viernes. 13.12.2019 |
El tiempo
viernes. 13.12.2019
El tiempo

Méndez quiere ser candidata, pero no sabe si su imputación afectará a las listas

Lara Méndez. TEJERO
Lara Méndez. TEJERO

"Seguiré trabajando por Lugo independientemente de las imputaciones que nos puedan surgir a mí o a otras personas de la corporación", sostiene

La alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, ha asegurado este domingo que le gustaría ser candidata a la Alcaldía de la ciudad en 2019, pues en 2015 fue número dos, aunque desconoce si su actual condición de investigada por la justicia afectará en el momento en el que se decida la lista definitiva.

En una entrevista en la Radio Galega, Méndez ha comentado su reciente citación como investigada por un supuesto delito de malversación, que no afecta a su actividad política.

"Seguiré trabajando por Lugo independientemente de las imputaciones que nos puedan surgir a mí o a otras personas de la corporación", ha comentado.

Consultada por si le gustaría ser candidata a la Alcaldía en las elecciones locales de 2019, ha respondido de manera afirmativa, pues le gustaría "terminar los proyectos (actuales), ver los resultados y disfrutar de ellos en la calle".

Su "objetivo claro" es "la ciudad de Lugo" y asegura que trabajará por ella, aunque desconoce si su situación de investigada, que podría terminar antes de la cita con las urnas, afectará a la formación de la lista electoral, pues no se pronunciará hasta ese momento.

Al margen de las elecciones de 2019, Méndez reclama una estación intermodal para Lugo que, según ella, es "la única ciudad de Galicia" que no la tiene ni siquiera en proyecto.

Ha mantenido que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, "se comprometió" a que la ejecutaría el Gobierno autonómico si no lo hacía el Ministerio de Fomento, pero lo acusa de tratar a Lugo "de ciudad de segunda o de tercera", pues la intermodal es una "infraestructura necesaria para que llegue el AVE" y por eso pretende disponer de ella.

En la entrevista también ha recordado su objetivo de derribar el Garañón, una unidad de Lugo en la que en su día se edificó pero que posteriormente ha salpicado en un caso de supuesta corrupción a numerosos dirigentes históricos de su partido en la ciudad.

"Si pudiéramos derribar en 2018 el Garañón, lo haríamos", ha continuado al tiempo que explica que en cuanto sea posible, independientemente de los presupuestos, se acabará con esa actuación urbanística, "en 2018 o 2019".

Tras una cuestión de confianza que ha servido para aprobar los presupuestos de Lugo, Méndez no descarta un acuerdo de gobierno para terminar el mandato.

"Siempre tendimos la mano y vamos a seguir haciéndolo. Lugo es lo prioritario. Tenemos que tener altura de miras, le pido también a la oposición que la tenga", ha agregado.

Méndez quiere ser candidata, pero no sabe si su imputación afectará...
Comentarios