Domingo. 18.11.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.11.2018
El tiempo

La directiva del Fluvial dice que no tomará decisiones precipitadas

Aplaza cualquier postura sobre si sigue o no tras ser reprobado el nombramiento del presidente, pero no el presupuesto para 2015

La directiva del Club Fluvial, que fue cuestionada en la junta general de socios compromisarios celebrada la semana pasada, «no tomará decisiones precipitadas» sobre su continuidad o la convocatoria anticipada de elecciones, previstas para la primavera del año que viene. Así lo puso de manifiesto tras la habitual reunión semanal, que finalizó el miércoles bien entrada la noche.

La directiva de la que es la entidad privada con más socios de la provincia de Lugo -unos 8.000, familiares beneficiarios aparte- aplaza esa decisión, según explicó un portavoz, debido a que tiene cuestiones técnicas pendientes de resolver, tras el repentino fallecimiento del que era su presidente, Eduardo Núñez Torrón, hace poco más de un mes.

Insiste además en que se pueden hacer varias interpretaciones de las normas por las que se rige la entidad sobre si podrían cumplir su mandato sin necesidad de que se nombre a un nuevo presidente o no.

Parece que el ambiente se ha relajado después de la tensa y concurrida junta general que se celebró la semana pasada, en la que la mayoría de los compromisarios desestimó el nombramiento del vicepresidente José Vázquez Tato como presidente y de Manuel Yanes como su segundo, propuesta que fuera realizada por la propia directiva. Sin embargo, sí salieron adelante las cuentas de 2014 y el presupuesto para este año, que asciende a unos dos millones de euros.

Un grupo de compromisarios exigió que dimitiesen, tras no ser refrendados, y que se convoquen elecciones anticipadas en esta entidad, que desde hace 15 años está regida por la misma directiva.

Estatutos

Los disidentes exigieron también que se actualicen los estatutos por los que se rige el Club Fluvial para que se ajusten a la ley de asociaciones que impera desde 2002. La directiva se mostró partidaria de cumplir con esa demanda.

Esa solicitud radicaba en que, según aseguraban estos socios, los estatutos databan de hace más de medio siglo, del año 1964, si bien la directiva aclaró que son más recientes, fueron aprobados en 1992.

Queda ahora también pendiente de resolución el recurso presentado por dos socios que fueron expulsados a raíz de que el juzgado archivase la denuncia que presentaron contra directivos del Club Fluvial por supuestas irregularidades.

La directiva del Fluvial dice que no tomará decisiones precipitadas
Comentarios