Sábado. 18.11.2017 |
El tiempo
Sábado. 18.11.2017
El tiempo

La Xunta descarta riesgo sanitario por uranio tras revisar la cantera lucense

Una de las canteras graníticas del macizo de Ombreiro, situada en Vilachá de Mera
Una de las canteras graníticas del macizo de Ombreiro, situada en Vilachá de Mera
A falta todavía de un informe técnico más exhaustivo, este dictamen constata lo ya expresado por el Consejo de Seguridad Nuclear, que niega un alto nivel de radiactividad

La visita de un técnico de la Xunta a la cantera de granito objeto de denuncia -por una supuesta presencia de uranio y una alta dosis de radiactividad descubierta por un excursionista- zanjó este viernes por completo la polémica. La Consellería de Economía e Industria está a la espera de un informe técnico más exhaustivo, sobre las rocas examinadas. Sin embargo, el técnico enviado al lugar comprobó que no hay altos niveles de radiactividad, ni tampoco uranio en cantidades tóxicas. "O técnico constatou o que xa nos tiña trasladado o Consejo de Seguridad Nuclear: que non existe risco na canteira", decía la Xunta.

La zona donde se encuentra la polémica cantera está en el macizo de Ombreiro y abarca los municipios de Lugo y Friol. El Instituto Geológico Minero de España registra ocho explotaciones catalogadas como productoras de piedra natural, de las que solo en la mitad hay actividad extractiva. Se trata de dos canteras situadas en Friol y otras dos en Lugo, que producen 28.884 toneladas al año, el 2,6 por ciento del total gallego.

José Manuel Carballido, propietario de la explotación Mugrani, también en la zona, afirma que la crisis de la construcción afectó duramente al sector, provocando el abandono. "Algunhas non se pode dicir que estean pechadas porque se non, perderían a licenza, pero non teñen actividade", afirma.

Sobre la presencia de uranio, Carballido dice que las explotaciones están sujetas a controles. "A miña non está activa pero calquera granito ten uranio e radón, en máis cantidade ou menos. Nós medímolo sempre, igual que o ruído e o polvo. Todo iso entra dentro do plan de labores anuais. A miña canteira está ao principio do filón e o granito é máis oscuro, está máis no fondo. E non hai radiactividade. Canto máis vas hacia Friol e Parga, máis branco é e máis uranio pode ter", afirma.

El granito extraído en esta zona se comercializa con las denominaciones Blanco Bóveda, de tono blanco-moreno, y Blanco Mera, más claro, aunque la coloración puede alterarse, según el Instituto Geológico Minero de España, "hacia marrones claros".

La Xunta descarta riesgo sanitario por uranio tras revisar la...