sábado. 06.06.2020 |
El tiempo
sábado. 06.06.2020
El tiempo

¿Qué opinan los artistas lucenses del himno de Marta Sánchez?

Lucía Pérez. AEP
Lucía Pérez. AEP

La cantante coruñesa decidió poner letra a la melodía nacional en un arrebato de patriotismo. Su acto ha generado diferentes puntos de vista y ha abierto la polémica

"VUELVO A CASA, a mi amada tierra, la que vio nacer mi corazón aquí. Hoy te canto para decirte cuánto orgullo hay en mí, por eso resistí. Crece mi amor cada vez que me voy, pero no olvides que sin ti no sé vivir. Rojo, amarillo, colores que brillan en mi corazón y no pido perdón". Con esta, y el resto de estrofas que completan la que es su personal interpretación del himno de España con letra, la cantante Marta Sánchez dejaba boquiabierto, hace unos días, al auditorio que llenaba el Teatro de la Zarzuela de Madrid, donde la coruñesa daba un concierto. Sorpresa y aceptación a priori, ya que se llevó muchos aplausos.

Esa era una cita para repasar, ante su público más fiel, 30 años de carrera, pero su iniciativa de interpretar el himno con una letra compuesta por ella misma —y además vestida de rojo y bajo focos de luces amarillas y rojas— se convirtió en el único tema que trascendió de la actuación, y lo ha hecho levantando polvareda. Por una parte, se reabre una polémica, la de la conveniencia o no de que el himno nacional sume una letra a la melodía, como sucede en otros muchos países, y por otra se ha puesto de nuevo el foco en la propia artista. En la mente de todos, su actuación ante las tropas del Ejército español durante la guerra del Golfo. Era el año 1990 y Marta se convirtió en todo un símbolo patrio. Hoy, en la era de internet y las de redes sociales, la reacción ha sido muy distinta y, aunque muchos han visto un gesto loable y valiente en su iniciativa —entre ellos los líderes nacionales del PP, Mariano Rajoy, y de Ciudadanos, Albert Rivera—, también ha sido blanco de un aluvión de críticas. Las más mordaces, las que hablan de oportunismo y perfecta campaña de márketing tras tres años de sequía creativa, en tanto que su último álbum, '21 días', salió al mercado en el 2015, autoeditado por la propia Marta Sánchez y alcanzando una muy una discreta repercusión.

Estrategia publicitaria, orgullo patrio o ambas, la polémica está servida y despierta las opiniones no solo del público y de la clase política, sino también de los propios artistas. Cantantes lucenses como Lucía Pérez, David Prado o Fran Muinelo, del grupo Batital, hacen también su personal interpretación que, en el caso de la intérprete de O Incio, pasa por el respeto al gesto de Marta Sánchez "pola valentía que demostrou e porque, ademais, é unha das cantantes españolas que eu máis admiro. É unha das mellores voces do país", aunque Lucía entiende que también hay una clara componente oportunista. "Ela estivo moi avespada porque sabía que se ía estar falando dela un tempo. Estas cousas un artista nunca as fai por casualidade, ao nivel profesional no que ela está todo vai medido ao milímetro".

Fran Muinelo creó con su grupo, Batital, un himno para la ciudad y otro para la muralla

En cuanto al tema de fondo, Lucía es de las que se posiciona con claridad a favor de dotar al hinmo de letra. "É unha melodía preciosa, pero chegaría moito máis á xente se fose acompañada dunha mensaxe e, de feito, vemos que case todos os himnos doutros países a teñen e á xente gústalle cantala". Ella sería la primera, si le hiciesen ese encargo, en componerla o en grabarla: "Faríao encantada, sempre que sentise o que estivese dicindo", matiza.

La intérprete lucense sabe de lo que habla. Asumió en su día el papel de representar a su país en el festival de Eurovisión y ahora asegura que "deberiamos abrirnos máis con tema de estar orgullosos dos nosos símbolos, como pasa coas bandeiras, que parece que están demonizadas. Nós mesmos nos poñemos límites e trabas que non existen, deberiamos aprender de países coma Estados Unidos. Á fin, o tema non ten porque ir máis aló de estar orgullosos do lugar no que nacemos, algo que non ten nada que ver coa política", reflexiona.

HIMNOS PARA LUGO. Ellos pueden hablar de himnos porque ya han compuesto dos para Lugo. Son el grupo Batital, que en su momento crearon, por iniciativa propia, una composición dedicada a su ciudad, al hilo de la campaña I'm from Lugo, y también otro himno dedicado a la muralla, para acompañar a un trabajo literario sobre el monumento romano y con la colaboración del Concello. El músico e integrante de Batital Fran Muinelo coincide con Lucía Pérez: al himno nacional le falta una letra. ¿Sus razones? Que "quenes se sintan identificados con el estaríano moito máis se tivesen unha letra que cantar. Por exemplo, para os deportistas sería moi bonito, porque cantando poderían expresar moito mellor ese sentimento de satisfacción que experimentan cando están no podio e soa o himno do país ao que representan".

Pero reconoce que la tarea sería espinosa: "Se mo propuxeran a min faría o encargo sen dubidar, pero entendo que se trata dun tema moi delicado porque hai que unir moitas sensibilidades diferentes. Pero debémonos enfrontar esa tarefa como músicos, non desde o punto de vista político, e aí aplaudo a iniciativa de Marta Sánchez porque, independentemente de que poida ser oportunista, ela fixo a súa aportación e todo o que sexa aportar ideas que poidan unir a unha sociedade é sempre positivo. Da música nunca se debe facer unha lectura negativa: é un himno, por tanto un tema musical e por tanto tamén susceptible de ter unha letra", dice.

Su crítica va por otros derroteros: "Paréceme de moita pobreza intelectual poñer fronteiras que non deberían existir; gústame ter unha bandeira e que todo o mundo a respecte e que a min non me poñan etiquetas por ter un sentimento nacional que é totalmente lícito. Se todo o mundo pensase así non se darían este tipo de conflitos cos símbolos nacionais, españois, galegos, de Lugo ou de onde sexa, sempre que sexan constitucionais".

Lucía Pérez y David Prado difieren. Ella aplaude un himno con letra y él no lo ve necesario

EL SUYO FUE PARA EL CB BREOGÁN. El joven cantante lucense David Prado ya sabe también lo que es el éxito y disfruta de una creciente carrera musical. Él opina sobre el debate resucitado por Marta Sánchez sabiendo lo que es poner letra a un himno, en su caso a uno que tiene muy interiorizado y que está intrínsecamente relacionado con los símbolos de su ciudad, Lugo. David compuso y estrenó el pasado año un himno con letra para el Club Baloncesto Breogán, equipo del que es acérrimo seguidor y que expresa el sentimiento de miles de aficionados lucenses por los colores albicelestes.

De aquel trabajo recuerda que "fue un honor poder escribir un himno como el del Breogán, algo fácil y difícil a la vez. Fácil porque este equipo de baloncesto lleva dentro de mí desde que nací, y difícil por la gran responsabilidad que conllevó hacerlo". Nada que ver con la valoración que le merece la polémica surgida en torno al himno nacional y Marta Sánchez, de la que, opina, "la artista ha aprovechado el momento que está viviendo la sociedad, y ahí ya entra lo político". En cuanto al debate de si letra sí o letra no, también deja asomar cierta crítica: "No tiene porqué tenerla. Siempre y cuando muestre el sentimiento que tiene que tener, al público que representa le erizará la piel. Creo que en España existe ese orgullo patrio, cada persona tenemos unos sentimientos y el himno le llega a unas personas y a otras no, independientemente de que vaya acompañado de una letra o no".

Cuestión aparte es como se tomaría él como cantautor el hipotético encargo de hacer lo que Marta Sánchez ejecutó por iniciativa propia. "Somos artistas, no políticos, y lo que menos falta nos hace es que nos pongan etiquetas por cuestiones como estas", sentencia.

¿Qué opinan los artistas lucenses del himno de Marta Sánchez?
Comentarios