martes. 07.07.2020 |
El tiempo
martes. 07.07.2020
El tiempo

Las testigos no aclaran los informes discordantes sobre el sanatorio Portela

Otro compareciente en el caso Garañón dice que Orozco pagó, pero no recuerda cómo

La jueza Pilar de Lara continúa con los interrogatorios del caso Garañón, pese a que está pendiente la decisión de la Audiencia Provincial sobre la petición de los abogados de José Ramón Gómez Besteiro para que sea declarada incompetente en esta investigación.

Ayer escuchó a tres testigos, dos de ellas técnicos que elaboraron sendos informes para que el Instituto Nacional de Estadística (Ine) adquiriese como sede el sanatorio Portela. Sin embargo, no lograron aclarar a qué se debían las contradicciones entre ambos informes.

Por un lado, testificó una perito a la que se le encargó un informe sobre el inmueble, y en el que se hizo constar el estado de absoluto deterioro del sanatorio y el convenio existente con el Concello por el que se reducía en casi 600 metros cuadrados la edificabilidad real. Sin embargo, otra también al servicio del Estado en ese momento emitió un informe complementario que difería sustancialmente del anterior. Y es con estos dos informes con los que el Ine decide pagar 1,8 millones por el sanatorio, que poco antes se había vendido por 600.000 euros menos.

En sus declaraciones, ambas técnicas defendieron sus respectivos informes, si bien no pudieron aclarar la mayor parte de las dudas amparadas en los muchos años que habían transcurrido desde entonces.

La tercera persona que acudió este lunes al juzgado de intsrucción 2 fue el hombre que actuó como representante de la empresa en la venta de dos plazas de garaje al exalcalde de Lugo José López Orozco, al que la jueza imputó al considerar que esas plazas pudieron ser un regalo de un promotor a cambio de licencias para urbanizar en O Garañón y en García Portela. Orozco declaró la semana pasada que pagó esas dos plazas, unos 16.000 euros, en mano y en la oficina del notario el mismo día en que se realizó la venta. El dinero lo había sacado de su cuenta, según dijo, su propia esposa ese mismo día por la mañana.

Un testigo confirmó que Orozco pagó sus plazas de garaje, aunque no recuerda si fue en efectivo y ante notario, como dijo él

El testigo confirmó que el exalcalde había pagado las plazas de garaje, aunque no pudo recordar si recibió el dinero en mano en el momento de la firma o si fue mediante transferencia o incluso con un cheque. El hombre insistió en el elevadísimo número de operaciones de compra-venta que realizaba en ese momento y en los muchos años que han pasado desde entonces.

También descartó cualquier tipo de irregularidad en la compra por parte del entonces jefe de Arquitectura del Concello de un piso en el edificio construido en terrenos del sanatorio García Portela. De hecho, indicó que la rebaja en el precio final que había conseguido el comprador la había negociado directamente con el Sareb, el banco de activos inmobiliarios tóxicos que se había quedado con los pisos sin vender en ese inmueble. Para explicar por qué el funcionario había marcado oficialmente su vivienda en el piso varios años antes de declarar su compra, el testigo indicó que pudo ser para obtener puntos para la asignación de colegio.

Las testigos no aclaran los informes discordantes sobre el...
Comentarios