Lunes. 25.06.2018 |
El tiempo
Lunes. 25.06.2018
El tiempo

FINALISTAS

La Muralla, un monumento con alma de pulpo

Marta Rodríguez, de Lugo, y Lucía Rodríguez, de Ourense, se alzan con los Premios Muralla de Debuxo e Redacción ►Los colegios galardonados, por trabajos en grupo, fueron los lucenses Salesianos-Divina Pastora y Franciscanos

Indudablemente, si hubiese que escoger una imagen para Lugo esta sería la de la muralla. Pero el pulpo de San Froilán está ganando ya enteros frente al monumento romano. En todo caso, pulpo y muralla no son contrincantes, sino que se convierten en fieles aliados en su tarea de ofrecer una visión identitaria de lo que es Lugo. Así lo vieron y así lo dejaron reflejado, en sus dibujos, muchos de los chavales que participaron en los XVI Premios Muralla de Lugo de Debuxo e Redacción Infantís, convocado por El Progreso y TeleLugo, en colaboración con la Xunta, el Concello, Vicepresidencia de la Deputación y la USC.

«Estes debuxos poderían valer perfectamente como carteis das próximas festas de San Froilán», proponía Aurelia Balseiro, la directora del Museo Provincial y una de los integrantes del jurado, conformado, además, por la alcaldesa, Lara Méndez; la presidenta del grupo El Progreso, Blanca García Montenegro; el vicerrector del campus de Lugo, Javier Lema, y la jefa de servicio del área de Coordenación Cultural de la Xunta en Lugo, Yolanda Gómez.

El jurado lo tuvo el martes especialmente difícil, dada la gran calidad y también el gran número de trabajos presentados -2.698 dibujos y 320 redacciones-, procedentes de 53 colegios -31, de Lugo; 13, de A Coruña; 7, de Ourense, y 2, de Pontevedra-.

Finalmente, dos niñas, Marta Rodríguez Cobo, de Lugo, y Lucía Rodríguez Varela, de Ourense, se alzaron con los premios de dibujo y redacción, respectivamente, dotados con 500 euros y un viaje a París para tres personas. Ambas se presentaron de forma individual. Resultaron galardonados, además, por su trabajo en grupo, los colegios Divina Pastora-Salesianos, en redacción, y Franciscanos, en dibujo, que se llevarán sendos equipos informáticos.

JURADO. Una hora fue el tiempo que dedicaron el martes los miembros del jurado en revisar, prácticamente uno por uno, los 2.698 dibujos presentados a concurso, elaborados todos ellos con multitud de técnicas, con diferentes perspectivas de lo que simboliza este monumento romano y, en este caso también, con distintos tipos de mensajes, todos ellos solidarios y a favor de la concordia, la convivencia y el entendimiento entre los pueblos del mundo, que aportaban los trabajos.

De esta forma, había dibujos que dejaron estampados mensajes en inglés como «I love Lugo’s wall»; en gallego, como «Como a muralla de Lugo non hai ningunha no mundo», «A igualdade entre persoas ten que ser como a nosa muralla: Patrimonio da Humanidade»; o en castellano, «No empujar, no ser crueles, escuchar, no agarrar de los pelos, escuchar a los profesores».

Una muralla que, en muchos casos, era un abrazo; en otros, un corazón, y también en otros más, un círculo, de donde salían palomas o la palabra paz. Una lección de solidaridad, de historia y, sobre todo, de compromiso con lo nuestro y con la sociedad.

La Muralla, un monumento con alma de pulpo