Lunes. 24.09.2018 |
El tiempo
Lunes. 24.09.2018
El tiempo

Las líneas rojas del civismo

Un gorrilla en Lugo. AEP
Un gorrilla en Lugo. AEP

Las voces que exigen que la ordenanza de seguridad se retire contrastan con las que piden medidas para garantizar la convivencia

La creación de la plataforma Lugo Sen Mordazas, formada por una treintena de colectivos y partidos políticos y que pretende la retirada del borrador de la ordenanza de civismo presentado hace unas semanas por el gobierno local, contrasta con las voces de portavoces de colectivos vecinales o empresariales que demandan una normativa que sirva para garantizar la convivencia.

Los aspectos más polémicos del borrador de la ordenanza, elaborado por un mando de la Policía Local, son los que han llevado a esta plataforma a tacharla de "discriminatoria, clasista, racista e machista", así como a pedir su retirada, con la amenaza de llevarla ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia en caso de que sea aprobada por el pleno.

El portavoz del gobierno local, Miguel Fernández, calificó este miércoles la reacción de esta plataforma como "prematura", ya que recordó en rueda de prensa que en la actualidad se trabaja es un "borrador" al que se podrán incorporar todas aquellas alegaciones que se presenten y que sean acordes con la ley. Además, animó a todos los colectivos a proponer mejoras para incorporar a este documento.

La federación vecinal y Unave quieren una ordenanza cívica, aunque presentarán alegaciones al borrador del gobierno local

Fernández también aprovechó para recordar que habrá una exposición pública del documento definitivo y recordó que la redacción de esta ordenanza fue aprobada por el pleno municipal y se trata de una demanda social.

El portavoz del gobierno local aludía de esta forma a la moción presentada en su día por el PP para tratar de evitar la actuación de los gorrillas en el Hula, así como a las demandas de mejora de la seguridad ciudadana como las realizadas por el observatorio integrado por colectivos empresariales y vecinales, que se creó a finales del pasado año a raíz de la proliferación de peleas callejeras, robos en negocios, trapicheo de drogas y actos vandálicos contra el patrimonio, sobre todo en el centro de la ciudad.

El portavoz de este observatorio y presidente de la Federación de Comercio, José María Seijas, explicó este miércoles que en unos días se reunirán los miembros de este grupo para analizar el borrador de ordenanza. En todo caso, considera que esta normativa es necesaria porque, para evitar determinadas actuaciones incívicas "hai que tomar medidas" y puso como ejemplo a los "pedigüeños" que molestan a los viandantes. Además, cree que es necesario dotar a la Policía de un instrumento legal para actuar.

Las asociaciones ciudadanas también apuestan por elaborar una ordenanza y Fernando Rois, portavoz de la federación vecinal, dijo estar "casi ao 100% dacordo" con el borrador presentado por el gobierno local, aunque añadió que en unos días presentarán la postura oficial de la organización y las alegaciones que pretenden incorporar al texto. Por su parte, Valentín Arias, portavoz de Unave, dice que hay aspectos de la normativa que son "mellorables" y cree, por ejemplo, que no se debería de multar la mendicidad, mientras que en el caso de los gorrillas considera que debe de ser tratado el problema desde un punto de vista social. En cambio, apuesta por actuar con "dureza total" contra las pintadas o contra actitudes incívicas como orinar en la calle.

Por su parte, el presidente de la asociación provincial de hostelería, Cheché Real, también se muestra favorable a que se elabore una ordenanza de este tipo, aunque apuesta por "sentarse a falar" para lograr el mayor consenso.

El borrador de ordenanza tiene de momento el rechazo de los partidos de izquierda, con excepción del PSOE, así como de varias asociaciones que amenazan incluso con llevar sus protestas a la calle, el mismo territorio cuyo uso pretende regular esta normativa.

Puntos polémicos de la ordenanza
Sexo en el coche
La prohibición de mantener sexo en el coche en lugares públicos levantó revuelo y Cs pide que se matice para que solo se sancione en casos de prostitución o si es delante de menores.
Dormir en un banco
Cs también pide que solo se prohíba dormir en la calle o en un banco público si afecta a la convivencia o al tránsito de personas. También se prohíbe llevar sillas a una zona verde.
Ropa tendida hacia la calle
La ordenanza prevé multar los tendales en las fachadas de los edificios, aunque también en los balcones que dan a la calle. El PP pide que se suprima cuando se trata de zonas privadas.
Carteles anunciadores
La plataforma contra la ordenanza critica que la prohibición de pegar carteles o repartir octavillas en la calle sin autorización limita la actividad de las asociaciones.
Multas por pedir
La multas por pedir limosna, vender pañuelos a cambio de la voluntad o hacer malabares en los semáforos son consideradas por algunos colectivos como una forma de represión.
Juegos en la vía pública
La plataforma contra la ordenanza critica que se puedan multar las acrobacias con bicicletas y monopatines o practicar juegos y competiciones deportivas masivas o espontáneas.
Pisos para prostitución
El PP pide que solo se sancione al propietario de una vivienda donde se practique la prostitución si conoce esta actividad. Cs insta a revisar si tiene un encaje legal la prohibición.
Gorrillas sin ayudas
Los colectivos contrarios a la ordenanza cuestionan que se les pueda incautar la ‘recaudación’ a los gorrillas o que se les puedan retirar ayudas sociales que tengan concedidas

 

Las líneas rojas del civismo
Comentarios