sábado. 06.06.2020 |
El tiempo
sábado. 06.06.2020
El tiempo

La Plaza de Abastos reabre con nueva cara y desigual acogida de los placeros

Aspecto del área central de la Plaza de Abastos de Lugo
Aspecto del área central de la Plaza de Abastos de Lugo
La zona central ya queda a la vista, se ha colocado el nuevo suelo y se pintaron las verjas. Algunos tenderos se quejan del lento avance de la obra y otros confían en el resultado

La Plaza de Abastos de Lugo reabrió este miércoles con su nueva cara más a la vista. Aunque el cierre de una semana se programó fundamentalmente para colocar el nuevo suelo, es la retirada de las lonas de la zona central lo que permite hacerse una idea del aspecto que va a tener a partir de ahora, con dos huecos donde antes había otros bloques de puestos y que dan a la planta semisótano.

El nuevo pavimento estaba acabando de secarse este miércoles, con un cañón de calor en marcha para acelerar el proceso. El pasillo de las pescaderías permaneció cerrado porque el suelo aún no era suficientemente firme pero se prevé su apertura para este jueves. En esa zona, los operarios pintaban de colores las verjas de los puestos, algo que se extenderá al resto.

El resultado de las obras no satisface a muchos de los placeros, que esperaban que, tras la reapertura, los trabajos estuviesen mucho más avanzados. Se quejan de que solo se puede acceder al edificio por la puerta de Santo Domingo, del estado en el que encontraron el inmueble al llegar, lleno de polvo y de las molestias que causan a clientes y trabajadores cuestiones como la ausencia de aseos. Algunos indicaron que, ya que no se van a hacer hasta la próxima fase, se debería haber dejado operativos los que había antes, en vez de tirarlos.

La entrega de estantes que no resisten el peso de la mercancía o el hecho de que se retiraran los carteles de los puestos y se tiraran sin darles la posibilidad de conservarlos son otras de las quejas de los comerciantes.

Sin embargo, otros confían en que el resultado final de la remodelación compense las molestias. Entre ellos figura Juan Carlos Cruz, presidente de la asociación de placeros, que admite los perjucios que causan los trabajos, pero espera que el desenlace sea positivo. "Quizás en vez de haber estado un mes en el mercado tendríamos que haber estado dos meses y así, con la Plaza cerrada, podrían haber ido más rápido, pero yo tampoco sé lo que tarda algo así", señala, al tiempo que apunta que se trata de una opinión personal.

La presencia de un tubo con cableado eléctrico impedirá acabar a tiempo el túnel subterráneo que une la Plaza con el aparcamiento de Santo Domingo. Según explicó el arquitecto responsable del proyecto, Óscar López Alba, se solicitó hace unos seis meses a la compañía responsable, Begasa, que desviase el tubo sin respuesta hasta el momento.

La firma que hace las obras de la Plaza solicitó una prórroga para poder entregar más adelante el pasadizo finalizado. López Alba señala que ese será el único aspecto de la segunda fase de las obras que quede sin hacer. El resto se acabará a principios de la semana que viene.

En la primera planta quedan solo acabados -trabajos de pintura, señalización, colocación de bancos...- mientras que la semisótano quedará "diáfana". Las obras de la tercera fase consistirán precisamente en la remodelación de esa planta, además de la colocación de luces en los pasillos más cercanos a las puertas de la primera, que no se han hecho ahora "por ajustes presupuestarios".

SEÑALIZACIÓN. Placeros, arquitecto y representantes del Concello celebrarán hoy una reunión para debatir sobre la señalización de los puestos. López Alba explicó que se planteará a los comerciantes que elijan entre dos posibilidades: la unificación de todas las señales o solo del soporte. En ese caso, podrían utilizar la tipografía y logotipos que deseasen sobre un soporte idéntico para todos.

La Plaza de Abastos reabre con nueva cara y desigual acogida de los...
Comentarios