viernes. 20.09.2019 |
El tiempo
viernes. 20.09.2019
El tiempo

Los lagos de Teixeiro, del cielo al infierno

Estado actual de los lagos de Teixeiro. SEBAS SENANDE
Estado actual de los lagos de Teixeiro. SEBAS SENANDE
La caída en desgracia de esta área recreativa situada en la parroquia de Teixeiro contrasta con la imagen que guardan los lucenses que en los 80 disfrutaban de ella

En el año 1981 comenzó la construcción de un área recreativa en la parroquia de Teixeiro que cambiaría las jornadas de asueto de muchos lucenses durante algo más de una década. 

Fue el antiguo Icona el organismo que construyó estos lagos artificiales y posteriormente el área recreativa. Son unas cuatro hectáreas en las que en ese momento se invirtieron cuatro millones y medio de pesetas. Las obras se llevaron a cabo por partes, ya que ante el éxito que tuvo el espacio y la afluencia que registraba, fueron necesarias varias ampliaciones de las lagunas, los merenderos y las zonas arboladas y recreativas. 

La comunidad de vecinos de Teixeiro también instaló un pequeño chiringuito que regentó Luis Abelaida durante unos quince años. Actualmente, su hija, Isabel Abelaida, recuerda con cariño aquella época. "Había un parque infantil nos lagos de arriba, un circuíto de madeira para facer ximnasia, un caseto con patos, moitas mesas e barbacoas e incluso un peche ao final dos lagos con cervos, gamos e outros animais", cuenta. También recuerda la afluencia que experimentaban los lagos, sobre todo en los meses de verano. "Ían excursións de nenos, e a Asociación de Amas de Casa sempre facía alí as comidas, que preparaba miña nai. Os domingos había xente que chegaba ás sete da mañá para coller mesa, porque como chegaran ás dez xa non había sitio onde sentarse. A xente pasaba os fins de semana de marabilla alí, era o punto de ocio dos lucenses", recuerda. 

Samino, un cazador que sigue frecuentando la zona en temporada, destaca lo espléndido que era esta área recreativa en sus buenos tiempos. "Era un luxo vir aquí. A xente viña pola mañá, facía aquí o churrasco nas barbacoas de pedra e quedaba ata a noite". 

Por aquel entonces, el mantenimiento era regular y eficaz, tal como dice Abelaida. "Os lagos estaban moi ben coidados. Había unha patrulla de limpeza cunha pequena barca que andaba por eles limpando a maleza e as herbas. Tamén se encargaban de darlle comida aos animais que había no pechado". 

DECADENCIA. En los años noventa, posiblemente por el cambio de hábitos de la población a la hora de pasar su tiempo libre, la afluencia de visitantes del lago cayó en picado y el mantenimiento dejó de ser importante en aquella zona. 

Antiguamente, algunas personas llegaban a las siete de la mañana para reservar mesa

El panorama actual es completamente distinto. La carretera de acceso está llena de enormes baches que la hacen casi intransitable; la maleza lo rodea todo y el estado de los lagos es completamente lamentable. De hecho, Samino comenta que "o primeiro que tiñan que facer para que a xente volvera aquí é amañar as estradas, porque dán pena, e poñer sinalización. Hoxe en día, se alguén quere vir ata os lagos de Teixeiro ten que pensalo moi ben antes de coller o coche", asegura. 

Pero no solo el paso del tiempo ha hecho mella en el lago, ya que la actividad humana, aunque escasa, ensucia y empobrece todavía más si cabe el paraje, que está inundado de basura y con algunos de sus elementos, como las mesas de piedra y el antiguo chiringuito, destrozados. 

"Hoxe en día están moi mal coidados", señala Isabel Abelaida. "Cando pechamos o chiringuito non levamos nada, e agora só está coas catro paredes de fóra. As fontes nin sequera teñen auga, só funciona unha delas. A verdade é que dá pena". 

El biólogo Martiño Cabana advierte de que "o principal problema dos lagos é o abandono. Pero ao ser unha zona forestal, é fácil de conservar. O fundamental é levar a cabo unha recuperación integral recollendo todo o lixo e facendo pequenas reparacións, porque o sitio é bastante sinxelo de manter. Deberíanse retirar determinadas infraestruturas que non son útiles e que só xeran problemas. E con iso e un lixeiro mantemento sería suficiente", opina. 

VALORES NATURALES. Aunque son conocidos como lagos, realmente no lo son, explica Martiño Cabana. "Realmente é un regato que está represado. Puxéronlle nome de lago porque era máis bonito". 

"A xente pasaba os fins de semana de marabilla nos lagos; era o punto de ocio dos lucenses",recuerda Isabel Abelaida

A pesar de su evidente estado de abandono, los lagos siguen conservando sus valores naturales. "As poboacións de anfibios son dos principais valores que teñen. Hai unha poboación moi interesante de sapos comúns, pero tamén hai outras especies, como a ra vermella ou a ra dos regos que están incluídas dentro do catálogo galego de especies ameazadas", señala Cabana. 

Además de anfibios, en el entorno viven otros animales como peces, mamíferos, aves y animales invertebrados que convierten a la zona en un enorme hervidero de vida. 

En cuanto a la flora, Cabana indica que es "moitísima", tanto de árboles plantados durante la creación de este espacio como surgidos de forma natural. 

En la campaña electoral de mayo de este año, la alcaldesa Lara Méndez prometió recuperar los lagos de Teixeiro como parte del plan para extender los pulmones verdes de la ciudad, entre otros compromisos como acondicionar el monte comunal entre el río Fervedoira y el Hula para convertirlo en un espacio público de ocio o recuperar el humedal de As Gándaras. 

MÁS PROMESAS. El BNG, que ahora forma parte del gobierno municipal, también hizo una promesa en campaña referente a los lagos: la construcción de un parque de actividades de la naturaleza con zonas de senderismo, ciclismo de montaña y otros deportes. Por aquel entonces, el ahora teniente de alcalde Rubén Arroxo recordó que, si bien hay partes que dependen de la Xunta, el Ayuntamiento de Lugo es propietario de veinte hectáreas de superficie, donde estaba el antiguo vertedero. También destacó su intención de convertir este lugar "na zona de esparcemento que foi, actualizada e cunha oferta lúdica axeitada ao século XXI". 

El biólogo Martiño Cabana comparte la idea del parque de actividades es buena. "Ao ser un parque artificial, é mellor introducir este tipo de actividades en sitios así que en zonas verdadeiramente naturais", apunta. 

Ahora, lo que queda por ver es si el nuevo gobierno bipartito cumplirá lo prometido: dar vida de nuevo a los lagos de Teixeiro.

Los lagos de Teixeiro, del cielo al infierno
Comentarios