Viernes. 19.04.2019 |
El tiempo
Viernes. 19.04.2019
El tiempo

La Esperanza mira al cielo

Parada militar ante el consistorio. VICTORIA RODRÍGUEZ
Parada militar ante el consistorio. VICTORIA RODRÍGUEZ

La Armada escoltó el lunes las imágenes de la Virgen y de la Oración en el Huerto de los Olivos en una jornada de tiempo inestable y con el acompañamiento de unos doscientos cofrades

LUGO. La cofradía de la Virgen de la Esperanza pasó gran parte del lunes mirando el cielo con preocupación, ante el temor de que justo a las ocho y media, hora prevista de la salida del paso, se pusiera a llover. La jornada gris y húmeda dio paso a claros a primera hora de la tarde, lo que disipó la posibilidad de que las imágenes no pudieran salir.

La Armada, hermano mayor honorario de la cofradía, escoltó a la Virgen y a la imagen que reproduce la escena de la Oración en el Huerto de los Olivos, como viene ocurriendo desde hace 66 años. De los entre 500 y 600 cofrades con los que cuenta La Esperanza, acudieron a acompañar el paso entre 200 y 250, tal y como manda la tradición.

En esta ocasión, la única novedad que presentaba el paso con respecto a pasadas ediciones fueron los varales infantiles, más redondeados que los que portaban hasta ahora y que son una reproducción a escala de los que llevan los cofrades adultos, pero de color blanco y no oro.

La Virgen fue recibida por pétalos lanzados desde los balcones y expresiones de admiración de los numerosos lucenses y turistas que se concentraron para ver el paso. Al final de la procesión llegó el momento más emocionante, con el canto de la Salve Marinera.

Como es habitual, en la mañana del lunes, el Ayuntamiento y la Armada de Ferrol renovaron una vez más el vínculo que les une.

La parada militar fue presidida por Méndez y el almirante jefe de la Armada, Antonio Duelo Menor. Seguidamente se procedió a la retirada de la bandera y al desfile de tropas. La banda de música de la Armada interpretó marchas militares y, en ese caso, sí que llovió.

La Esperanza mira al cielo
Comentarios