tres dimensiones.

Su destreza -recordamos, autodidacta- llamó la atención en 2016 de un excompañero de Google que quiso contar con él para un proyecto de National Geographic. Desde entonces, Armesto modela construcciones históricas como las pirámides de Chichén Itzá (cultura maya) o edificios de la Antigua Grecia para una colección de libros didácticos en castellano que la firma estadounidense vende en países de habla hispana. "Cada modelado pode levar un mínimo de dez ou vinte horas", reconoce. Su trabajo no se centra solo en el dominio del Sketch Up. Una parte consiste en fotografiar edificios desde todos los ángulos y conseguir planos de construcción -tarea muy complicada en según qué casos- para que la fidelidad arquitectónica sea total.

¿Termina todo aquí? Claro que no. Uno de sus proyectos personales consiste en modelar edificios históricos de Lugo que ya no existen. Su recreación del Gran Teatro es todo un espectáculo y una de las pocas imágenes fieles que quedan de la desaparecida construcción Art Decó -su estilo favorito-. Pueden disfrutarlo si bucean en su perfil de Twitter, @Armesto3D, el lugar donde este genio de las tres dimensiones comparte su privilegiada visión.

De Lego a National Geographic
Comentarios