Domingo. 21.04.2019 |
El tiempo
Domingo. 21.04.2019
El tiempo

La guerra del frío en Frigsa

Piscina de Frigsa. EP
Piscina de Frigsa. EP

Una avería desplomó este martes la temperatura del agua y disparó las quejas que se repiten desde hace meses por el ambiente del espacio

Una avería en una caldera provocó este martes un desplome de temperaturas en la piscina de Frigsa y generó una reacción airada de usuarios que llevan meses indignados por el progresivo enfriamiento del agua y de la temperatura ambiente de las instalaciones. El fallo de este martes hizo que el agua bajara hasta los 26 grados, cuando lo habitual en los últimos meses es que estuviera a 28.

"¡Nos quieren echar!". Lo decía indignada este martes una usuaria habitual de la piscina de Frigsa, convencida de que el Ayuntamiento se ha embarcado en una operación de acoso a los bañistas dirigida a lograr que las instalaciones queden a disposición exclusiva de los nadadores del club Porta Miñá.

El Concello, en tanto, recalcó que la situación se debió a una avería en un momento en el que se está empezando a trabajar con la nueva caldera de biomasa. La temperatura del agua se fue recuperando a lo largo del día, aseguró el gobierno local.

El problema, no obstante, reactivó una queja que se viene repitiendo los últimos meses y que tiene como base el frío que pasan los usuarios. "A estas alturas está mejor el auga de A Lanzada que la de Frigsa", según una usuaria de la piscina lucense.

Y es que desde comienzo de esta temporada, tanto la temperatura del agua como el ambiente de las instalaciones y de los vestuarios se ha bajado varios grados, hasta lograr el disconfort de la mayoría de los usuarios.

La temperatura se ha bajado hasta los niveles recomendados para los deportistas, según la explicación que dio en su día el Ayuntamiento, que defendió que el agua está a una temperatura adaptada a los estándares recomendados para ese tipo de instalaciones. La temperatura se bajó dos grados respecto a lo que era habitual.

Sin embargo, para muchos usuarios esa justificación es inasumible. Alegan que todos los que acuden a la piscina van para hacer ejercicio, pero la mayoría están lejos de estar en niveles de competición. Y pasan frío.

Los denunciantes aseguran que el acoso a los usuarios ya está dando sus frutos y que hay menos gente ya que acude a la piscina.

Y el frío del ambiente y del agua también está motivando quejas de los padres de los niños más pequeños que acuden a clases de natación en esas instalaciones, donde gran parte de la actividad gira en torno a clases de natación tanto para niños como para adultos.

En las quejas que se hacen llegar al Concello se pone en el punto de mira al club Porta Miña, una entidad que agrupa a unos 300 nadadores lucenses y que, como muchos equipos de otras disciplinas deportivas, tiene acceso a instalaciones municipales para sus entrenamientos.

El club, no obstante, rechazó este martes pronunciarse sobre las quejas que se están produciendo en los últimos meses en las instalaciones.

Más allá de las condiciones de la piscina, las quejas se han extendido, y así se ha registrado en las reclamaciones al Ayuntamiento, por el gimnasio instalado por el club en una zona de servicio de las instalaciones.

Desde 2011 hay máquinas del club en ese espacio de uso interno de la piscina, que no está abierto a los usuarios, por lo que no genera molestias a la mayoría. Pero el hecho de que se hayan instalado más máquinas últimamente, en un momento de descontento de los usuarios de la piscina, ha propiciado que las denuncias se disparen y que se llame la atención sobre hipotéticos riesgos para la seguridad por el hecho de que el pasillo del área de servicios de las instalaciones esté llena de máquinas.

La guerra del frío en Frigsa
Comentarios