Largas esperas en el PAC de Lugo por falta de médicos y aumento de infecciones

Dos tardes de esta semana solo hubo dos facultativos en el PAC de A Residencia, aunque la plantilla reclama cuatro por la alta demanda
                      Pacientes esperan a ser atendidos en el interior del nuevo PAC.
photo_camera Pacientes esperan a ser atendidos en el interior del nuevo PAC.

Las quejas por las largas demoras en el PAC —situado ahora en el CIS de A Residencia— se acumulan esta semana, impulsadas por la falta de médicos en algunas jornadas y el aumento de algunas infecciones, fundamentalmente en pacientes pediátricos aunque también en adultos.

Algunos usuarios aseguran que han pasado hasta cuatro horas aguardando para ser vistos y, en otros casos, han desistido y se han trasladado a Urgencias del Hula al ver que la espera se prolongaba.

Solo dos equipos médicos

La situación se complicó especialmente el lunes y el jueves porque, en ambos casos, solo trabajaron de tarde dos médicos. El PAC cuenta habitualmente con tres equipos de 15.00 a 22.00 horas, que se convierten en dos por la noche, de 22.00 a 08.00, porque la demanda disminuye.

Sin embargo, en esos dos días no se pudo encontrar médico para cubrir esos turnos de manera que trabajaron solo dos equipos.

El lunes, un equipo tuvo que trasladarse a varios domicilios a examinar a pacientes que no podían acudir al centro y, en uno de ellos, cuando ya había acabado la visita se quedó encerrado en el ascensor. La avería se prolongó por unas dos horas, de manera que parte de la tarde hubo un único médico en el PAC. Para cuando llegó la noche había pacientes que llevaban varias horas aguardando turno.

Algo similar ocurrió el jueves. Tampoco se pudo encontrar médico para hacer el turno de tarde, con lo que solo estuvieron dos equipos. Otra vez uno de ellos tuvo que salir a un domicilio, en este caso bastante alejado del centro, lo que lo mantuvo fuera del PAC unas horas, mientras la sala de espera se llenaba.

El personal del PAC ha reclamado por escrito a la gerencia no solo que se garantice la presencia del tercer equipo todo el año, también en verano, sino que se sume un cuarto porque asegura que la demanda se ha multiplicado con respecto a la que había en Fingoi.

Aumenta el número de pacientes

Los facultativos no tienen claro a qué se debe ese incremento pero aseguran que es notable. Inicialmente lo atribuyeron a la percepción errónea de muchos pacientes de que el centro contaba con servicios como rayos o pediatra, pero explican que, incluso ahora que la mayoría de usuarios ya tienen claro que no los tiene, sigue subiendo.

La presión asistencial se ha visto aumentada en las últimas dos semanas por un pico de infecciones causadas, en gran medida, por estreptococo. Apuntan que la faringitis estreptocócica tiende a ser muy dolorosa, provocando dolor al tragar, gran enrojecimiento e inflamación y fiebre en algunos niños, lo que hace que la gran mayoría de afectados consulte.

Como además precisa de antibiótico, es necesario pasar por el médico. Aunque la mayoría de casos son entre niños, también acuden adultos en muchos casos contagiados por sus hijos.

Otras infecciones víricas, como la de boca-mano-pie, también se ven mucho en esta época entre niños en edad escolar o que van a guarderías y son objeto de consulta.