martes. 26.05.2020 |
El tiempo
martes. 26.05.2020
El tiempo

ASÍ NOS AFECTA EL VIRUS

Las estaciones de servicio reducen sus ventas entre el 75 y el 90 por ciento

Un empleado de una estación de servicio llena un depósito. VICTORIA RODRÍGUEZ
Un empleado de una estación de servicio llena un depósito. VICTORIA RODRÍGUEZ
Esto sucede con los precios más bajos de los últimos años

La deriva por la que están atravesando las estaciones de servicio en esta situación de emergencia sanitaria es consecuencia de la tormenta perfecta. Se ha desplomado el consumo y a dos de los principales productores mundiales de petróleo, Rusia y Arabia Saudí, les ha dado por lucir palmito ante el espejo y echar un irresponsable pulso en plena crisis global por la pandemia del nuevo coronavirus, que en esta pelea de gallitos se traduce en producir más y en tirar los precios.

Llevamos toda la vida quejándonos de que el importe del combustible está por las nubes y cuando es el más bajo en los últimos dos años —el gasóleo A está en algunas estaciones de servicio lucenses a menos de un euro el litro—, los particulares no podemos sacarle rédito. Los vehículos están aparcados. La circulación está vetada, excepto para aquellos que se utilizan para atender los servicios que en este estado de alarma han sido declarados esenciales y solo para los trayectos que son imprescindibles.

El consumo esencial

"Al no permitir la circulación, las gasolineras estamos muy paradas. De lunes a viernes el descenso es del 75% y los fines de semana del 90%", afirma el presidente de la Asociación Provincial de Estaciones de Servicio de Lugo, Diego Rodríguez.

Otro empresario del sector, Manuel López, señala que la situación del sector es "complicada" porque al ser un servicio esencial tiene que permanecer abierto, pero, según precisa, "como la caída de las ventas es tan abismal, nos encontramos con las manos atadas".

Generated by  IJG JPEG LibraryEl grupo lucense con más estaciones de servicio en la provincia, ocho en total, es Lence Torres. Su gerente, Manu Penas (en la imagen), explica que en tres de ellas, Gomeán, Río Miño y O Ceao, están aguantando el tirón porque sus principalesclientes son transportistas, pero advierte de que pese a que "en las demás ha caído en picado, hay que mantener el horario y el personal imprescindible".

Precios en descenso

Son ya quince las estaciones de servicio de la provincia de Lugo que ofrecen el gasóleo A por debajo del euro, la más económica a 0,939 euros el litro. Eso supone alrededor de 20 céntimos menos que antes de que se declarase el estado de alarma. La plusmarca nacional, 0,825, la establece una gasolinera de Almería.

Los conductores que sí pueden llenar el depósito para ir a trabajar se ahorran unos diez euros en diésel, en el caso de un utilitario de tipo medio, con respecto a hace tres semanas.

Esa notable reducción es atribuible tanto al confinamiento ciudadano como a la guerra Rusia-Arabia Saudí, pero, según advierte Diego Rodríguez, el punto de partida ya apuntaba hacia abajo debido a que se contrajo el consumo en China, cuando esta libraba su particular batalla contra la pandemia del nuevo coronavirus.

En cuanto a la gasolina, la de 95 octanos, lleva un camino parejo al del gasóleo A. El precio mínimo en la provincia de Lugo se sitúa en 1,075 euros el litro.

Demandas del sector

El estado de alarma ha generado una serie de problemas, pero también ha hecho aflorar los que ya arrastraba de viejo el sector, como la competencia que suponen las gasolineras ‘low cost’, que no tienen personal, para las que sí están atendidas.

Generated by  IJG JPEG LibraryGenerated by  IJG JPEG LibraryAppleMarkLa abogada de la Asociación Provincial de Estaciones de Servicio de Lugo, Lourdes Pardo (en la imagen), califica como "caótica" la situación actual y considera que este es un sector "especialmente castigado" y que está «olvidado» por la administración. "Nos fueron atropellando los acontecimientos", afirma Lourdes Pardo.

Este gremio demanda que en aquellas localidades en las que haya varias estaciones de servicio se establezcan guardias en vez de que estén todas abiertas al mismo tiempo o que, al menos, les permitan reducir el horario de atención al público. Esas medidas, según destaca, les permitirían a los empresarios «aliviar el coste de los trabajadores» cuando las ventas han descendido entre el 75 y el 90%. "Hay gasolineras que no tienen para pagar el combustible a fin de mes", aduce.

Lourdes Pardo augura que a muchas estaciones de servicio tendrán que presentar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (Erte) de reducción de jornada.

Esta letrada aprecia también una "indefinición" y una "descoordinación" porque, por una parte, no les suministran equipos de protección individual y, por otra parte, porque «en algunas localidades la Guardia Civil o la Policía Local nos dicen que no puede funcionar el tren de lavado, cuando no lo dice ninguna norma».

La distribución logra mantener el tipo en la crisis
Generated by  IJG JPEG LibraryGenerated by  IJG JPEG LibrarySi las ventas se han desplomado en las gasolineras, las que disponen de la alternativa de la distribución consiguen mantener el tipo gracias a que han repuntado las del gasóleo agrícola (B) y las del de calefacción (C). Esa situación menos ahogada, según pone de manifiesto el presidente de la Asociación Provincial de Estaciones de Servicio de Lugo, Diego Rodríguez (en la imagen), se debe a que "la agricultura sigue funcionando" y a que "como las personas están confinadas en casa y todavía no ha llegado el calor encienden la calefacción" para que sea más confortable esa prolongada estancia en el hogar.
Precios
Al menos los productores y los domicilios sí están sacando provecho del descenso que ha experimentado el importe de los gasóleos B y C, que ronda los 0,70 euros el litro en ambos casos. En algunas cooperativas el agrícola puede incluso alcanzar los 0,57. Como en el caso de los combustibles para automoción el descenso del precio del petróleo ha propiciado ese abaratamiento.

Las estaciones de servicio reducen sus ventas entre el 75 y el 90...
Comentarios